HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

SEGUNDA REPÚBLICA. 1º MAYO: Madrid, 1-5-1931.- Pedro Rico, Francisco Largo Caballero, Miguel de Unamuno, Indalecio Prieto y Mellie Staal, (de izda a dcha), durante la manifestación del Primero de Mayo. EFE/jgb / E/Coloreada @latinapaterson

1926. Los anarquistas Francisco Ascaso (1901-1936), Buenaventura Durruti (1896-1936) y Gregorio Jover (1891-1964) integrantes de "Los Solidarios". E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1313515912671252481/photo/1

19/12/1933. Los diputados socialistas Francisco Largo Caballero y Margarita Nelken posando sentados en sus escaños del Congreso. Foto Luis Ramón Marín / Fundación Pablo Iglesias. E/Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1311207535429513217

Pablo Iglesias Posse, político y fundador del PSOE en el despacho de su casa (foto sin fecha) / EFE / E. Coloreada @latinapaterson

1932, visita de Niceto Alcalá Zamora, Presidente de la República Española, a la Fábrica de Tabacos de San Sebastián. Foto posando junto a las empleadas de Tabacalera, del fotógrafo Martín Ricardo / Kutxateca. E/Coloreada. https://pbs.twimg.com/media/Ef5yI4eXYAE8MRH?format=jpg&name=4096x4096

06/01/1937, mujeres de un taller de costura de la C.N.T. en Gijón. Foto Constantino Suárez. Archico Muséu del Pueblu d’Asturies. Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1205762029782523904/photo/1

previous arrow
next arrow
Slider

Los inicios del socialismo en Valencia: la visión de Francisco Sanchís


(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Francisco Sanchís Pascual (1866-1934) fue un personaje imprescindible para entender el socialismo valenciano. Tipógrafo, en la mejor tradición socialista, natural de Xátiva, fue protagonista indiscutible de los trabajosos inicios del socialismo en la capital valenciana. Fue fundador de la Agrupación y vivió un duro enfrentamiento con Francisco Martínez Andreu por el control de la organización, que provocaría que se fuera de la Agrupación para crear en 1899 el Centro Marxista de Valencia, que sería admitido por el PSOE, aunque en 1901 volvió a hacerse cargo de la Agrupación. Fue el promotor de la creación de la Federación Socialista Valenciana y también tuvo una marcada vocación periodística. Sería miembro del Comité Nacional del Partido por Levante, y diputado por Valencia-capital, además de concejal en Valencia.

En enero de 1915 resumió la situación de la organización socialista en Valencia para los lectores de Acción Socialista. Nos interesa mucho su análisis sobre las dificultades que tuvieron los socialistas para intentar sobrevivir en una plaza intensamente republicana, con un republicanismo de nuevo cuño, el blasquismo.

Sanchís era realista y no escondía que la situación del socialismo valenciano no era, precisamente, fuerte. Así afirmaba que el juicio sobre los frutos de la labor de los socialistas en comparación con la importancia de Valencia no podía ser nada favorable. Eso había ocurrido, ¿por qué no habían realizado esfuerzo alguno o la razón era que se había pecado de torpeza?

Según la propia interpretación de Sanchís no se trataba de que entre los socialistas valencianos no hubiera habido esfuerzo y dedicación, ni que no se hubieran sacrificado. El problema estaría en los escollos con que se habían tropezado en Valencia.

En 1889, es decir, en la época en la que las ideas socialistas comenzaban a difundirse en Valencia, los republicanos, siempre numerosos en la capital del Turia, comenzaron a evolucionar, a dejar a los patriarcas del pasado para adoptar un nuevo republicanismo, que se lanzó a una campaña anticlerical como nunca se había vivido en el seno de esta tendencia como seña de identidad, y todo de la mano de un personaje clave, Blasco Ibáñez.

Así pues, la aparición del Partido Socialista coincidió con la aparición en la vida política valenciana de un rival dispuesto a sacrificarlo todo para conseguir sus ambiciones. Frente a unos socialistas con pobres recursos y escaso tiempo hurtado al descanso después del trabajo se encontraron con un personaje que contaba con seguidores muy bien organizados, con medios económicos y con tiempo para emplearlo en sus fines políticos.

El segundo rival era el anarquismo, que conservaba en Valencia gran parte de su antigua fuerza. Sanchís calificaba a los anarquistas de “rebeldes platónicos”, discurseando para servir a los republicanos. Al comprobar el papel de los socialistas se lanzaron en su contra, en colaboración con los republicanos, en campañas de insultos, calumnias y amenazas.

La organización socialista era raquítica, sin mucho desarrollo y combatida, pero Sanchís consideraba que, aún así, había hecho frente a todo y a todos. Así se había podido fundar el primer Centro Obrero de Valencia en 1890 en la calle de los Ángeles, por parte de unas pocas Sociedades Obreras, y allí se fueron creando otras nuevas. Pero la presión republicana y anarquista debilitó a la organización socialista y el Centro Obrero tuvo que cambiar varias veces de local hasta que se alcanzó el de la calle del Palomar.

Al parecer, Blasco Ibáñez lanzó el reto de que o se le dejaba entrada libre al último local o destruiría la organización. Ante la negativa, decidió actuar y alquiló un local que puso gratuitamente a disposición de las Sociedades Obreras. Consiguió que muchas Sociedades se pasaran al mismo, suponiendo un duro golpe para el movimiento obrero de signo socialista. Como el Partido de Blasco Ibáñez había conseguido hacerse con el Ayuntamiento, dicho Centro pasaría a ser financiado por el Consistorio para llamarse Casa del Pueblo. Eso fue otro golpe para los socialistas, cada vez más aislados, sin lugar a dudas.

El trabajo siguió siendo duro. Se consiguió crear un Círculo Socialista, que terminó siendo un nuevo Centro de Sociedades Obreras atrayendo a la Sociedad Tipográfica, a los ferroviarios y a unas reconstituidas Juventudes Socialistas. En el ámbito ferroviario los socialistas consiguieron fuerza, un aspecto importante dada la potencia de los trabajadores de este sector en toda España. Después se puso en marcha una Cooperativa Socialista de Consumo.

Sanchís observaba a la altura de 1915 que el ambiente hostil hacia los socialistas iba diluyéndose en Valencia, y aunque las fuerzas no eran muchas aún, se estaba avanzando.

Lo que no relató en este análisis fueron los problemas internos en la Agrupación Socialista, sobre los que hemos hecho una breve alusión en el relato biográfico de Sanchís.

El análisis se publicó en el número 42 de Acción Socialista. Sobre Sanchís es conveniente acercarnos al Diccionario Biográfico del Socialismo Español.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Diccionario de Historia contemporánea
Europa en su cenit
El republicanismo en España
El Antiguo Régimen. Sus estructuras sociales, económicas y políticas
El tiempo de las Revoluciones. De 1820 a 1848
Historia del socialismo español
La España del Siglo XVIII. Luces y sombras del reinado de los borbones
Del abrazo de Vergara al Bando de Guerra de Franco
Episodios que cambiaron la Historia de España

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider