LA ZURDA

Piden a la Federación Catalana de Natación que permita competir a una niña trans

La directora general de Igualdad de la Generalitat, Mireia Mata, la asociación Chrysallis y el Observatorio contra la Homofobia de Cataluña han pedido a la Federación Catalana de Natación (FCN) que permita competir a una niña transexual de 8 años con el equipo de natación femenino de su club.

Después de que El País revelara ayer el caso de esta niña transexual, a la que la FCN no le puede expedir la licencia como fémina porque estas se clasifican por género y la documentación de la niña aún indica que su sexo es masculino, la directora general de Igualdad ha anunciado que se reunirá con los responsables de la federación la próxima semana para tratar de encontrar una solución a esta situación.

Una portavoz de la Federación Catalana de Natación ha explicado a Efe que no le niegan su derecho a competir, pero que no pueden expedirle una licencia femenina porque "nos llega una licencia que pone sexo masculino y se nos pide que compita con sexo femenino y nosotros no podemos cambiar lo que consta en el Registro Civil".

Representantes de la federación ya se han reunido con la asociación Chrysallis para exponerles el problema administrativo de concederle una licencia femenina y le ofrecieron que pudiera competir con el club federado 'Pateres Grogues', formado por deportistas LGTBI.

La federación también ha hecho consultas a la Secretaría General del Deporte de la Generalitat y al Consejo del Deporte Catalán para que, entre todos, puedan encontrar una fórmula para salir "del callejón sin salida y de la telaraña jurídica y administrativa" que supone la formalidad administrativa oficial.

"Nosotros estaremos encantados de poderle dar la licencia, pero la ley nos lo tiene que permitir, estamos en medio de una situación nueva que deben resolver instancias superiores", ha señalado la portavoz de la federación.

De momento, la próxima semana se reunirán con la Secretaria General del Deporte de la Generalitat y con la secretaria de Igualdad del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias.

"Necesitamos una solución y que todas las partes estén de acuerdo. Nosotros estamos predispuestos a que pueda competir en las mejores condiciones posibles pero necesitamos un amparo jurídico", ha reiterado la portavoz federativa, que ha asegurado que tienen federados sin problema a otros menores trans que ya han hecho constar su cambio en el DNI.

El presidente del OCH, Eugeni Rodríguez, ha dicho a Efe que exige a la federación que aplique el artículo 14.2.b de la ley LGTBI 11/2014 para hacer posible que esta menor trans pueda competir con el equipo femenino de su club.

Sin embargo, los servicios jurídicos de la federación entienden que la ley LGTBI no ampara ni a la niña ni a la FCN para expedirle la licencia femenina.

En declaraciones a El País, la madre de la menor explicó que para la niña "el agua es como su sangre, ha nadado siempre, desde que tenía seis meses y ahora está frustrada porque no entiende por qué sus compañeras pueden competir cada sábado y ella no".

La asociación Chrysallis, que agrupa a familias con menores trans, también ha exigido que dejen competir a la niña porque la inscripción de su cambio de género en el registro es un trámite largo, además de que la familia quiere proteger a su hija de la experiencia de tener que someterse a pruebas forenses siendo tan joven. EFE.