Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Persiste la estrechez del mercado de alquileres


En 2020, año de inicio de la pandemia del coronavirus Covid-19, el mercado de vivienda registró un fuerte descenso en el conjunto de su actividad en España. Indicadores tales como las ventas de viviendas, número de hipotecas registradas sobre viviendas y viviendas iniciadas descendieron con intensidad. Los precios de las viviendas y los alquileres experimentaron acusadas desaceleraciones e incluso descensos, según algunos indicadores. La caída de los salarios en 2020 complicó el serio problema de la dificultad de acceso a la vivienda existente en España.

El descenso del empleo contribuyó al retroceso de la renta disponible de los hogares en más de un 3%. Aunque en 2020 los tipos de interés de los préstamos para compra de vivienda disminuyeron a lo largo del año, las negativas expectativas deprimieron la demanda de vivienda para uso habitual. Se advirtió un fuerte contraste entre las ventas de viviendas nuevas, que según datos de los notarios, crecieron hasta un 7,3%, mientras que las de viviendas usadas retrocedieron un 16,9%, disminuyendo el total un 14,5%. En las compras de viviendas con fines diferentes al de vivienda habitual por parte de los residentes en España predominan las compras de viviendas nuevas.

Si la economía logra un nivel de actividad más próximo al de los meses precedentes a la pandemia se recuperará la demanda de alquileres, pero el nivel de precios queda lejano de las posibilidades de acceso para los jóvenes hogares

Las viviendas iniciadas retrocedieron cerca del 20% sobre el año precedente, sobre todo por las dificultades para edificar en medio de la pandemia y de los confinamientos. El total de iniciaciones se elevó a 85.535, un freno en la tendencia a la recuperación en la construcción de nuevas viviendas de los tres años precedentes. En la Contabilidad Nacional Trimestral del INE la construcción residencial experimentó un descenso del 16,6% en 2020.

La menor demanda de vivienda desaceleró los aumentos de los precios de las viviendas, según el índice trimestral del INE (1,5%). En las estadísticas de valores de tasación, publicada por el Mitma, los precios descendieron un 1,8% en 2020, situándose en un nivel de 1.622,3 euros/m2 a fines de año. Los precios de venta, estimados por el Consejo General del Notariado, disminuyeron un 1,4% en 2020, situándose en 1.457 euros/m2 en diciembre de 2020.

Los alquileres de viviendas, estimados a partir de la nueva oferta de vivienda en alquiler por el portal Idealista.com, crecieron un 1,8% en 2020 (4,8% en 2019). Sin embargo, desde fines del verano de 2020 se ha producido una mayor oferta de viviendas de alquiler, procedente en gran parte de pisos turísticos de difícil colocación. La mayor oferta de viviendas de alquiler ha impulsado un descenso del 6,1% de los precios de los alquileres entre septiembre de 2020 y marzo de 2021, situándose en este mes en un nivel de 10,8 euros/m2/mes.

El descenso de los precios del alquiler de fines de 2020 y primeros meses de 2021 se ha dejado sentir en las autonomías con mayores incrementos antes de 2020. En marzo de 2021, los precios del alquiler han descendido anualmente en la Comunidad de Madrid un 8%, en Cataluña un 8,2%, y en Baleares el retroceso se elevó al 14,4%.

Si la economía logra un nivel de actividad más próximo al de los meses precedentes a la pandemia se recuperará la demanda de alquileres, pero el nivel de precios queda lejano de las posibilidades de acceso para los jóvenes hogares. Desde el Ministerio responsable de la política de vivienda se ha anunciado un objetivo de incremento de 100.000 viviendas para alquiler asequible. Se trabaja en la elaboración de una ley de vivienda, pero no se conoce la vía que se seguirá para hacer más asequibles los alquileres a corto plazo.

Vocal del Consejo Superior de Estadística del INE. Doctor en CC. Económicas por la UCM (1977). Es Estadístico Superior del Estado, en situación de excedencia, y Economista Titulado del Banco de España, en situación de jubilación. Ha sido consejero de Economía de la Junta de Andalucía, presidente del Banco Hipotecario de España, presidente de Caja de Ahorros de Granada, presidente del Consejo Social de la Universidad de Granada y gerente de la Universidad de Alcalá de Henares. Actualmente es miembro de Economistas frente a la Crisis y de la Plataforma por una Banca Pública.