HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

¿Ficción o engaño?


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

El sainete para formar gobierno en Cataluña ha culminado el primer acto. No tenía ninguna duda respecto al pacto. Lo necesitaban los tres partidos independentistas, por igual. Mejor dicho, quien parecía poner más pegas era el más necesitado. Suele pasar. Me refiero a Junts x Cat, que está en vías de formación y consolidación, con menos de 4.000 militantes y con el deber de mantener todo el montaje alrededor del presidente fugado, Carles Puigdemont, en Waterloo.

Para ERC era la gran oportunidad de tener la presidencia e intentar consolidar su fuerza en Cataluña, Y para las CUP, supone poder mantener unas estructuras de partido tradicional, que no tenía, pero su aburguesamiento las ha impuesto. En resumen, los tres necesitaban el pacto, y el pacto se ha hecho realidad.

Ahora bien. ¿Estamos ante un pacto o un apaño? Un apaño, sin ninguna duda. Para quien no tenga miedo a textos aburridos y llenos de reiteraciones y brindis al sol, le recomiendo la lectura de las 46 páginas en que “resumen” lo acordado.

Pues bien, leído el texto, he escuchado muchas opiniones y leído muchos artículos en los cuales hablan de un “texto de ficción”. Lo siento, prefiero decir las cosas por su nombre y hablar claramente de “texto de engaño”. Otra vez. Supongo se imaginan que los más convencidos, los más fanáticos les creerán, y a los otros siempre se les puede volver a engañar con excusas varias.

¿Por qué hablo de engaño y no de ficción? Porque sin poner fechas para no tener que romper el acuerdo en los primeros meses, hablan de “acciones de desobediencia”, de “embates contra el Estado”, y por supuesto de unilateralidad, internacionalización del conflicto y de otro referéndum (sería el tercero) antes de 2025.

Hay muchas más referencias a la confrontación, a la resistencia y a otras grandes frases, propias del “ardor guerrero” con que explican el futuro que nos espera si la suerte no cambia de lado.

Ficción sería si propusieran acciones de resultado imprevisible. O cuestiones no probadas en el pasado y que ahora pensarían serían posibles. Pero no. Hay engaño directo porque nadie, en su sano juicio, puede pensar en desobediencias del Govern, respecto leyes vigentes o decisiones estatales. Tampoco nadie puede imaginar nuevos pulsos de la Mesa del Parlament, o del propio conjunto del Parlament contra el estado de derecho, o vulnerando preceptos constitucionales o estatutarios.

Es impensable la repetición de la sesión de los días 6 y 7 de septiembre de 2017, en la cual 72 diputados se arrogaron la representación de 90, para modificar el orden del día y proceder a votar leyes contrarias a la Constitución y el Estatuto. Si esto volviera a recurrir no tengo ninguna duda en que el presidente del Gobierno pediría el amparo de las Cortes, para aplicar el artículo 155 de la Constitución. Ya no a tiempo pasado, sino de forma inmediata.

Lo mismo ocurriría con otros acuerdos y decisiones que pusieran en peligro el estado de derecho, por lo cual no podemos hablar de ficción sino de engaño directo. Todos los actores de los partidos de gobierno, como los de oposición tienen claro que el pasado no puede volver.

Lo pueden intentar, pero no volverá porque quienes somos fieles al estado de derecho no lo permitiremos y porque las instituciones que han de velar por nuestros derechos, los de todos, estarán a la altura de sus obligaciones.

Así pues, para salir del paso, y mostrar apariencia, los tres partidos han acordado un texto totalmente inaplicable. Lo veremos dentro de un año cuando alguno de los socios considere que debe dar el do de pecho. En aquel momento empezarán los problemas internos que solo pueden acabar en nuevas elecciones, en las que confiemos vuelva el “seny”.

Presidente del Consejo de la Federación XI del PSC-PSOE. Ex alcalde de Borredà ( Barcelona) y ex diputado del Parlament de Cataluña.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider