ÚNETE

Micrófonos en la calle para que mujeres LTB denuncien sus discriminaciones

Las mujeres LTB pueden denunciar en primera persona la múltiple discriminación que sufren en los micrófonos que la Federación de Gais, Lesbianas, Trans y Bisexuales (Felgtb) ha habilitado para ellas este sábado en Madrid con motivo del 8M.

Para ello han elegido la Plaza de Zerolo donde, a partir del mediodía, todas las mujeres que lo deseen pueden explicar sus experiencias y participar en la concentración "Juntas contra el patriarcado", en la que se leerá también un manifiesto con las reivindicaciones de las mujeres LTB para superar la lesfobia, transfobia y bifobia.

El objetivo de esta acción, complementaria a la manifestación del 8M, es, según la coordinadora del Grupo de Políticas Lésbicas y miembro de la Comisión del Año Temático, Cristina Pérez, "visibilizar" las violencias que sufre el colectivo, además de "empoderarse y unirse".

Diana, una de las participantes en esta acción, que se enmarca en el año temático "Mujeres LTB: Sororidad y Feminismo", ha explicado a Efe que aprovechará los micrófonos para denunciar cómo perdió un contrato de trabajo por no tener el cambio registral de nombre en su DNI.

"Fue hace año y medio y cuando ya estaba todo preparado para que firmara, me pidieron el DNI, y como mi nombre sentido no coincidía con el qué ponía en el documento me dijeron que no sabían cómo lo podía hacer recursos humanos y me quedé sin contrato", señala Diana.

Relata que "el día a día" de una mujer trans "es agotador" porque tienen que ir "sorteando distintos problemas, como que te increpen en un cuarto de baño femenino o que en la cola del pan pregunten qué quiere el caballero".

También hará visible su discriminación Arancha, que no consiguió filiar a sus hijos con los apellidos de las dos madres por no estar casadas, aunque eran pareja de hecho.

Durante su convivencia, Arancha dio a luz a una niña, que ahora tiene 10 años, y su expareja gestó a un niño.

"Al separarnos perdí el derecho a reclamar por ese niño, ya que yo tenía un libro de familia en el que figuraba como madre soltera de mi hija y mi expareja el suyo como madre del hijo que había gestado", explica.

Y denuncia el desamparo en caso de separación: "Solo depende de la buena voluntad de la otra persona el que puedas seguir viendo a tu hijo".

Además, Arancha criticará la invisivibilidad que dan a las familias de las que forman parte mujeres lesbianas, transexuales y bisexuales los libros de textos, "obsoletos y que ignoran la diversidad".

Niurka Gibaja, miembro del Grupo Trans y de la Comisión del Año Temático, también aprovechará este acto para denunciar que las mujeres LTB son concebidas por un amplio sector masculino como objetos sexuales susceptibles de satisfacer todas sus fantasías. EFE.