Quantcast
HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Cuando la derecha honró la memoria de Pablo Iglesias


La hemeroteca nos produce muchas sorpresas cuando estamos metidos en la misma buscando e investigando con los materiales con los que intentamos elaborar nuestros estudios sobre la historia del movimiento obrero de signo socialista en España. Y esas sorpresas llegan, en ocasiones, fruto del azar en el momento justo. Queríamos publicar un artículo sobre la memoria de Pablo Iglesias, en el aniversario de su fallecimiento y parecía lo lógico que nos acercáramos a artículos, escritos y opiniones de miembros del PSOE o de la UGT, como hemos hecho en otras ocasiones. En esas estábamos cuando nos topamos con un número de El Socialista de diciembre de 1959 en el que se reflexionaba sobre el ejercicio de desmemoria que se había realizado con la figura del fundador del socialismo español, en alusión implícita al franquismo, contraponiendo esa actitud con lo que se había hecho en el ámbito de los adversarios políticos cuando Iglesias falleció que, como bien sabemos, fue en plena Dictadura de Primo de Rivera.

Dicha columna del periódico socialista en el exilio francés constituye, a nuestro juicio, un ejercicio de memoria harto interesante, y justo en el momento en el que escribimos este artículo, cuando hemos visto que en el tristísimo fallecimiento de una de las escritoras más sobresalientes en lengua castellana y tan vinculada a la capital de España no haya recibido la despedida de las autoridades de la Comunidad y del Ayuntamiento de Madrid, confundiendo, a nuestro juicio, la necesaria y lógica confrontación ideológica con el deber institucional hacia un personaje ilustre.

Así pues, los socialistas españoles en el exilio recordaban que en el diario ABC se publicó el 11 de diciembre de 1925, es decir, dos días después del fallecimiento de Pablo Iglesias, una nota del Gobierno en el que se explicaba que se había autorizado la conducción de su cadáver desde la calle del Piamonte, donde, como bien sabemos, estaba la Casa del Pueblo, hasta el Cementerio del Este. Como se preveía que la concurrencia iba ser muy grande se había decidido tomar las medidas de orden necesarias para que no se desvirtuase el “justo homenaje que las clases trabajadoras quieren rendir al que fue constante defensor de sus aspiraciones y llevó una vida de austeridad y honradez que le granjearon general estimación”.

Pero es más, en el Ayuntamiento de Madrid, en sesión plenaria presidida por el alcalde, conde Vallellano, se incluyó en el acta el “sentimiento de la Corporación por la muerte de Pablo Iglesias, fundador del Partido Socialista”.

El alcalde recordó que Iglesias había sido dos veces concejal de Madrid, y que en ambas había sabido mostrarse como un austero administrador de los intereses del Municipio además de haber defendido toda obra que redundase en beneficio del pueblo. Había sido el creador “de una fuerza de opinión encauzada en un sentido conservador, que ha permitido al obrero lograr sus fines societarios sin violencias censurables”. Hubo más intervenciones en un sentido parecido, y se decidió que el Ayuntamiento asistiese al entierro con una representación de cuantos concejales lo desearen para rendir un tribuno de “consideración y respeto”.

En 1925, recordamos, no regía el sistema constitucional, ni había democracia, sino una Dictadura.

Hemos trabajado con el número 6008 de El Socialista, del 3 de diciembre de 1959.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider