HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El partido popular renuncia a fortalecer el sistema público de pensiones


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

España cuenta hoy con un sistema público sostenible, actualizado y robusto y no es precisamente gracias al Partido Popular. El pasado día 22 de diciembre, el Senado dio luz verde a la 'Ley de garantía del poder adquisitivo de las pensiones y de otras medidas de refuerzo de la sostenibilidad financiera y social del sistema público de pensiones', un proyecto que nace de un amplio consenso en la comisión permanente de seguimiento y evaluación de los acuerdos del Pacto de Toledo, que fue refrendado en la Mesa de Diálogo Social con los agentes sociales y las organizaciones empresariales y que cuenta con el visto bueno de la Unión Europea, en el componente 30 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Un acuerdo que se fragua después de 10 años del anterior y necesario para modernizar y actualizar nuestro sistema público de pensiones.

Un proyecto de ley que contempla importantes medidas, entre las que se encuentran el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas, indexando las pensiones al IPC y dejando atrás las pírricas subidas del 0,25% del Partido Popular; se contempla un aumento de las pensiones mínimas y las no contributivas por encima del IPC, algo que hemos hecho frecuentemente los socialistas cada vez que hemos gobernado; la equiparación de las pensiones de viudedad de parejas de hecho a las de matrimonios civiles; la mejora de los coeficientes reductores de la jubilación anticipada, para incentivar, de manera voluntaria, el acercar la edad real de jubilación a la edad legal de jubilación; la eliminación del factor de sostenibilidad, que suponía un recorte en las pensiones del 40% en 20 años; se pone en marcha el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), que aumentará el fondo de reserva de las pensiones, con una cotización extraordinaria y finalista; y se ahonda en la separación de las fuentes de financiación, para que el Estado se haga cargo de los llamados gastos impropio, garantizando la sostenibilidad financiera del sistema.

Ante estas necesarias e importantes medidas para el mantenimiento y la mejora del sistema, sorprende la falta de ideas del Partido Popular mirando por el retrovisor y obsesionado por defender recortes. Todos los agentes económicos, los partidos políticos y sobre todo los pensionistas (que lo han sufrido en sus bolsillos) pedían la derogación del índice de revalorización cicatero e injusto que nos dejó el PP como herencia envenenada. Su índice ha provocado una devaluación anual de las pensiones.

Más curioso o absurdo resulta la defensa del PP del mal llamado factor de sostenibilidad, un mecanismo tremendamente lesivo para los jóvenes, ya que condicionaba las pensiones a la esperanza de vida y suponía una mayor reducción de las pensiones cuanto más tiempo se percibieran. Para muestra un ejemplo: una pensión de 1.000 euros, con el paso del tiempo lo normal es que aumentara, sin embargo, con su factor de sostenibilidad vería disminuido su importe, al cabo de 20 años, a 600 euros. Somos muchos los que pensamos que la sostenibilidad del sistema no se debe acometer reduciendo las pensiones, sino aumentando los ingresos, y eso precisamente es lo que se pretende con el Mecanismo de Equidad Intergeneracional.

El sistema de pensiones se enfrenta a un importante reto demográfico temporal entre las décadas de 2030 y 2050 y para ello el MEI pretende aumentar el fondo de reserva de las pensiones con una cotización extraordinaria y temporal de 0,6 puntos porcentuales, una cantidad moderada y repartida siguiendo la estructura actual de distribución entre empresa y trabajador. Con esta cotización adicional, se podrán acumular más de 40.000 millones de euros en 10 años.

El nuevo mecanismo fomenta la equidad intergeneracional, ya que todas las generaciones contribuirán de la misma forma, a diferencia del Factor de Sostenibilidad del PP, que sobrecargaba la mayor parte del esfuerzo en las generaciones más jóvenes.

Como ponente del Grupo Parlamentario Socialista en el Senado de este proyecto de ley, pero también como funcionario de carrera del Instituto Nacional de la Seguridad Social, me desagrada que constantemente se ponga en entredicho la viabilidad y la sostenibilidad financiera del sistema, porque que desde que tomé posesión en el INSS, en 1991, el sistema de pensiones no sólo se ha mantenido intacto, sino que han ido aumentando las contingencias protegidas y eso se debe, principalmente, al compromiso de los partidos políticos de concretar unas recomendaciones en el seno del Pacto de Toledo, para adaptar nuestro sistema a los retos del futuro, algo a lo que el Partido Popular, con su voto en contra, ha renunciado, abandonando la senda del consenso y poniendo en entredicho su apuesta por un sistema PÚBLICO de pensiones.

Senador por Córdoba. Portavoz Socialista de Inclusión y Seguridad Social en el Senado.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider