Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Final de trayecto


Todo tiene un principio y un final, y los días del “procés”, parecen tocar fin. Lo sabremos el próximo domingo, día 14, una vez abiertas las urnas.

De momento, y a la espera de la encuesta definitiva, la opción Illa va subiendo y aparece como ganadora. Nada está decidido, pero a la vista de las críticas de los otros partidos, e incluso de las suposiciones de que aceptará votos extraños, algunos dan por muy probable este resultado.

Veremos. Lo que sí aparece como seguro es el final de trayecto de diez años de constantes alteraciones de la legalidad. Los que los hemos vivido desde cargos institucionales, podemos asegurar que han sido una pesadilla, para los defensores de la democracia i la legalidad.

Sin legalidad no hay democracia, y los ataques a la legalidad han sido continuos, llevados a extremos realmente obsesivos. Hemos perdido tiempo y fuerzas en múltiples plenos extraordinarios de todos los ayuntamientos para presentar, debatir y votar mociones que contenían un sinnúmero de contradicciones y de claros ataques a la legalidad vigente.

Se creó la AMI (asociación de municipios para la independencia) que no ha servido para nada más que organizar viajes y “perfomances” a favor de la independencia, sin ningún resultado concluyente como se puede comprobar.

Otras asociaciones y plataformas llamaban a movilizaciones constantes, con traslados de alcaldes con las varas correspondientes, a Barcelona o a otras ciudades para demostrar su adhesión al movimiento.

Incluso muchos alcaldes hicieron la pantomima de firmar decretos de adhesión en papeles que luego ni registraban ni les daban trámite oficial, con lo cual nada ha quedado como documento público, a pesar de las fotos y los grandes discursos pronunciados.

Otros se fueron a visitar a los políticos fugitivos, para compartir planteamientos, si bien esto ya forma parte del pasado.

Y propio del pasado son todas las actuaciones descritas, de forma que los ayuntamientos han vuelto a la normalidad sin ningún deseo de contrición ni aceptación de errores, pero sí girando página, sin deseos de repetirlas.

¿Significa esto la defunción de las aspiraciones independentistas? En absoluto. Pero, la realidad se ha impuesto y ha dejado claro que contra el estado de derecho no hay salidas posibles. Para muchos la reacción del Estado en su conjunto ha supuesto una novedad porque lo veían muy lejano, muy debilitado e incapaz de hacer frente a las movilizaciones que creían imposibles de parar.

El día 15, empezará una etapa radicalmente diferente, sea cual sea el resultado, pero evidentemente si gana Illa, se abrirá una larga etapa para el reencuentro con movimientos que han reflexionado sobre el “procès” y que han visto la imposibilidad de romper con la legalidad, imponiendo a una mayoría de catalanes, lo que pretendía una minoría, por muy amplia que fuese. También han comprobado la geoestrategia mundial, y la posición de la Comisión de Venecia, y del conjunto de la UE, respecto propuestas unilaterales o ataques a la Constitución.

Estamos en otra dimensión, aunque una parte del independentismo no lo quiera aceptar. De los resultados del día 14, dependerá el futuro de partidos muy poco cohesionados como Junts x Cat, y de la misma ERC que se mueve siempre entre dos o tres almas.

Ante unos resultados concretos no hay más salida que aceptarlos y obrar en consecuencia. Lo que ha quedado palpable, es el acierto del PSC de apostar por el hombre tranquilo y preparado, Salvador Illa. Es la gran esperanza de los que queremos girar página y andar por otros caminos.

Presidente del Consejo de la Federación XI del PSC-PSOE. Ex alcalde de Borredà ( Barcelona) y ex diputado del Parlament de Cataluña.