Quantcast
HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Madrid Km. 0


Esa Puerta del Sol, antaño casi arrabal y punto de encuentro de la progresia liberal y librepensadora de los principios del Siglo XX, dio paso al Madrid gris de los silencios, con la instalación de la siniestra Dirección General de Seguridad,… y como por arte (arte de birlibirloque) - de sables y pistolas-, pasó rápido de la racionalidad napoleónico-jacobina, a la imprecisa radialidad política del desarrollismo franquista con sus empantanados pantanos. Y todo, por lo que parece, dejó una duradera (indeleble) huella en nuestra cultura cívica y política, y en especial en la capitalina: es lo que tiene vencer sin convencer, que entonces emerge una corte de aprovechados, estraperlistas, advenedizos y pelotas, que se convierten en vara de medir (y en vara de azote fácil y escarmiento ejemplificante).

Madrid, con esa ambivalencia nunca resuelta que Amaral resumÍa en su “Barrera del sonido”, cantando como “Este vagón de sombras / Sigue y sigue su camino / Hasta el Puente de Vallecas tú / Y yo hasta Cuatro Caminos”… metáfora para un Madrid ya “popular” que, con la gestión austera(ricida) de la gran crisis, había desterrado a sus periferias a los amantes madrugadores oficinistas y noctámbulos cantados por Sabina cuando recorrían “Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal, …donde queda tu oficina para irte a buscar”.

Y hoy Madrid quizás es el Km O. de la democracia… quien lo podía haber pensado hace unos meses... Una extrema-derecha populista -hija desordenada de la nostalgia y de la usura- marca una agenda política alejada del espíritu y de los consensos constitucionales, a un ya imposible llamar “centroderecha”. La Constitución es ya, en sus manos, tan solo una excusa arrojadiza tras la que parapetar su reiterada intención de volver a vencer sin convencer. E igual que se apropiaron de la bandera buscando una patria sin ciudadanos, pretenderán una Constitución sin normas y de lectura difuminada, con grises raíles para el retorno, el recorte y el arte del engaño. Los miedos son siempre, la historia nos lo dice, malos consejeros de la democracia y de las libertades.

Madrid Km. O: El filósofo hablando con el tono pausado de las cosas severas e importantes, entendiendo las complejas complejidades de la humano. Detrás, con él, la pretensión de esa España, imposible siempre, que pretende hacer política con esdrújulas y frases subordinadas. La plaza aparentemente sorda o quizás ensordecida. Madrid, es Km O, donde rompen las olas encrespadas de años de silencios, concesiones e indefiniciones. Madrid Km 0 de los demócratas, de las gentes que pagan entrada en palco de butacas para asistir al desconcierto.

Cuando un Km. O se queda en si, sumándose y multiplicándose hasta el 0 infinito, el mar es agua estancada que se torno hedionda. El destino del cero es siempre navegar hacia lo lejos, más allá de los confines conocidos, para ser puerta y no muralla, para ser plaza y no fortaleza, para el paseo antes que para el desfile, para el libro antes que para la soflama. Madrid, Km. O: Cuantas esperanzas puestas en Ángel Gabilondo… Soso, serio, formal…. Y demócrata en el Km. 0.

Licenciado en Derecho, Licenciado en Ciencias Políticas, Doctor en Derecho, Profesor de Derecho internacional. Miembro de número de la Real Academia Europea de Doctores, y actualmente Senador del Grupo Socialista por Tarragona.

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider