Quantcast
HEMEROTECA
             SUSCRÍBETE
ÚNETE A EL OBRERO

Día internacional de las personas mayores. UGT no va a bajar la guardia

Hoy es el Día Internacional de las personas mayores. Este año es una jornada de recuerdo y homenaje a las más de 20.000 personas mayores que han fallecido a causa de la Covid-19 en España.

Pero no puede haber mejor homenaje para estas personas que exigir soluciones y evitar que sus muertes caigan en el olvido. Por eso hoy también tiene que ser un día de reivindicación.

La pandemia ha dejado al descubierto todas las debilidades de nuestro modelo económico, de nuestro mercado de trabajo, pero también y de nuestro Estado de Bienestar y nuestro sistema de protección social, ya de por sí mermados por las políticas de austeridad y recortes impuestos en la crisis anterior, especialmente afectados en el sistema de atención a la dependencia, en los servicios sociales, en el ámbito de los cuidados y en el sistema de pensiones. Y el resultado ha sido el deficiente, por no decir desastroso, funcionamiento del sistema de servicios sociales, la desprotección en las residencias, los problemas y la saturación de nuestro sistema de salud, y las carencias de nuestros mecanismos de protección, que no han supuesto fallecimientos, desamparo, desatención, y colas del hambre.

Todos tenemos en la retina las imágenes dantescas de lo que ha sucedido en las residencias de mayores. Y ahora que estamos ante una segunda ola de la pandemia los vemos bajo la lluvia haciendo cola en las puertas de un ambulatorio, en los bancos de alimentos, de nuevo pasando calamidades… y lo peor parece que está por llegar. No podemos quedarnos impasibles. Tenemos que denunciar que las medidas adoptadas sobre las residencias y centros socio-sanitarios, la atención social y de salud pública a las personas mayores y el apoyo a los profesionales de los centros residenciales son claramente insuficiente.

Y por eso tenemos que insistir en que se intensifiquen las inspecciones por parte de la Administración, que se realice una auditoría que ponga de manifiesto la situación vivida y permita adoptar medidas eficaces para evitar que esto vuelva a suceder; que se implante de manera urgente el Plan de Actuación e Intervención de Centros Residenciales Covid-19, elaborado por los sindicatos, y que el Gobierno, a través del diálogo social, establezca un plan de choque en materia de dependencia.

Esta pandemia ha puesto en evidencia la necesidad reforzar el sistema de dependencia, el sistema de cuidados y las condiciones laborales de las personas trabajadoras y que se coordinen los servicios sanitarios y los servicios sociales. La situación actual es de claro estancamiento e incluso de retroceso en su cobertura y prestaciones. Por eso insistimos en exigir que se asegure la suficiencia de las prestaciones; incrementar la intensidad, la compatibilidad entre determinadas prestaciones y aumentar la cuantía de las mismas al menos en un 20% (retornando a las cuantías establecidas antes de su reducción), desarrollar la figura del asistente personal, y establecer mecanismos que aseguren la sostenibilidad económica de la ley.

Por último, proponemos una ley integral de derecho de las personas mayores, que garantice la protección y el ejercicio de los derechos de este colectivo, la no discriminación por razón de edad, la igualdad de oportunidades y atención a las situaciones de mayor vulnerabilidad, y la participación activa de los mayores en todos los ámbitos.

UGT no va a bajar la guardia ni un segundo para que esta situación no se vuelva a producir nunca más.

Secretario general de la UGT.