Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

¿Por qué se abolió la esclavitud?


Ilustración del presidente Abraham Lincoln gesticulando mientras pronuncia el Discurso de Gettysburg, Pensilvania, 19 de noviembre de 1863. Ilustración del presidente Abraham Lincoln gesticulando mientras pronuncia el Discurso de Gettysburg, Pensilvania, 19 de noviembre de 1863.

Después de varias fases la esclavitud terminó por abolirse de forma, casi definitiva, e insistimos con el “casi”, en los últimos decenios del siglo XIX, pero, ¿por qué? Intentemos ofrecer algunas claves interpretativas sobre un proceso complejo, trabajoso, y que tuvo que luchar con todo tipo de obstáculos políticos internos de los países e internacionales o diplomáticos, económicos, ideológicos y del ámbito de las mentalidades.

Existen dos grandes teorías sobre el fin de la esclavitud, una incidiría en causas de tipo económico, y otra se centra más en lo ideológico.

Los historiadores que defienden la primera de las causas inciden en el hecho de que la esclavitud comienza a cuestionarse cuando se va produciendo el cambio de la forma de producir con la Revolución Industrial. Esta forma, basada en el factory system, el trabajo asalariado libre, y el librecambio en lo comercial ya no parecía compatible con el sistema de producción esclavista, como tampoco lo eran ya los sistemas gremial o a domicilio. Es el triunfo del capitalismo industrial sobre el comercial, que había dominado durante toda la época moderna desde el momento de los descubrimientos. La trata terminó por ser muy costosa y frenaba el desarrollo productivo porque, además, no debemos olvidar que los esclavos que se enviaban a América no eran consumidores, y la demanda era un factor fundamental para el desarrollo industrial. En todo caso, abolir el esclavismo desde el punto de vista económico no fue algo tan sencillo e inmediato, especialmente en relación con el comercio triangular que se había establecido en la Edad Moderna entre Europa, África y América. Había que sacar de ese comercio no las materias primas ni los productos elaborados, sino los hombres, que tenían que dejar de ser mercancías.

La otra teoría observa el fenómeno desde otra perspectiva. No se trataría del declive del sistema de producción esclavista, sino de un cambio de mentalidad, basado en ideas humanitarias, donde los ilustrados, liberales y grupos cristianos (cuáqueros) tendrían mucho que decir. Los principios de la fraternidad y la filantropía comenzaron a desarrollarse en grupos y minorías, pero gracias a su intenso activismo consiguieron crear con el tiempo una fuerte corriente de opinión contraria a la esclavitud. Los abolicionistas realizaron un arduo trabajo porque no sólo chocaban con las estructuras económicas, sino con las mentalidades arraigadas, algo mucho más complicado. El abolicionismo no deja de tener interés, en primer lugar, por la nobleza de su causa, sino también porque supone un ejemplo de campaña en el inicio de la opinión pública desde el tránsito de la Edad Moderna a la Contemporánea.

Pero, ¿podemos considerar incompatibles o excluyentes ambas interpretaciones? Por nuestra parte, creemos que ambas influyeron en el proceso histórico que puso fin a la esclavitud durante el siglo XIX.

Un acercamiento general a estas cuestiones, pero con mucho rigor, fue el que realizó el historiador José U. Martínez Carreras, en su Adiós a la esclavitud, Cuadernos de Historia 16.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider