LA ZURDA

Lgtbi-Fobia y agresiones: generaciones desinformadas

Desde la aparición del movimiento lgtbi en nuestro país -1977- hasta 2005-2007 en que se promulgan las leyes de matrimonio igualitario y la primera ley de identidad de género,  el debate sobre la diversidad sexo-afectiva y la identidad de género fueron muy intensos en los medios de comunicación, es decir se hizo mucha PEDAGOGÍA SOCIAL. El papel de los
media fue esencial para conformar una mayoría social que respetase a las
personas lgtbi.

Incluso la pandemia del vih-sida supuso un paso atrás y luego dos adelante, ya que era necesario explicar la sexualidad humana para entender que no hay grupos de riesgo, sino prácticas de riesgo. La campaña “Democracia es igualdad”, (1993) con sus impactantes spots de tv, contribuyó a esa sensibilización.

A finales de los 90's la presencia de la cuestión lgtbi en los medios de comunicación fue máxima, con temas como Chueca, sonadas salidas del armario que reflejó la revista ZERO, así como la prensa generalista y la reivindicación del matrimonio igualitario, contestado por grandes manifestaciones católicas que todavía dieron más eco a la cuestión lgtbi. En síntesis, hasta 2005-2007, sucesivas generaciones escucharon la razón de ser la homosexualidad y de la identidad de género.



SIN EMBARGO,  a partir de 2007 ese intenso debate social se fue apagando al calor de las victorias obtenidas. Nuevas generaciones no asistieron a esa pedagogía que lanzó el mov-lgtbi y la transmisión de valores no funcionó.

Si nos fijamos en quienes cometen agresiones lgtbi-fóbicas, veremos que son básicamente jóvenes. Los avances del mov-lgtbi hace  que desde hace años, haya muchas más personas lgtbi visibles y que no se esconden en la vía pública, van de la mano, se besan en público, etc. Son presas fáciles de la intolerancia.

Del 2000 al 2019 se van sumando pues nuevas generaciones que sea porque eran criaturas en los primeros años tras el 2000 o porque nacieron más tarde, NO CONOCIERON NI OYERON EL INTENSO  DEBATE SOCIAL precedente. Es entre estas personas donde aflora la lgtbi-fobia que nuestra sociedad todavía arrastra y que se ve fomentada por los discursos de odio
provenientes de la tradición, la religión, entidades intolerantes y últimamente la extrema derecha. Es decir ese discurso anti-lgtbi, lanzado desde varias plataformas, -especialmente la religiosa-, “legitiman” las agresiones para sus autores. Se sienten "legitimados".

¿QUE HACER? No toda la juventud actúa así, la extrema-derecha ha sumado adultos en esta “cruzada”. A parte de que se promulguen leyes anti-lgtbi fobia, ES ESENCIAL explicar la sexo-afectividad humana en la ESCUELA, desde la co-educación igualitaria en primaria hasta la universidad. No es cuestión de hablar de una parte de la sexo-afectividad humana (lgtbi), sino de TODA, incluida la prevención de las ETS y de los embarazos no deseados en adolescentes. ESO es posible ya realizarlo en los Institutos a partir de convenios con el Consejo Escolar y el Ayuntamiento respectivo que asuma el coste de profesionales adecuados, como desde hace más  de 30 años se ha ido realizando en la ciudad de Sabadell. LA CLAVE ESTÁ EN LA EDUCACIÓN IGUALITARIA, frente al machismo asesino de mujeres, la peor lacra social de este país. Todo está relacionado y debe ser combatido con una educación anti-machista e igualitaria desde primaria.

Militante de la Juventudes Comunistas de Catalunya (JCC) y del PSUC en la clandestinidad del franquismo. Pasó dos veces por la cárcel. En los 80's fue miembro del Comité Central y del Comité de Barcelona del PSUC.

Ocupó en 1980 el cargo de coordinador general del Front d'Alliberament Gai de Catalunya (FAGC) y en 1986 lo abandona para co-fundar Gais per la salut (luego Stop Sida) y la federación de entidades Coordinadora Gai-Lesbiana (CGL), de la que fue secretario general hasta 1999. A continuación fue electo como presidente de honor de la CGL. También fue co-secretario general de la International Lesbian & Gai Association (ILGA), desde 1995, reelecto en 1997, hasta 1999.

En 1992-93 trabajó como coordinador de la campaña “Democracia es igualdad” del Ministerio de Asuntos Sociales (entonces con Matilde Fernández), campaña contra la intolerancia integrada por 11 grandes ong's estatales. El spot de tv de “Democracia es Igualdad” recibió un galardón de la ONU.

En los 90's se aleja de ICV y en 1999 formó parte de la candidatura de Pascual Maragall a la Generalitat de Catalunya. Desde entonces sigue como independiente en la órbita socialista.

Ha recibido numerosas distinciones y premios, tanto desde las asociaciones lgtb, como de las instituciones civiles. Medalla de Honor de la Ciudad de Barelona y Creu de Sant Jordi. Premio Pluma 2019 de la FELGTB.