Quantcast
ÚNETE

Las redes, las personas Mayores y la utilidad social

Hoy, a través de las redes me han pasado un vídeo sobre el cerebro, donde he podido observar el fin del mito extendido de la muerte de las neuronas a partir de los 40 años, así como consejos para mantenerse cerebralmente en forma, que me ha parecido de lo más instructivo y sugerente.

Menudo panorama más desolador me cernía, pensar que en breve tendría un cerebro rígido y vacío, incapaz de aprender. No soy mujer que se rinda fácilmente y me he puesto a investigar más sobre este aspecto, para eso está Internet y la información de todo tipo que nos proporciona.

Por suerte, ahora parece saberse que las neuronas no se mueren, aunque disminuyen gran cantidad de ellas, pero lo que más me tranquiliza es saber que nacen nuevas neuronas durante TODA LA VIDA, sobre todo las relacionadas con el aprendizaje y la memoria, debidamente estimuladas. ¡Ahí tenía yo mi oportunidad!.

Si nuestro cerebro (edad madura a los 30 años) es ejercitado convenientemente, parece ser que se retrasa, según el científico español Paco Mora y se evitan, enfermedades como el Parkinson, el Alzheimer y la Demencia Senil, dando una serie de consejos para mantenerse cognitivamente sanos y activos. Con esto de momento me conformo.

Parece ser que el comer menos, ejercitar un cierto grado de deporte físico, efectuar ejercicios mentales diarios, viajar más, evitar la rutina, vivir acompañada en pareja, saber adaptarse conveniente a los cambios de la actualidad, sin quedarse anclada en tiempos pretéritos, evitar el estrés crónico, así como no fumar, dormir bien (entre 7 y 8 horas diarias), evitar el apagón emocional que nos mueve a seguir queriendo estando vivos, también el tener un sentimiento potente de agradecimiento (vinculo importante entre las personas) y saber vivir intensamente las pequeñas cosas, según nos dicen, son la clave.

Con todo esto, me he puesto a repasar mi cotidianidad, observando que muchos de estos consejos los estoy realizando a pesar de ser una mujer digámosle “madura”, sin saber lo adecuados que eran para mi reciente entrada en el mundo de la tercera edad, JUBILADA, y me he quedado relativamente satisfecha.

No hago todo el deporte que debiera, ¡es verdad!; no leo todo lo que me gustaría, ¡de acuerdo!, pero amo, me manejo en internet, me relaciono socialmente, y lo más importante, me siento aún útil para desarrollar proyectos a cortes y medio plazo,…pues del largo ya ni hablamos.

No hay duda, me propongo ser “una mayor” de mente sana, plástica y con conexiones neuronales mantenidas en forma.

Compañeros, compañeras, la decisión está tomada, HAY ABUELITA PARA RATO.

Secretaria Memoria Histórica y Mayores. Agrupación Socialista Rivas Vaciamadrid.