Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

SEGUNDA REPÚBLICA. 1º MAYO: Madrid, 1-5-1931.- Pedro Rico, Francisco Largo Caballero, Miguel de Unamuno, Indalecio Prieto y Mellie Staal, (de izda a dcha), durante la manifestación del Primero de Mayo. EFE/jgb / E/Coloreada @latinapaterson

1926. Los anarquistas Francisco Ascaso (1901-1936), Buenaventura Durruti (1896-1936) y Gregorio Jover (1891-1964) integrantes de "Los Solidarios". E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1313515912671252481/photo/1

19/12/1933. Los diputados socialistas Francisco Largo Caballero y Margarita Nelken posando sentados en sus escaños del Congreso. Foto Luis Ramón Marín / Fundación Pablo Iglesias. E/Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1311207535429513217

Pablo Iglesias Posse, político y fundador del PSOE en el despacho de su casa (foto sin fecha) / EFE / E. Coloreada @latinapaterson

1932, visita de Niceto Alcalá Zamora, Presidente de la República Española, a la Fábrica de Tabacos de San Sebastián. Foto posando junto a las empleadas de Tabacalera, del fotógrafo Martín Ricardo / Kutxateca. E/Coloreada. https://pbs.twimg.com/media/Ef5yI4eXYAE8MRH?format=jpg&name=4096x4096

06/01/1937, mujeres de un taller de costura de la C.N.T. en Gijón. Foto Constantino Suárez. Archico Muséu del Pueblu d’Asturies. Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1205762029782523904/photo/1

previous arrow
next arrow
Slider

Los inicios de las vacaciones retribuidas en distintos lugares del mundo


Ante la discusión en 1923 en el Instituto de Reformas Sociales sobre el artículo relativo a los nueve días al año de vacaciones retribuidas en el contrato de trabajo, y el revuelo que eso provocó entre la clase patronal, los socialistas decidieron investigar qué se hacía en el mundo al respecto, y publicar esos datos para el conocimiento general y, lógicamente, en apoyo de los vocales obreros.

Después de la Gran Guerra comenzó a reconocerse el derecho a vacaciones retribuidas en distintos lugares.

En primer lugar, en el Reino Unido más de cien contratos colectivos o convenciones entre patronos y trabajadores habían acordado las vacaciones retribuidas, y con arreglo a la legislación de dicho país, había sido comunicados al Ministerio de Trabajo.

La mayoría de estos contratos colectivos establecían que debían ser pagados los salarios por los días de fiesta legales, y además para un cierto número de días, que variaba entre tres o doce al año. Generalmente, se establecía como condición para el disfrute de este descanso anual cierta antigüedad en la empresa, entre seis y doce meses. Había casos, además, en los que el número de días de descanso retribuido variaba en función del número de años que el obrero llevase en la empresa.

El descanso retribuido estaba más extendido en Alemania. Al parecer, el 72% del número total de contratos colectivos, y que afectaban al 86% del total de trabajadores, contenían cláusulas relativas a la vacación retribuida. La duración del descanso anual en Alemania era de unos tres días en el 50% de los casos, y luego había un 41% de contratos que establecían vacaciones de hasta seis días.

En Austria, por su parte, la ley sobre descansos retribuidos a los trabajadores marcaba una semana de vacaciones cuando el trabajador llevara un año en la empresa, y de dos semanas cuando se llevasen más de cinco años.

En Italia, las vacaciones pagadas se aplicaban ya en las grandes empresas. El descanso era de seis días en las industrias química, metalúrgica y textil, y aumentaba al doble en las empresas del gas, electricidad y en las imprentas. Era un derecho para trabajadores con un año de servicio, aunque había casos en los que solamente era necesario haber cumplido seis meses.

En Checoslovaquia había un decreto gubernamental que iba a ser presentado en el parlamento. El decreto preveía vacaciones anuales pagadas para los obreros de la industria, el servicio doméstico y los aprendices, después de un año de servicios ininterrumpidos. Las vacaciones iban a ser de seis días laborables para los obreros con menos de un año de antigüedad, y de doce para los que llevasen más de diez años con el mismo patrono.

Hemos trabajado con el número del 28 de junio de 1923 de El Socialista. En la hemeroteca de El Obrero encontraremos varios trabajos sobre la cuestión para la misma época.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider