HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La vaguedad de la adolescencia, charlando mientras desayuno con Erikson


(Tiempo de lectura: 3 - 6 minutos)

Volví á mis tristezas amargas de adolescente; en sueños veía siluetas, vaguedades tentadoras que me hacían señas, labios que me siseaban. Comprendía entonces las cosas más sutiles; las psicologías más enrevesadas parecíanme tan claras como las cuatro reglas de la Aritmética... Te ví al fin; me saliste al encuentro. Te pregunté si eras tú... no sé qué te dije. Estaba tan turbado, que debiste de encontrarme ridículo. Pero Dios quiso que supieras ver lo grave y serio al través de lo tonto. Nuestro romanticismo, nuestra exaltación, no nos parecieron absurdos. Nos sorprendimos con hambre atrasada, el hambre espiritual, noble y pura que mueve el mundo, y por la cual existimos, y existirán miles de generaciones después de nosotros. Te reconocí mía y me declaraste tuyo. Esto es vivir; lo demás, ¿qué es?" Era la adolescencia. Pérez Galdós, Tristana, 1892, pág. 73

El concepto “adolescencia” hace referencia una etapa de la vida que abarca un periodo de tiempo concreto, desde los diez años hasta los veinte, aproximadamente. Hay que tener en cuenta, que este criterio de edad, no es determinante para concretar este periodo del desarrollo humano, es decir, no determina el inicio y final de ésta.

La palabra adolescencia tiene su origen en el latín adolescens, que significa crecimiento. El crecimiento de todo ser humano tiene lugar en tres grandes esferas, físico, psicológico y social, y tiene lugar durante toda su vida, la diferencia es que en la adolescencia este tipo de cambios se presenta de forma rápida e insidiosa, en la que el niño deja de serlo para convertirse en adulto.

La adolescencia supone una transición, un cambio que marca la etapa final de la niñez y el inicio de la adultez. Para muchos jóvenes, esta transición supone un momento de incertidumbre y confusión, una crisis vital por así decirlo. Este periodo comienza con los cambios fisiológicos y termina con el estatus sociológico de adulto.

Se puede decir que es un periodo en el que se forja la personalidad. Según indica Erikson, The Life Cycle Completed (1998) este esfuerzo por buscar la identidad personal no tiene por qué suponer un malestar si no que debe ser un proceso saludable y vital, que contribuye al crecimiento como persona y al fortalecimiento del ego adulto.

Erik Erikson, (1902-1989), que fue notable profesor de Desarrollo Humano de la Universidad de Harvard, postula que es importante tener una teoría del desarrollo humano que intente aproximarse a los fenómenos descubriendo desde donde y hacia donde se desarrollan, y postula el desarrollo de la identidad personal.

Para este autor, este periodo del desarrollo es una crisis normativa, una fase normal en la que deben aparecer una serie de conflictos, donde la tarea más importante es construir u forjar una propia identidad coherente, evitando así la confusión de roles.

Para Erikson, Childhood and Society (1993) la adolescencia es un periodo fundamental para el desarrollo del yo, y todos los cambios que tienen lugar durante esta etapa, físico, psicológico y social, generan una crisis en el joven que son los que determinarán la personalidad.

Afirma que cada transición, cada cambio de etapa representa una crisis en la personalidad del individuo, crisis de identidad que deben ser resultas con éxito para un desarrollo correcto de la personalidad. En su teoría explicativa, Erikson distingue tres formas principales de elaboración de la identidad en la adolescencia: difusión de identidad, confusión de identidad e identidad negativa.

El rápido crecimiento del cuerpo y la maduración genital, pone de manifiesto a los jóvenes una llegada inminente a la adultez y este hecho hace que se pregunten sobre los roles que deben desempeñar en esta nueva etapa. La tarea primordial, según Erikson, es saber contestar correctamente a la pregunta ¿quién soy yo?

Uno de los cambios por lo que pasan los jóvenes es la aceptación del cambio y adaptación al nuevo cuerpo. El atractivo físico y la imagen corporal tiene una relación muy estrecha con la autoevaluación que hace de sí mismo el adolescente, y la forma en la que se realice esta autoevaluación influyen en el estado psicológico del joven, ya que este hecho influye de manera directa con el desarrollo de la personalidad y las relaciones La adolescencia es un periodo que no solo marca la transición entre la inmadurez física, psíquica y social a la madurez completa, sino que también genera una serie de cambios sociales que afectan al ambiente donde se desarrolla el joven.

Los cambios físicos que tienen lugar durante este periodo evolutivo se relacionan con fuertes cambios psicológicos y contextuales o ambientales, que pueden derivar en alteraciones y conflictos consigo mismo y con los demás.

Es una etapa en la cual surgen muchas dudas, cuando son niños, presenta una serie de ideas y pensamientos más claros, que casi siempre son el reflejo de la forma de pensar de sus progenitores, pero en la adolescencia este pensamiento cambia, ya que estas ideas que en un principio veían como claras, comienzan a tambalearse y no les parecen tan validad y aceptables como antes, ya que no les responden a cuestiones que comienzan a plantearse.

Comienzan a ser conscientes que esos pensamientos corresponden a ideas de los demás, pero no a las suyas propias, carecen de identidad, no las toman como suyas. Este hecho hace que comiencen a buscar sus propias ideas y pensamientos respecto a la realidad que les rodea, en definitiva, hace que forjen su propio intelecto, es decir, lo que permite el desarrollo intelectual, desarrollando una personalidad e identidad que los caracteriza. El pensamiento del adolescente se caracteriza por razonar hipótesis, es decir diferenciar qué podría ser verdad y qué no, aunque pueden estar limitados por un cierto egocentrismo. El nivel más elevado de pensamiento es el pensamiento formal, que se caracteriza por la capacidad del adolescente para realizar razonamientos abstractos, lo que quiere decir que pueden manejar varias hipótesis que les lleva a ver y dilucidar infinitas posibilidades ante un mismo hecho.

Para Erik Erikson, Identity: Youth and Crisis Austen Riggs Monograph, 7, (1994) el desarrollo de los niños mantiene un orden establecido, pero en lugar de centrase en el desarrollo cognitivo, como hizo Piaget, sostuvo la idea de que el desarrollo se fundamenta en cómo los niños se socializan y cómo este proceso afecta al desarrollo de su identidad personal. La teoría del desarrollo psicosocial propuesta por Erikson por tanto, estipula que el desarrollo de la identidad atiende a ocho etapas concretas, a través de las cuales el niño va adquiriendo una identidad que formará su personalidad. Según acuerda este autor con sus teorías, la finalización exitosa de cada una de las ocho fases dará lugar al desarrollo pleno y sano de la personalidad del individuo. Erikson considera que la identidad es un aspecto calve para el desarrollo del adolescente.

Doctora en filosofía y letras, Máster en Profesorado secundaria, Máster ELE, Doctorando en Ciencias de la Religión, Grado en Psicología, Máster en Neurociencia. Es autora de numerosos artículos para diferentes medios con más de cincuenta publicaciones sobre Galdós y trece poemarios. Es profesora en varias universidades y participa en cursos, debates y conferencias.

Tu opinión importa. Deja un comentario...


Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider