Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Hashtag de tensión: #frenchleavepakistan


Según ha tuiteado Imran Khan (primer ministro pakistaní), insultar al profeta lastima a los musulmanes de todo el mundo. "Nosotros los musulmanes tenemos el mayor amor y respeto por nuestro Profeta. No podemos tolerar este tipo de falta de respeto y abuso." "Hago un llamado a (...) los gobiernos occidentales que han prohibido cualquier comentario negativo sobre el Holocausto para que utilicen las mismas reglas para castigar a aquellos que intencionalmente difunden sus mensajes de odio contra los musulmanes insultando a nuestro Profeta". 17 de abril de 2021.

Después de una semana de violentas protestas anti-francesas en Pakistán a instancias del partido islamista radical, el Tehrik-e-Labbaik Pakistan (TLP), y el arresto el lunes en Lahore de su líder, Saad Rizvi, por convocar una marcha con la intención de exigir la expulsión del embajador francés, el primer ministro del país, Imran Khan, rompió su silencio este sábado 17 de abril en Twitter.

A finales de octubre, el primer ministro paquistaní, Imran Khan, acusó a Macron de "atacar el islam" y llevar a cabo una "campaña islamófoba sistemática bajo el pretexto de la libertad de expresión", denuncia por la que había sido objeto el embajador francés en Pakistán, Marc Baréty. A partir de ahí, comenzó una escalada de acciones violentas, también verbales en las relaciones de los dos países que siguen siendo tensas entre los dos países hasta el día de hoy.

En noviembre, el Quai d'Orsay condenó enérgicamente los comentarios “detestables y falsos” hechos por la ministra de derechos humanos de Pakistán, Shireen Mazari; en un tuit, dijo: “Macron les hace a los musulmanes lo que los nazis les infligieron a los judíos. " En febrero, el Ministerio de Asuntos Exteriores convocó al encargado de negocios de la Embajada de Pakistán e Islamabad llama una " actitud constructiva " a raíz de las declaraciones del presidente paquistaní Arif Alvi, sobre una ley proyecto dirigido Islam radical en Francia. El Sr. Alvi consideró que este proyecto de ley sobre "separatismo" perjudicaba a los musulmanes. “Cambiando leyes (…)aislar a una minoría constituye un precedente peligroso ” , denunció en particular.

El país ha sido sacudido durante varios días por una movilización contra Francia, vinculada al derecho a la caricatura. París pidió el jueves a sus ciudadanos que abandonen Pakistán, pues ha bloqueado temporalmente las redes sociales por las protestas contra Francia. Los partidarios del partido radical islamista y anti-francés TLP se reunieron en Lahore, Pakistán, el 15 de abril. El gobierno paquistaní ordenó el viernes 16 de abril a la autoridad reguladora de las comunicaciones bloquear las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea en el país durante unas horas, luego de varios días de violentas protestas contra Francia.

En una notificación enviada a la Autoridad de Telecomunicaciones de Pakistán (PTA), el Ministerio del Interior exige que se imponga un "bloqueo completo" de Twitter, Facebook, WhatsApp, YouTube y Telegram hasta las 3 p.m. local (1 p.m. en París), el viernes. El ministerio no ha dado ninguna razón para esta prohibición. Pero durante varios días, las violentas manifestaciones contra Francia han agitado el país, en particular por iniciativa del partido radical Tehrik-e-Labbaik Pakistan (TLP). Los partidos políticos utilizan con frecuencia las redes sociales para movilizar a sus activistas. A las autoridades les preocupaba que el TLP utilizara las oraciones del viernes, que atraen a grandes multitudes a las mezquitas, para avivar el descontento de sus partidarios.

El sentimiento anti-francés se ha agudizado en Pakistán desde que el presidente Emmanuel Macron defendió el derecho a la caricatura, en nombre de la libertad de expresión, durante el homenaje a Samuel Paty, un maestro asesinado el 16 de octubre después de haber mostrado a su clase dibujos satíricos, en el tras la reedición de las representaciones del profeta Mahoma por el semanario Charlie Hebdo. Según informó El País, todo empezó con una mentira. El profesor Samuel Paty fue decapitado el 16 de octubre de 2020 por un islamista, y muchos detalles sobre el engranaje que llevó a su asesinato salieron a la luz en octubre. Entre ellos, el engaño original de la alumna que encendió la campaña contra Paty al quejarse a sus padres de que el profesor mostró una caricatura de Mahoma y excluyó del aula a los musulmanes. La denuncia era falsa, como confirmó la alumna en una declaración a los investigadores, publicada solo parcialmente el diario Le Parisien. La alumna no había asistido a aquella clase en la escuela de Conflans-Sainte-Honorine, cerca de París. Y nunca se excluyó a ningún alumno por su religión. A pesar de ello la tensión sigue creciendo y no parece haber acuerdo entre libertad de expresión y religión, en este caso, islamismo visto desde Francia.

En Twitter, el hashtag #frenchleavepakistan ("Francés, abandone Pakistán") se utilizó en 42.000 tuits este jueves. El cargo del presidente francés también ha sido denunciado por el TLP, que desde su creación en 2015 quiere el establecimiento de una ley que castigue la blasfemia.

El TLP había bloqueado parcialmente, a principios de semana, las dos ciudades más grandes del país, Lahore y Karachi, así como la capital, Islamabad, para exigir la expulsión del embajador francés. Sus partidarios reaccionaron con enojo al arresto el lunes en Lahore de su líder, Saad Rizvi. Las manifestaciones fueron reprimidas violentamente por la policía y dejaron al menos dos muertos del lado de la policía. El ministro del Interior de la república islámica, Rashid Ahmed, prohibió el partido el viernes y ahora pretende obtener su disolución con la Corte Suprema.

París pidió el jueves a sus ciudadanos que abandonen el país "por las graves amenazas a los intereses franceses en Pakistán”. El TLP ha sido el origen de varios mítines contra los intereses franceses desde el otoño pasado, cuando el presidente Emmanuel Macron defendió el derecho a la caricatura en nombre de la libertad de expresión, durante el homenaje a Samuel Paty. De hecho Emmanuel Macron concedió una entrevista a Al-Jazeera para "aclarar los malentendidos" expresando que “Nuestro país es un país que no tiene ningún problema con ninguna religión”, dijo. Durante la entrevista de casi una hora concedida al canal qatarí Al-Jazeera, el sábado 31 de octubre, Emmanuel Macron afirmó que entendía que los musulmanes podían estar "conmocionados" por las caricaturas de Mahoma, pero que eso no justificaba su violencia. El ministro de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, ya había intentado, el día antes de la Asamblea Nacional, limpiar la tierra lanzando un "mensaje de paz al mundo musulmán”: "Francia es el país de la tolerancia, no del desprecio o rechazo." “No escuches voces que buscan despertar desconfianza. No nos dejemos atrapar en los excesos de una minoría de manipuladores”, añadió.

Pero, ¿Macron logró convencer? El Elíseo al menos pudo estar satisfecho con aquella audiencia inesperada. Transnacional, Al-Jazeera convocó 40 millones de espectadores y retransmitió la entrevista, dando la bienvenida a los oradores y columnistas de paso, al acercamiento de Emmanuel Macron. Pero en esta misma antena, al día siguiente se cuestionaron los límites de la “libertad de expresión” alabada por el Jefe de Estado: “Hay una campaña mediática contra los musulmanes en Francia, sin que hubiera ni siquiera un opositor en los televisores. El vocabulario político y mediático es el de la extrema derecha”, señaló el investigador argelino Salah Al-Qadiri en un programa de entrevistas emblemático de Al-Jazeera. Por el contrario, los Emiratos Árabes Unidos han tomado la defensa del presidente francés. "Hay que escuchar lo que realmente dijo Macron en su discurso, no quiere la guetización de los musulmanes en Occidente y tiene toda la razón", dijo el canciller emiratí Anwar Gargash en el diario alemán Die Welt , el lunes 2 de noviembre. Para el ministro emiratí, la controversia es sobre todo el resultado de una recuperación política orquestada por el jefe de Estado turco, Recep Tayyip Erdogan.

Para Imran Khan, hoy, insultar al profeta lastima a los musulmanes de todo el mundo. "Nosotros los musulmanes tenemos el mayor amor y respeto por nuestro Profeta", tuiteó. “No podemos tolerar este tipo de falta de respeto y abuso. "Hago un llamado a los gobiernos occidentales que han prohibido los comentarios negativos sobre el Holocausto a que utilicen las mismas reglas para castigar a quienes difunden intencionalmente sus mensajes de odio contra los musulmanes al insultar a nuestro Profeta", continuó Khan.

El primer ministro pakistaní afirma que insultar a Mahoma es tan reprensible como negar el Holocausto. El sentimiento anti-francés se ha intensificado en Pakistán y en este momento la situación es altamente delicada. Después de días de protestas en las que murieron cuatro policías, el gobierno de Imran Khan anunció el pasado jueves que el TLP ahora sería prohibido, calificándolo de grupo terrorista. Khan sugirió que el gobierno no decidió prohibir el TLP debido a un desacuerdo sobre sus motivos, sino más bien por sus métodos.

"Permítanme ser claro con la gente aquí y en el extranjero: nuestro gobierno ha tomado medidas contra el TLP de acuerdo con nuestra ley antiterrorista, porque ha desafiado a la autoridad estatal, utilizando la violencia callejera y atacando a las fuerzas del orden", tuiteó. “Nadie puede estar por encima de la ley y la Constitución.

" Francia recomendó, el jueves 15 de abril, a sus ciudadanos y empresas francesas que abandonaran temporalmente Pakistán, después de violentas manifestaciones anti-francesas a principios de esta semana. "Debido a las serias amenazas a los intereses franceses en Pakistán, se recomienda a los ciudadanos franceses y las empresas francesas que abandonen temporalmente el país", dijo la embajada francesa.

La seguridad se ha reforzado en la embajada francesa en Islamabad, señaló el jueves un periodista de la Agence France-Presse (AFP). Se agregaron contenedores a lo largo de la pared exterior del complejo para proteger el acceso y los Rangers, una fuerza paramilitar paquistaní, se desplegaron cerca.

En 2020, 445 personas se inscribieron en el registro de franceses que viven en Pakistán, que es menos que en 2019 (525). Sin embargo, el registro no es obligatorio y esta cifra no refleja necesariamente el número exacto de franceses que viven en este país. Según la embajada, 35 empresas francesas están presentes en aquella tierra, principalmente grandes grupos activos en particular en los sectores de energía, industria farmacéutica, distribución, transporte marítimo, construcción pública.

"Nuestra policía y nuestros Rangers son capaces de manejar la situación”, ha asegurado el ministro del Interior, Sheikh Rashid Ahmed, durante una conferencia de prensa. “Todos los ciudadanos franceses están a salvo aquí y no existe ninguna amenaza contra ellos. "

Fuentes: Le Monde, Le Figaro, Liberation

Doctora en filosofía y letras, Máster en Profesorado secundaria, Máster ELE, Doctorando en Ciencias de la Religión, Grado en Psicología, Máster en Neurociencia. Es autora de numerosos artículos para diferentes medios con más de cincuenta publicaciones sobre Galdós y trece poemarios. Es profesora en varias universidades y participa en cursos, debates y conferencias.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider