Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El final del verano…llegó (y tú, partirás)


Cuántas veces esta canción ha servido de epílogo… Punto y final al verano. Así de rotundo.

“Y tú, partirás”. Hasta ahí la hemos entonado o al menos recordado a lo largo de nuestros años. Sanseacabó. Ahora toca volver a lo de siempre (como si el verano no fuera lo de siempre) y reanudar lo que habíamos dejado pendiente en ese paréntesis estival que nos desmadeja a todos. La “rentrée” nos tiene bastante despistados y al oír la consabida frasecita: ¿qué tal las vacaciones? uno ya no sabe si contestar o hacer un leve gesto con la ceja, ante la mascarilla persistente. Si respondes con detalles, mal, y si no lo haces peor: todo es equivocarse y no acertar.

Conviene ir pertrechado de unas cuantas expresiones manidas, que lo mismo valen para un roto que para un descosido: son algunas de las relaciones sociales, rutinas de bienvenida y poco más.

A templar el ánimo, con propios y extraños, saludo va y saludo viene: encuentros y encontronazos, como siempre: el día de la marmota; y eso está bien, la sensación de poco o leve cambio.

La canción seguía con algo así como “recordarás” y “nunca yo olvidaré”… Pasteles opacos y esculturales, kilos azucarados que ya escamotearemos con ropa aflojada, conversaciones que se remontan al cubano Cavalcanti o a Dante y el Santo Grial (vaya cancarro de cáliz), agrupamiento de terrenos heredados, abuelos y vidas, mujeres escritoras, extranjeros chumaus, que acaban con caravana incluida en la playa siguiendo un gps algo perjudicado, rejas y pórticos, vacas y quesos, plantaciones y regadío, sabores y nuevas recetas de chef autóctono.

Las nubes escupen y resbala esa lluvia que no es lluvia, es orbayu dicen, según la ubicación: ni chubasquero hace falta para este fenómeno atmosférico, para otros que caen, en cambio, ni el paraguas protege; impermeabilizamos emociones y este final del verano está necesitado de compromiso y generosidad a raudales, implicación a manos llenas, entrega a los otros, sin sumisión “paulina” con humanidad humana.

Quedan flecos, algunos días que vamos a rascar de la manera en que se pueda. Es la transición a nuevas jornadas, nuevos meses: hojas y más hojas, viento y lluvia: vuelta al quehacer y no al “¿qué hacer?” veraniego -fácil paronomasia, sí, se nota el cortocircuito neuronal-. La mente se relaja y va entrando en harina, poco a poco. Planes otoñales y visitas, acomodo y adaptación. Lo normal, a esperar sin desesperar, o a verlas venir, a sentir y experimentar el discurrir del tiempo.

Pasar las páginas de aquellos antiguos almanaques y ver cómo vuelan, nos permite cantar de nuevo esa melodía tan dual y tan dinámica, tan de series televisivas y personales.

Creo que para esa canción el famoso dúo se inspiró en Jorge Manrique y que los dos hermanos tunearon las coplas que el poeta escribió allá por el siglo XV; al fin y al cabo, nos “recuerdan” el presente que pasa y el futuro por venir. Unos tiempos pretéritos, unos momentos en la memoria de ese verano cuyo final…llegó.

Hay quien se va en septiembre a las Islas Baleares, por ejemplo, oportunidad de lujo y turismo a destiempo. Son las postrimerías de esas vacaciones que terminan. Se acabó.

Pero…volverán: como aquellas golondrinas (oscuras).

Doctora en Ciencias de la Educación, Licenciada en Filología Hispánica y Diplomada en Filología francesa. Actualmente Profesora de Lengua Española en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) donde ha desarrollado distintas responsabilidades de gestión.

Ha impartido cursos de doctorado y Máster en Didáctica de Segundas Lenguas en la Escuela Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de España y en universidades extranjeras, entre otras: Wharton College, en la School of Law de Seattle University, Université de Strasbourg, y desde 2002, es profesora invitada en la Copenhagen Bussiness School de Dinamarca, en el Tecnológico de Monterrey (México), en la UNAM de DF (México) y en la Universidad de Ginebra (Suiza). Forma parte del claustro de la Universidad de Maroua en Camerún.

Destacan entre sus publicaciones, Con eñe, Lengua y Cultura españolas; Cuadernos didácticos para el guión de cine (C.D.G.); En el aula de Lengua y Cultura; Idea y redacción: Taller de escritura, y ediciones críticas de diferentes obras literarias enfocadas a la enseñanza: La tesis de Nancy, El conde Lucanor, Romancero, Fuenteovejuna…

Asiste como ponente invitada a congresos internacionales, entre los que destaca el último celebrado en La Habana sobre Lingüística y Literatura. Ha participado en la Comisión para la Modernización del lenguaje jurídico del Ministerio de Justicia y en diferentes Jornadas de Innovación docente. Dicta conferencias y publica artículos sobre la interconexión lingüística en traducción.

Su investigación se centra en la metodología de la enseñanza del español (lenguaje para fines específicos) y análisis del discurso.

Actualmente coordina el proyecto de investigación Violencia y Magia en el cuento infantil y forma parte del programa Aglaya sobre la investigación en mitocrítica cultural.

Más en esta categoría: « Fuego Opinar en tiempos odiosos »
Periodismo riguroso y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider