Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Ignorancia y desprecio al Exilio Español


El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante su entrevista en "Salvados", La Sexta TV. El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante su entrevista en "Salvados", La Sexta TV.

No puedo aceptar como “torpeza”, y aún menos como “ignorancia”, la comparación del exilio español, posterior a la guerra civil, con los fugitivos de la justicia, instalados en Bélgica y Suiza. Es más, considero que ante tamaña comparación Pablo Iglesias Turrión debería dimitir de todos sus cargos y funciones. Estamos ante un posicionamiento, del todo inaceptable. Indignante y sobre todo insultante para los centenares de miles de auténticos exiliados.

¿Cómo es posible que un dirigente de un partido, supuestamente de izquierdas pueda defender tamaña comparación? ¿Es que no ha conocido ni hablado, ni siquiera leído, los fundamentos del exilio? ¿A quién se le ocurre comparar a los expulsados, perseguidos y amenazados luchadores por la democracia i las libertades, durante la dictadura franquista, con un grupo de personas que en plena democracia, vulneraron las leyes fundamentales?

No fue el único, también Jaume Asens, portavoz parlamentario le siguió en su razonamiento, intentando con ello congraciarse con los partidos independentistas, pensando, quizás sea la mejor estrategia para después poder pactar, si los números salen. Increíble posición, increíble traición a todo el exilio español.

Por cuestión de edad, y por haber estado 7 años, en Suiza, entre los años 1972 – 79 , tuve ocasión de conocer y hablar con múltiples exiliados en Suiza, sí, pero también en Alemania, Francia, Inglaterra y allende los mares, en Latinoamérica, en reuniones y conferencias que trataban sobre la guerra y la posguerra.

Era común a todos ellos, las grandes calamidades sufridas, durante años, en todos los niveles. Penurias económicas, laborales, de vivienda, de documentos, de miedo y persecución, hasta bastantes años después de la contienda civil. Solo con los años pudieron rehacer parcialmente sus vidas, renunciando la mayoría, a la posibilidad de volver a su país.

Nada que ver, con el grupo de fugitivos que abandonaron a sus compañeros, para irse al extranjero y así intentar burlar a la justicia. Fugitivos con grandes ingresos, con viviendas de lujo, defendidos por abogados de grandes bufetes, que intentan justificar sus actuaciones bajo la excusa de representar al pueblo catalán.

Soy catalán de nacimiento, y no quiero que nadie como ellos me representen, ni a mí ni a varios millones que luchamos por las libertades y la democracia. Tenemos un Estado democrático, situado en el puesto número 18, del Índice de Calidad Democrática, a nivel mundial.

Los fugitivos, junto con los condenados, vulneraron gravemente las leyes democráticas, los días 6 y 7 de septiembre de 2017. Por ello y por decisiones posteriores fueron perseguidos y encarcelados, y finalmente juzgados y condenados.

Los que permanecieron aquí, cumplen penas de prisión. En su día, el Gobierno decidirá si concede indulto o no, pero a los que se fugaron les espera la petición de extradición y su vuelta a España para rendir cuentas ante la Justicia. Estas son las razones por las cuales están en el extranjero, que nada tienen que ver con el exilio. En absoluto.

Así, pues, Pablo Iglesias debe pedir disculpas, y prometer que nunca más hará comparaciones entre situaciones tan diferentes como éstas. Y, ahora que las ha hecho, por lo menos rendir homenaje a los auténticos exiliados, para que todos conozcan su realidad.

Presidente del Consejo de la Federación XI del PSC-PSOE. Ex alcalde de Borredà ( Barcelona) y ex diputado del Parlament de Cataluña.