Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

“Si quieres, ¡puedes!”…¡¡marchando una de auto¿ayuda?!!


En muchas películas del lejano oeste, aparecía la escena del viajante que en su diligencia traía el remedio “milagroso” para acabar con la calvicie de todo aquel curioso que se acercase y escuchara maravillado la voz chillona prometiendo las propiedades del elixir, que ingerido, permitiría lucir melenas leoninas. Charlatán logorreico con la misma cantaleta en una y otra parada. Una vez había cobrado, agarraba la bolsaca y salía “por patas”, las de los caballos, a los que espoleaba, y se perdía en el far west: pies para qué os quiero.

Tiene su “miga” esto del “coaching”: mejor el anglicismo que la traducción al español, para no perder ese supuesto valor y dudoso prestigio que pretenden acompañar los “coach”: nada de entrenador, ¿eh? como aconseja la RAE, no vaya a ser que lo confundamos con el término tan vulgar y corriente de cualquier deporte; se trata de crecimiento personal, de desarrollo espiritual, de refuerzo individual y demás fruslerías y bagatelas.

Vaya tenderete que tienen algunos montado; ni el chiringuito playero era (antes de la pandemia) tan rentable. Se vende todo y de “tó”. O mejor dicho, “ná”: solo humo. Un “bluff”. Hasta las pompas de jabón son más consistentes que lo proclamado por esta panda de mercachifles.

Y me da igual que tengan apellidos más o menos extranjerizados, por eso de que lo foráneo luce mucho e impresiona más, o que nos reciten su reconstruido y “es-forzado” curriculum para la ocasión, y recalquen el “cursillito” que “hicieron” en esa universidad de campanillas, o que hayan sufrido una experiencia personal traumática y el universo una noche de desvelo ¿resacoso? les haya hablado y les haya dicho: “¡Lázaro, levántate y anda!” Claro que les han hablado los planetas: el de la engañifa, el del abuso, el de la “pasta” fácil, el de la trampa.

No se puede comerciar con las emociones, ni con los sentimientos humanos y mucho menos aprovecharse del despiste, la desorientación, la soledad, la ignorancia, el dolor ajeno: eso, nunca. Por dignidad propia y ajena. Por vergüenza torera. Por respeto. Y no hablo de ética: esa palabra quizá la olvidaron.

“El alma te llama, paladea la galleta, mírate a ti mismo, saborea la pasa, decide y domina tu vida, siente la tortilla desestructurada, respira y piensa, ahora estás aquí, siente la luz…” Suena a música celestial, pero se les ha olvidado afinar los instrumentos y forman un coro de gallos desgañitados ante una masa (estoy segura que algunos son compinches de la trapacería) fiel, enfebrecida, aburrida, creyente y ociosa que escucha con embeleso (¿y candidez?) la sarta de sandeces que gritan una y otra vez. ¡¡Qué pereza!!

“Si puedes, quieres”: pues no. Así de rotunda. No y punto. Sin paliativos. ¡Qué alejados viven de la realidad! Se han inventado una paralela.

Rectifico: cuánto saben de la realidad para transformarla en fantasía; palabras de aquí y de allá, refranes clásicos y modernos, sentencias antiguas y lapidarias, se agita la coctelera y ya tenemos la fórmula mágica, el bálsamo de Fierabras (fier-à-bras: traje pintiparado) que conduce al triunfo, al éxito; avispados y listos, un rato.

Fundamental: gritar a voz herida y repetir. “¡Vamos por la vida como pollo sin cabeza!”, vaya frasecita lograda y enjundiosa en la que se empecinan estos chamanes. Actores de medio pelo, presuntos médicos, deportistas pijos, empresarios acomodados: convertidos en oradores, conferenciantes, mesías redentores y literatos. ¡Cuánto daño hacen a conciencia y a mala fe!

Pero el negocio es el negocio. Toda una parafernalia de “merchandaisin” (collares y abalorios, esencias y aromas, libros y más libros –páginas fatuas y vacuas-).

Muy capaces de generar culpa. Mucha culpa.

“Abre tu mente, atrae buena onda, atrapa la energía positiva, respira el silencio”, pamplinas y zarandajas en plena arenga; ·”aura estelar, fraternidad cósmica y perfume de gladiolos”, ¡qué hartura!

Me malicio que esos gurús se contienen unas ganas irreprimibles de disimular la risa, la burla y la carcajada al contemplar a su auditorio encandilado y convencido.

¡Qué escándalo! Un espectáculo deleznable y tóxico. Perverso.

Marchando una de auto¿ayuda?

Doctora en Ciencias de la Educación, Licenciada en Filología Hispánica y Diplomada en Filología francesa. Actualmente Profesora de Lengua Española en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) donde ha desarrollado distintas responsabilidades de gestión.

Ha impartido cursos de doctorado y Máster en Didáctica de Segundas Lenguas en la Escuela Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de España y en universidades extranjeras, entre otras: Wharton College, en la School of Law de Seattle University, Université de Strasbourg, y desde 2002, es profesora invitada en la Copenhagen Bussiness School de Dinamarca, en el Tecnológico de Monterrey (México), en la UNAM de DF (México) y en la Universidad de Ginebra (Suiza). Forma parte del claustro de la Universidad de Maroua en Camerún.

Destacan entre sus publicaciones, Con eñe, Lengua y Cultura españolas; Cuadernos didácticos para el guión de cine (C.D.G.); En el aula de Lengua y Cultura; Idea y redacción: Taller de escritura, y ediciones críticas de diferentes obras literarias enfocadas a la enseñanza: La tesis de Nancy, El conde Lucanor, Romancero, Fuenteovejuna…

Asiste como ponente invitada a congresos internacionales, entre los que destaca el último celebrado en La Habana sobre Lingüística y Literatura. Ha participado en la Comisión para la Modernización del lenguaje jurídico del Ministerio de Justicia y en diferentes Jornadas de Innovación docente. Dicta conferencias y publica artículos sobre la interconexión lingüística en traducción.

Su investigación se centra en la metodología de la enseñanza del español (lenguaje para fines específicos) y análisis del discurso.

Actualmente coordina el proyecto de investigación Violencia y Magia en el cuento infantil y forma parte del programa Aglaya sobre la investigación en mitocrítica cultural.

Más en esta categoría: « Ilusiones y Hechos Sin imaginación »
Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider