HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Ya se acercan esas fechas


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Todavía con el paladar pegajoso de buñuelos y huesos de santos, nos vemos impelidos a la nueva zambullida del almanaque. Y es que el tiempo no corre, vuela. Recién celebrados los difuntos o muertos (cuestión de registro idiomático), ya encaramos un mes en el que todo o casi todo nos habla de esas fechas tan típicas en nuestras latitudes: anuncios publicitarios en vallas y pantallas, canciones y melodías, juegos de azar y desilusión, actividades sociales y compromisos personales…

En apariencia, todavía quedan algunas semanas para diciembre, pero como preámbulo de esas fechas, tenemos el aperitivo de “acción de gracias”, algo así como un previo para lanzarnos inmisericordes a los festejos de espumillón y figuritas, mazapán y almendras.

Y ya está al caer el famoso thanksgiving; natural, después de halloween, y su calabaza, el pavo. Pero leo el otro día, con gran espanto para usuarios y festeros de tal acontecimiento, que las provisiones del alado polícromo, faltan. Que en muchos mercados se resiente su abastecimiento.

Pues ya sabemos: cuando las barbas de tu vecino veas cortar… A nosotros eso del pavo no nos importa mucho, pero que no falte el cordero en diciembre.

La mesa reúne, la comida iguala…no lo tengo tan claro con el paso de los años.

Las hechuras de los festejos en ciernes exigen una preparación no solo física sino mental, y por supuesto, pecuniaria. Las fiestas son las fiestas, y cualquier excusa vale. En esta ocasión tenemos todo un elenco de subterfugios para elegir, y el principal, la encerrona que le hemos infligido a ese virus mortal, que nos ha tenido encogidos durante mucho tiempo.

Si no cocinamos pavo con relleno y salsas varias a finales de este mes, no pasa nada, pero llegar a principios de diciembre sin productos tan nuestros, para congelar y descongelar en los días siguientes y así ahorrar, según las mentes avispadas que velan por nuestro bolsillo, nos produce cierto desasosiego.

Y mientras nos acomodamos a esa hora ampliada diariamente, ¡¡vaya engañifa!!, vamos mirando con cierto susto la llegada de días llenos de prisas, encuentros a trompicones, citas pospuestas, compras insólitas e inauditas, paquetes, bolsas, mensajes…siempre con la lengua fuera y sin resuello.

Uffff. Ya me he saturado con solo describir y plasmar la anticipación repetitiva de un año más. Y por muy originales que pretendamos ser o queramos innovar, la realidad se impone.

Desde el inicio de un nuevo curso y ya con el final del semestre en los umbrales, nos disponemos a aguantar el tirón: El de la luz, (o el apagón, que igual hasta llega), el del paro y los ertes (que lo mismo se acortan), la contaminación y los atascos (¿nos vamos al pueblo?), y la sostenibilidad, las corruptelas, la inmunidad de rebaño (me gusta más el aborregamiento que lo grupal), independentismos y naciones (seguro que al final nos entendemos). ¿Ven? Al modo de nuestros políticos y algunos gobernantes… me repito. Hasta la saciedad, como la vida misma. ¿Quién sabe? Tal vez a fuerza de insistir tanto, o nos los acabaremos creyendo o algo cambiará…

Por ahora, vamos a permanecer atentos y vigilantes al ruido mediático que nos aturde y embrolla los buenos pensamientos. No perdamos de vista los movimientos y virajes que pueden sorprendernos hasta esas fechas…tan cercanas. Y después, ya veremos (que dijo un ciego…). Ese refranero tan nuestro, sabio y denostado…

Doctora en Ciencias de la Educación, Licenciada en Filología Hispánica y Diplomada en Filología francesa. Actualmente Profesora de Lengua Española en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) donde ha desarrollado distintas responsabilidades de gestión.

Ha impartido cursos de doctorado y Máster en Didáctica de Segundas Lenguas en la Escuela Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores de España y en universidades extranjeras, entre otras: Wharton College, en la School of Law de Seattle University, Université de Strasbourg, y desde 2002, es profesora invitada en la Copenhagen Bussiness School de Dinamarca, en el Tecnológico de Monterrey (México), en la UNAM de DF (México) y en la Universidad de Ginebra (Suiza). Forma parte del claustro de la Universidad de Maroua en Camerún.

Destacan entre sus publicaciones, Con eñe, Lengua y Cultura españolas; Cuadernos didácticos para el guión de cine (C.D.G.); En el aula de Lengua y Cultura; Idea y redacción: Taller de escritura, y ediciones críticas de diferentes obras literarias enfocadas a la enseñanza: La tesis de Nancy, El conde Lucanor, Romancero, Fuenteovejuna…

Asiste como ponente invitada a congresos internacionales, entre los que destaca el último celebrado en La Habana sobre Lingüística y Literatura. Ha participado en la Comisión para la Modernización del lenguaje jurídico del Ministerio de Justicia y en diferentes Jornadas de Innovación docente. Dicta conferencias y publica artículos sobre la interconexión lingüística en traducción.

Su investigación se centra en la metodología de la enseñanza del español (lenguaje para fines específicos) y análisis del discurso.

Actualmente coordina el proyecto de investigación Violencia y Magia en el cuento infantil y forma parte del programa Aglaya sobre la investigación en mitocrítica cultural.