HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

SEGUNDA REPÚBLICA. 1º MAYO: Madrid, 1-5-1931.- Pedro Rico, Francisco Largo Caballero, Miguel de Unamuno, Indalecio Prieto y Mellie Staal, (de izda a dcha), durante la manifestación del Primero de Mayo. EFE/jgb / E/Coloreada @latinapaterson

1926. Los anarquistas Francisco Ascaso (1901-1936), Buenaventura Durruti (1896-1936) y Gregorio Jover (1891-1964) integrantes de "Los Solidarios". E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1313515912671252481/photo/1

19/12/1933. Los diputados socialistas Francisco Largo Caballero y Margarita Nelken posando sentados en sus escaños del Congreso. Foto Luis Ramón Marín / Fundación Pablo Iglesias. E/Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1311207535429513217

Pablo Iglesias Posse, político y fundador del PSOE en el despacho de su casa (foto sin fecha) / EFE / E. Coloreada @latinapaterson

1932, visita de Niceto Alcalá Zamora, Presidente de la República Española, a la Fábrica de Tabacos de San Sebastián. Foto posando junto a las empleadas de Tabacalera, del fotógrafo Martín Ricardo / Kutxateca. E/Coloreada. https://pbs.twimg.com/media/Ef5yI4eXYAE8MRH?format=jpg&name=4096x4096

06/01/1937, mujeres de un taller de costura de la C.N.T. en Gijón. Foto Constantino Suárez. Archico Muséu del Pueblu d’Asturies. Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1205762029782523904/photo/1

previous arrow
next arrow
Slider

El dolor en el primero de mayo


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

El primero de mayo siempre ha sido asociado por el movimiento obrero a una fiesta, a la fiesta del trabajo y de los trabajadores y, aunque al principio, se intentó reprimir generando hasta víctimas, y nació a partir de una verdadera masacre, ha terminado siempre por imperar una imagen de lucha, pero unida a la alegría, a la celebración de la fraternidad obrera.

Pues bien, en este apunte, vamos a hablar de dolor, a través de lo que pensaba no un socialista o un anarquista, sino un republicano, Luis de Zulueta, un viejo conocido del lector de El Obrero. Sus reflexiones se fechan en mayo de 1929. Pues bien, el dolor al que se refería el político republicano no se tenía que ver con la represión sufrida, sino con el hecho de que, ante tanto júbilo, ante la celebración y la reflexión sobre los años anteriores y en los años venideros, es decir, sobre el pasado y el futuro, aparecía el “fecundo dolor” que producía la conciencia de la obra que aún quedaba por realizar, es decir, el dolor se asociaría a la constatación de todo lo que había que hacer aún; eso sí, era calificado de fecundo, es decir, que llamaba a la acción, al trabajo, en nuestra interpretación.

Luis de Zulueta reconocía la labor realizada en los cuarenta años que habían pasado desde el primer primero de mayo. La utopía de los tres ochos (ocho horas de trabajo, ocho de ocio y ocho de descanso) ya era una realidad, casi una “realidad conservadora”, en su opinión. Y aquellos trabajadores socialistas perseguidos en el pasado habían llegado a los parlamentos, y hasta formando gobiernos y presidido Estados, seguramente en alusión a las experiencias alemana y nórdicas.

Pero De Zulueta insistía en que, por debajo de todos esos indudables éxitos, existía un dolor por todo el trabajo que restaba por realizar, y la situación española era evidente porque había, siempre según nuestro protagonista, obreros de destacadas industrias que cobraban salarios de 14 y 16 reales.

Pero, además, los trabajadores ya estaban reclamando en los primeros de mayo solamente avances materiales, sino también libertad junto al bienestar, dos cuestiones que iban intrínsecamente ligadas porque sin bienestar no había posibilidad de libertad, y sin ésta el bienestar sería inseguro y precario.

En fin, como decía Luis de Zulueta, “¡Queda tanto por hacer!”

Hemos consultado el número del primero de mayo de 1929 de El Socialista.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

El republicanismo en España
El Antiguo Régimen. Sus estructuras sociales, económicas y políticas
El tiempo de las Revoluciones. De 1820 a 1848
Historia del socialismo español
La España del Siglo XVIII. Luces y sombras del reinado de los borbones
Del abrazo de Vergara al Bando de Guerra de Franco
Episodios que cambiaron la Historia de España

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider