HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Llega el séptimo contingente


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

La crisis de Siria propició un acuerdo global de la UE para acoger 120.000 refugiados, a repartir entre sus miembros, en función de unos parámetros ligados a extensión, PIB, número de asilados en los últimos años, etc. El resultado fue que a España le correspondió la cifra de 14.931.

Acto seguido se desplegó una fórmula para facilitar la acogida, por medio de ONG’s, ayuntamientos, fundaciones, y organismos varios que pudiesen demostrar su capacidad para acoger e integrar en la sociedad al conjunto de los acogidos.

Cruz Roja dio el paso en diversos territorios del Estado. Uno de ellos fue en la provincia de Barcelona, concretamente en la pequeña ciudad de Berga, de forma conjunta con su ayuntamiento. Es en este lugar donde ejerzo de profesor voluntario de castellano desde hace 6 años.

Aproximadamente cada 7 u 8 meses, llega un nuevo contingente, de unas 50 personas, procedentes de los más variados países. Este es el período previsto para acogerlos, documentar sus procedencias, hacer los trámites de acogida, revisiones médicas, preparación para su integración, etc. Un proceso muy intenso que requiere personal especializado en cada uno de los pasos a dar.

Y por supuesto, uno de les principales es ofrecerles la correspondiente formación en el principal elemento de integración: el idioma. En pocos días, tendremos el séptimo contingente al completo. Se alojan en el Albergue de Juventud del municipio, donde ocupan la mitad de sus plazas, y donde se han habilitado despachos, salas de reuniones, y por supuesto aulas de formación.

Es habitual acoger refugiados de una docena de nacionalidades. Rusia, Georgia, Ucrania, Azerbaiyán, Afganistán, Mali, Costa de Marfil, Congo, Somalia, Guinea Conakry…..y también de algunos países de Latinoamérica.

Cada profesional tiene sus retos para conseguir en siete u ocho meses la acogida e integración, mediante la obtención de los documentos necesarios, primero, y trabajo y vivienda, a continuación. En mi caso, el objetivo es enseñar los fundamentos básicos del idioma para poder defenderse en la vida diaria y el trabajo. Y al mismo tiempo dar suficiente información como para comprender y adaptarse a un país, muy distinto al suyo.

Los resultados son, en general muy positivos. El afán por aprender, y el deseo de implantarse en nuestro país, después de años de penalidades, facilitan el trabajo.

El problema es encontrar trabajo y vivienda. Uno muy ligado al otro, formando un círculo, difícil de resolver. Muchos propietarios piden contrato de trabajo para alquilar un piso, y si no lo tienen no firman, y sin vivienda no se puede conseguir un trabajo, de forma que hay que perseguir los dos objetivos al mismo tiempo. Fácil de decir, complicado de resolver.

Para la mayoría la ciudad de Berga, es el primer destino, a partir del cual, tienen que empezar a buscar en otras ciudades mucho mayores, con más posibilidades de trabajo, pero más complicadas en tema de vivienda. El tránsito es lento y dificultoso, pero poco a poco un contingente deja paso al siguiente.

Y así hemos llegado al séptimo. En pocos días estará al completo, y vuelta a empezar. Personas individuales, familias enteras con niños de diferentes edades que hay que escolarizar, parejas sin hijos,…pero todos ellos con un pasado complicado a las espaldas. Corresponde a los profesionales y voluntarios, acogerlos y acompañarlos en su recorrido hasta su salida para destinos diversos, dentro de nuestro país.

Hasta ahora, el resultado ha sido satisfactorio, a pesar de los grandes problemas de vivienda, y trabajo. Problemas agravados en estos tiempos de pandemia, que obligan a incrementar dedicación y contactos. A pesar de todas estas adversidades, los objetivos se van alcanzando. Los esfuerzos han valido la pena.

Presidente del Consejo de la Federación XI del PSC-PSOE. Ex alcalde de Borredà ( Barcelona) y ex diputado del Parlament de Cataluña.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider