Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Los españoles y los hispanos en Estados Unidos (2)


Retrato de Juan Ponce de León y Figueroa. Retrato de Juan Ponce de León y Figueroa.

LA HISTORIA Y LA SITUACIÓN DE LOS ESPAÑOLES EN EE. UU.

El papel de los españoles en la formación de EE.UU. ha estado deliberadamente ocultado, pareciendo que todo empieza con el Mayflower (flor de mayo) en 1620 con 120 pasajeros y 30 tripulantes huyendo de la persecución protestante, que por su origen tenían interés en la vida agrícola, y que alcanzaron Massachusetts. En el primer aniversario quedaban 53 y realizaron el día de acción de gracias, fiesta nacional actualmente. En 1691 eran 7000, el territorio se llamó Nueva Inglaterra.

Su modelo social estaba impregnado de las prácticas religiosas, el énfasis en acceder a la palabra de Dios a través de la Biblia los llevó a exigir la alfabetización. La creencia en lo colectivo los llevó a desarrollar una forma de evangelio social. Los tres elementos: una cierta democracia participativa en la iglesia y en el estado, la importancia de la alfabetización y un evangelio social que inspiró la reforma, desempeñaron un papel importante no sólo en la formación de la cultura de la región, sino también de los Estados Unidos. Curiosamente ahora los norteamericanos son los adalides del individualismo.

La posterior independencia de Inglaterra ocurre cuando las trece colonias originales vencen a las tropas expedicionarias inglesas en 1783 después de una guerra de nueve años, donde el papel de apoyo de las tropas expedicionarias francesas resultó esencial. La estructura de las colonias posteriormente se dividió en dos manteniendo en una parte ese modelo religioso, pero en las del sur se montó un sistema esclavista (medio millón de esclavos negros) para las plantaciones de algodón, tabaco y azúcar. Esta fue la división que llevó a la guerra de secesión (unionistas contra confederados) que termina en 1865 después de cinco años.

El primer europeo que pisó esa tierra fue Ponce de León el 2 de abril de 1513 y no los peregrinos del Mayflower que lo hicieron en 1620; los españoles levantaron la primera ciudad (San Agustín, en la Florida), dibujaron el primer mapa (Diego Rivero en 1529), redactaron el primer libro escrito en el país (el hermano Báez, un jesuita de las misiones de Georgia) o hicieron los primeros registros de nacimientos. Casi todo el mundo ignora que la primera partida de nacimiento registrada en el territorio de lo que hoy son los Estados Unidos fue la de un español.

Los nombres de Ponce de León, Hernández de Soto, Vázquez Coronado o Fray Junípero Serra, aun siendo los más conocidos, no ocupan gran cosa en la historia oficial de los Estados Unidos. A pesar del mantenimiento del dominio español durante siglos sobre extensos territorios y la presencia de colonos, fuertes militares y misiones al norte del Río Grande, España terminó perdiendo En 1801 Luisiana, Florida en 1810 y California en 1822, correspondiente a cuatro capitanías: Luisiana y Florida; Nuevas Filipinas; Nuevo México y Alta California; y Puerto Rico. Cada una de ellas ocupaba además otros territorios, la primera incluía a Cuba y las otras dos a diferentes territorios actualmente mexicanos.

La dilapidación del imperio español en Norteamérica comienza siendo el último gobernador Martín Gálvez del virreinato de la Nueva España, de capital Nueva Orleans, en el secreto tercer tratado de San Idelfonso de 1801 firmado por Godoy donde Carlos IV cedió La Luisiana a los franceses a cambio de un trozo de tierra en Italia para su sobrino el duque de Parma, Fernando I de Borbón-Parma, vendiendo posteriormente Napoleón en 1803 ese territorio para sufragar sus campañas militares a los nuevos norteamericanos de origen anglosajón por 15 millones de dólares. Este desastre, de incompetencia manifiesta, se complicó aún más con la guerra de independencia española, con la invasión de los franceses en España por el supuesto acceso a Portugal y el desastre de reinado de Fernando VII dispuesto a mantener el trono traicionando a los liberales de la Constitución de Cádiz.

En las Cortes de Cádiz estuvieron representados por Nuevo México, que era así como se denominaba el territorio de los actuales EE.UU en su mayor parte, Pedro Bautista Pino y Ramón Power Giralt por Puerto Rico. No asistieron representantes de Luisiana.

Entrando en las anécdotas el dólar USA procede del real de a ocho o Spanish dollar que Jefferson propuso al Congreso en 1785 como unidad monetaria del nuevo estado independiente y que su célebre símbolo $ se inspira en las columnas de Hércules del escudo español con el que se acuñaba.

Todo lo anterior hace que debamos recordar que la presencia española fue muy anterior a la inglesa, y que la llamada conquista del oeste se hizo en las condiciones de un tratado leonino donde se cedió un extenso territorio donde la presencia era escasa, pero como en el resto de América, donde los criollos con el tiempo plantearían la independencia ante el desastre de los monarcas españoles.

Actualmente EE.UU es un crisol de razas y orígenes multiétnicos, que en la presidencia de Trump parecía que sólo eran blancos descendientes de los ingleses del Mayflower o de la emigración posterior de europeos ante las diferentes crisis en Europa, irlandeses o de otros orígenes, cuando sus reales habitantes originarios eran los indios machacados hasta casi la extinción por los supremacistas blancos. La presencia de negros de origen africano tuvo que ver con las necesidades de esclavos para los cultivos de algodón del sur de EE.UU y que posteriormente fueron liberados de la esclavitud, lo que dio lugar a la famosa guerra del norte contra el sur y que permitió obtener una sociedad de hombres libres, pero donde el racismo ha pervivido en amplios sectores de la sociedad, especialmente en el sur. Las sucesivas emigraciones de México y de otros países centroamericanos sobre todo, dieron lugar a la presencia de blancos que no eran tratados como los de origen anglosajón, sino llamados despectivamente chicanos por su origen humilde y que han tenido dificultades para integrarse plenamente.

El nuevo gobierno resultado de la elección de Biden representa a una sociedad multiétnica, y con representación paritaria de hombres y mujeres, empezando por la vicepresidenta de origen negro y asiático, y donde hay paridad de hombres y mujeres, la mitad blancos (la mayoría de origen anglosajón y cuatro latinos). La primera mujer secretaria del Tesoro, el primer secretario de Defensa afroamericano, el primer miembro del gabinete abiertamente homosexual, la primera secretaria del gabinete que es una nativo-americana para manejar los parques naturales y los recursos petrolíferos, la primera mujer que liderará la inteligencia Nacional, un latino llevando la Seguridad Nacional, un hijo de inmigrantes mejicanos que llevará los asuntos relacionados con la salud una empresaria para llevar los retos comerciales, un negro como Secretario de Defensa y una diplomática afroamericana para el departamento de Estado para resolver los entuertos provocados por Trump en las relaciones internacionales.

Frente a este nuevo gobierno, el gobierno de Trump estaba formado por 20 hombres y cuatro mujeres, un único afroamericano de origen en el departamento de urbanismo, y una latina encargada de pequeñas y medianas empresas. Su gobierno estaba compuesto además por muchos que no tenían ninguna experiencia política, incluso algunos de ellos procedentes del mundo del espectáculo, además sus colaboradores han ido cambiando apresuradamente según los caprichos presidenciales.

Quimico, Máster en Biotecnología y Profesor en Secundaria, FP y Universidad. Especializado en la formación del profesorado y en el diseño de los estudios en FP.

Investigador y divulgador de la historia del socialismo y del sindicalismo en educación. Realizando conferencias, exposiciones y publicaciones relacionadas sobre ellas.

Más en esta categoría: « Todos contra uno Razón de país »