Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

La primavera ha llegado y vaya si nos hemos enterado


Viñeta de Fito Vázquez. Viñeta de Fito Vázquez.

Se me ocurre eso de que la primavera la sangre altera: poco original, lo sé, pero nos cuadra a la perfección. Y seguro que además de subvertir el riego sanguíneo a más de uno y de una, ya les ha provocado también acné juvenil.

Nos ha pillado “esta primavera” con el pie cambiado, dicen unos y otros, los más listillos, que era de cajón de madera de pino.

Tiempo cálido y temperaturas benignas, sol radiante y sin nubes, a pasear y a disfrutar de la calle teniendo en cuenta distancia social, mascarilla, perimetraje y toque de queda.

No parece mala idea que nos adelantemos al “equinoccio real” según lo predicen meteorólogos, astrólogos, físicos y demás especialistas del ramo para este sábado, y que vayamos recogiendo unos cuantos kilos de pétalos de flores blancas y rosadas para colocarlas en platos repartidos por las habitaciones de nuestra casa, que abramos las ventanas para hacer corriente y que se vaya el invierno o los malos efluvios que destilaba, que formemos el corro de la patata con las amigas más íntimas para atraer buenos augurios…en fin, uno y muchos más de los tantos rituales que reciben a la primavera a lo largo y ancho del globo terráqueo.

Sería aconsejable poner el volumen de la televisión en modo silencio para hacer oídos sordos de la que (nos) empieza a caer, o está cayendo; vaya baile de posturas, posiciones, pasos à deux, à trois y si me apuran, à quatre.

“Que si te mueves tú que si te cedo yo, que si el 5 por ciento y la proporcionalidad; ahora “sí tajunto” que antes ni falta que me hacías”; cuidado que me pisas, no vayas tan rápido que pierdo el ritmo, espera que te llamo y decidimos…”¡¡cuánta inquietud y cuánto desasosiego!!

El panorama político está más que agitado como si fuera un gintónic de los pijos llenos de menestra y vegetales que adornan y no saben a nada, que se tropiezan en el paladar y cuesta tragar.

Así nos han sorprendido los días casi primaverales, porque anuncian nuevo descenso de temperaturas: vivimos en un carrusel térmico: pico y valle del calor al frío sin transición.

¡Qué buenos “hombres y mujeres del tiempo” son los representantes de la cosa pública!; les gusta poco la estabilidad y la brisa, el ambiente cálido y el cielo despejado.

Vamos a darle vidilla a este panorama que lo tenemos ya muy visto y no hay mejor manera que hacerlo a hurtadillas, solapadamente, “aquí te pillo y aquí te mato”.

La cara se nos queda del revés y empezamos a realizar operaciones matemáticas; sumas y restas, raíz cuadrada y ecuaciones de segundo grado, auténticas variaciones y permutaciones de elementos…o de “tipejos” combinados según vengan los vientos; el siroco es lo que les ha dado, porque tienen una pedrada de tamaño ciclópeo según vamos analizando sus acciones y sus reacciones.

Ya nos hemos enganchado o no; poco tiempo nos queda para encontrar posibilidades y formas de eludir este batiburrillo sociopolítico que nos inunda ahora…¿hasta cuándo?

Estamos a verlas venir, porque seguro que el clima se enrarece con las comparecencias públicas, las declaraciones de un extremo y otro, las opiniones encendidas del resto; tendría gracia responder como las amebas y dejar que corra el aire.

La primavera ha venido y nadie sabe cómo ha sido; ripio de toda la vida que alude una vez más al susto ¡zas! Nos ha sorprendido de nuevo.

A mí me parece que en esta ocasión el salto ha sido mortal, triple tirabuzón, caída libre y sin paracaídas.

Entre vaivenes, dimes y diretes el trajín de marzo avanza y nos hace estar atentos “por si las moscas”.

Invocaciones, rezos, romerías (virtuales)…¿a quién nos encomendamos?

Ojalá en esta primavera tan cercana abunde la calma, la sensatez y el sentido común.

Ya nos hemos enterado, ya.

Doctora en Ciencias de la Educación, Licenciada en Filología Hispánica y Diplomada en Filología francesa. Actualmente Profesora de Lengua Española en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) donde ha desarrollado distintas responsabilidades de gestión.

Ha impartido cursos de doctorado y Máster en Didáctica de Segundas Lenguas en la Escuela Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de España y en universidades extranjeras, entre otras: Wharton College, en la School of Law de Seattle University, Université de Strasbourg, y desde 2002, es profesora invitada en la Copenhagen Bussiness School de Dinamarca, en el Tecnológico de Monterrey (México), en la UNAM de DF (México) y en la Universidad de Ginebra (Suiza). Forma parte del claustro de la Universidad de Maroua en Camerún.

Destacan entre sus publicaciones, Con eñe, Lengua y Cultura españolas; Cuadernos didácticos para el guión de cine (C.D.G.); En el aula de Lengua y Cultura; Idea y redacción: Taller de escritura, y ediciones críticas de diferentes obras literarias enfocadas a la enseñanza: La tesis de Nancy, El conde Lucanor, Romancero, Fuenteovejuna…

Asiste como ponente invitada a congresos internacionales, entre los que destaca el último celebrado en La Habana sobre Lingüística y Literatura. Ha participado en la Comisión para la Modernización del lenguaje jurídico del Ministerio de Justicia y en diferentes Jornadas de Innovación docente. Dicta conferencias y publica artículos sobre la interconexión lingüística en traducción.

Su investigación se centra en la metodología de la enseñanza del español (lenguaje para fines específicos) y análisis del discurso.

Actualmente coordina el proyecto de investigación Violencia y Magia en el cuento infantil y forma parte del programa Aglaya sobre la investigación en mitocrítica cultural.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider