José Manuel Roca

Profesor jubilado de la Universidad Complutense.

Últimos libros publicados: Perdidos. España sin pulso y sin rumbo (Madrid, La linterna sorda, 2015) y, con Ramón Cotarelo: La Antitransición. La derecha neofranquista y el saqueo de España (Valencia, Tirant, 2015).

40º Aniversario de la Constitución (5)

[Críticos con la Carta Magna]

Contra la función aglutinante y simbólica de la Constitución y las servidumbres que contiene el discurso del consenso -acuerdos, pero también silencios, omisiones, ambigüedades, obscuridades-, se alzó el discurso de los partidos de la izquierda radical, los cuales, habiendo apostado por una drástica ruptura, en muchos casos de tipo revolucionario, con el régimen de Franco, se situaron abierta y claramente contra el proyecto de Constitución, porque a sus ojos representaba la culminación del proceso de reformar jurídica y políticamente el Estado franquista.

40º Aniversario de la Constitución (4)

[La función simbólica]

Al final de la etapa constituyente y, sobre todo, durante la campaña que precede al referéndum, el discurso hegemónico sobre la Constitución insiste en el valor que tiene como símbolo de reconciliación y superación de las secuelas de la guerra civil; como reencuentro, como abrazo sin revancha entre españoles, aunque para ello tenga que recurrir a la ficción de que no hay grandes discrepancias, a base de subrayar los acuerdos y omitir la referencia a los asuntos conflictivos. 

40º Aniversario de la Constitución (3)

[Nuestra azarosa historia constitucional]

La Constitución cumplirá a final de año cuatro décadas de vigencia. Comparada con la de Estados Unidos, aprobada en 1787 y actualizada con sucesivas Enmiendas, tiene pocos años, pero cotejada con otros textos fundacionales españoles es la de vigencia más larga, con excepción de la Constitución de 1876, que estuvo vigente hasta 1923, aunque luego fue restaurada brevemente hasta su reemplazo por la republicana de 1931.

Collins Barracks… y Torra

Collins Barracks es un acuartelamiento militar del siglo XVIII, dicen que de los más antiguos de Europa, situado en lo que antaño fueron las afueras de Dublín y hoy engullido por el crecimiento de la ciudad, pero un tanto alejado de la zona céntrica (Trinity College, museos nacionales, Custom House, O’Connell Street, Grafton Street).

40º Aniversario de la Constitución (2)

[El discurso hegemónico sobre la Constitución]

La Constitución ofrece, como casi todo, luces, sombras y claroscuros; ofrece luz sobre aspectos importantes del país, pero mantiene en sombra zonas que merecen más claridad. Empecemos por las luces, por los aspectos positivos, tal como se expusieron en las jornadas previas a su ratificación en referéndum. Otro día nos ocuparemos de las sombras.

40º Aniversario de la Constitución (1)

[La Transición y la Constitución]

La desafección ciudadana respecto a la clase política, suscitada por los casos de corrupción y las malas prácticas en el ejercicio del poder, sumada a los negativos efectos de la crisis económica y las medidas de austeridad, aplicadas, en teoría, para salir de ella, han erosionado los relatos dominantes sobre la Transición y la Constitución y preparado el terreno para su reemplazo por otro, poco riguroso con los hechos aunque con predicamento entre gente joven, que la describe a la primera como un interesado consenso entre élites que alumbró el calificado de modo peyorativo “Régimen del 78”, al que hay que poner fin con cierta prisa.

El laberinto andaluz

La crisis de representación política -que desborda a los partidos- se extiende también a Andalucía. La lenta descomposición del bipartidismo va por zonas y se extiende ahora hacia el sur, al viejo feudo del PSOE, a su principal granero de votos e importante bastión político por el peso territorial y censal de Andalucía sobre el resto del partido y sobre el resto del país.

Azarosa historia constitucional

La Constitución española cumple cuarenta años de vigencia. Comparada con la de Estados Unidos, aprobada en 1787 y actualizada con sucesivas Enmiendas, tiene pocos años, pero cotejada con otros de nuestros textos fundacionales es la de vigencia más larga, con excepción de la Constitución de 1876, que estuvo vigente hasta 1923.

Franquismo, fascismo

Han vuelto a la palestra política, si es que alguna vez se fueron, los vocablos “fascismo” y “franquismo”, utilizados más como definitivos insultos que no precisan explicación adicional, que para facilitar el debate y el intercambio de razones.

El “procés”. Identidad y seguridad

Desde el punto de vista de su difusión, hay pocas dudas de que el nacionalismo ha aumentado su base social en Cataluña gracias al control de la educación y la información por la Generalitat, a la generosa inyección de dinero público gastado sin control y a la pertinaz campaña de agitación, propaganda, organización y movilización, puesta en marcha por el Govern con ayuda de la extensa red de asociaciones anejas. Pero dejando esto claro, hay que preguntarse por las razones que explican su juvenil acogida. ¿Qué ofrece el nacionalismo para merecer el apoyo de tantos jóvenes y adolescentes?

Jalougüin

Además del tiempo meteorológico -“piove; porco goberno”-, las calabazas de plástico del “chino” del barrio anuncian que ha llegado el tiempo de los difuntos; tiempo de aparecidos y noches lúgubres, sea en versión de José Cadalso o de Alfonso Sastre, cuando regresan las ánimas a ponerse en contacto con sus deudos y se abre la puerta que comunica con el “otro lado”, como dicen los parapsicólogos, los amigos de lo preternatural y los contertulios del programa de Iker Jiménez, dejando salir a los trasgos y a los mengues para que pululen por este mundo.

Enterrar a Franco

Franco es un muerto que lleva cuarenta años de cuerpo presente, es decir, estorbando como un espectro que ronda por las instituciones representativas españolas y se entromete en los quehaceres políticos de los vivos.

Uno de octubre. Aquel error inmenso

Se cumple ahora un año de los sucesos que señalaron el máximo grado de estupidez del gobierno central respecto al proceso iniciado por los partidos nacionalistas para alcanzar de forma unilateral la independencia de Cataluña. El gobierno de Rajoy dio cumplida muestra de no entender lo que tenía delante, que era, en primer lugar, el viejo problema de conjugar la unidad del Estado con la diversidad cultural y la descentralización política y administrativa, y en segundo lugar, y como efecto del primero, el continuo avance de los nacionalistas hacia la meta repetidamente anunciada, que era celebrar un refrendo que respaldara la unilateral legislación del Parlament sobre la fundación de la república catalana, sin encontrar otra respuesta que las suspensiones del Tribunal Constitucional y las advertencias de Rajoy de aplicar la ley, a la que estaba obligado.

Aspavientos y kabuki

Hace años, el ya fallecido Javier Tusell, comentando uno de los habituales rifirrafes del palenque político nacional, decía que los dirigentes o los portavoces de los partidos, en una costumbre que no se ha perdido sino al contrario, se enfrentan en los debates como si estuvieran representando un papel en una obra de teatro según el arte dramático japonés “kabuki”, en el cual los actores van maquillados de forma aparatosa o se esconden tras máscaras horripilantes.

Primera plana

Cómo ocurre cada vez con más frecuencia, hoy la portada y la contraportada de El País están alquiladas a un anunciante; un recadero, imagino que global como corresponde a la categoría del periódico. En otras ocasiones el anuncio ha correspondido a una marca de coches. Ha habido veces que, en el expositor del quiosco, había cuatro o cinco periódicos luciendo la misma portada, que no era la coincidencia en el tratamiento dado a una noticia, sino el anuncio de una marca.

Refeudalizar Europa

A veces es necesario que los líderes políticos más poderosos del mundo muestren, seguros de su impunidad, claramente sus objetivos, para que dirigentes políticos menos avezados que ellos y, sobre todo, los ciudadanos lleguen a percibir sus verdaderas intenciones.

Aire fresco

Con el triunfo de la moción de censura promovida por el PSOE contra Mariano Rajoy, una ráfaga de aire fresco ha entrado en el Congreso, en la Moncloa y también en la vida política nacional, que esperemos acabe expulsando el hedor desprendido durante demasiado tiempo por los gobiernos del Partido Popular. La situación, estable hace apenas unos días al aprobarse los Presupuestos Generales del Estado, ha cambiado por completo, y la buena suerte, que parecía asegurar que el inane gobierno de Rajoy pudiera terminar, trampeando, su mandato, le ha vuelto repentinamente la espalda tras conocerse la sentencia judicial sobre el caso “Gurtel”.

El chalé

Al perro flaco nunca le faltan pulgas y a la izquierda desnortada le sobran los problemas. Y ahora viene, para su formación más nueva, un asunto doméstico devenido en problema político; quizá en crisis de partido.

President

Por fin Cataluña tiene President. A los nacionalistas les ha costado cinco meses encontrar una persona que pueda ejercer el cargo. Dado el tiempo transcurrido desde las elecciones y los ardides seudolegales empleados para intentar colocar en la Generalitat a un presidente huido de la justicia y que además reside en el extranjero, Joaquim Torra parece el candidato más presentable que tienen a mano, pues ha concitado también el apoyo, indirecto y calculado pero eficaz para el objetivo perseguido, de la CUP; esa extravagante fuerza de ultraizquierda, que desde que comenzó el “Procés” apoya sin desmayo a la derecha radical y clerical catalana.

La cabeza de la serpiente

El día claro es el que hace salir a la víbora, y eso requiere andar con cuidado (…) Así pues, hay que considerarle como un huevo de serpiente, que, si se incuba, será tan dañino como todos los de su especie, por eso hay que matarle en el cascarón. (Shakespeare: Bruto, en Julio César, acto II)

Blanca y radiante

Como una virgen vestida con el color de la pureza o una ingenua niña de primera comunión, blanca y radiante iba ataviada Cristina Cifuentes para despedirse del cargo de Presidenta de la Comunidad de Madrid, en el que, con pertinaz porfía, se ha mantenido a pesar de las evidencias de que el máster en “Derecho Público del Estado autonómico” (vaya con el nombre y con la práctica de esta alumna aventajada) había sido más bien el regalo de un departamento universitario bastante opaco, antes que un título merecido por su esfuerzo y dedicación.

Aquellos claveles…

Otra vez es 25 de abril, y otra vez vuelve el agridulce recuerdo de aquellos cravos vermelhos da liberdade, como cantaba Carlos Puebla en una visita a Portugal; rojos claveles azarosamente convertidos símbolo de la esperanza de cambio, que el movimiento de las fuerzas armadas -MFA- despertó entre los portugueses y las izquierdas de Europa. Pues, una insólita revolución pacífica venía soplar sobre las cenizas aún calientes de la oleada de insumisión juvenil, estudiantil pero también obrera, que había agitado el continente, a los dos lados del muro, a finales de los años sesenta.

Morir en Madrid. Al doctor Montes, in memoriam

El doctor Luis Montes ha fallecido en Madrid. Ignoro las circunstancias del óbito, pero espero, por su bien y el de sus allegados, que haya salido de este mundo con serenidad, dignamente, como él quiso que pudiera hacerlo todo el mundo.

Suscribirse a este RSS