Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

COVID, vacunas y pobreza


La Covid ha incrementado la pobreza y, además, la distribución de las vacunas ha constatado la desigualdad internacional. La dignidad humana debe ser la máxima prioridad.

La pandemia ha disparado la pobreza en España a niveles de la crisis de 2008 y la situación para muchas familias es muy preocupante. De hecho, la población con dificultades para pagar la vivienda o los recibos ha crecido hasta un 50% (INE).

Sobre todo, esta precarización social se da en hogares que vivían ya en riesgo de pobreza y que ahora se han pauperizado o han caído en la exclusión social. De todas formas, la situación todavía hubiera sido peor sin las medidas sociales aprobadas por el actual gobierno.

Pero, obviamente, como constatamos, son insuficientes: las ayudas sociales deben llegar a todos los que las necesitan.

Por otro lado, la mala distribución de la vacuna internacionalmente está retrasando la inmunidad global, agravando las desigualdades, lo que supone un verdadero fracaso a nivel mundial.

Esta crisis sanitaria está poniendo de manifiesto las enormes diferencias entre países ricos y pobres por los problemas de distribución y aplicación de las vacunas: el 75% de ellas solo se ha administrado en doce países.

Estos dos factores descritos nos relatan el efecto social y económico que ha producido esta horrible pandemia que además de provocar un drama humano y sanitario irreparable ha incrementado la desigualdad en el mundo, lo que, igualmente, percibimos en nuestro propio país.

Por eso, debemos insistir en exigir todas las medidas necesarias para colorar la dignidad humana y la lucha contra la pobreza y la desigualdad en el centro de las prioridades políticas, sociales y económicas.

Secretario general de la UGT.