Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

SEGUNDA REPÚBLICA. 1º MAYO: Madrid, 1-5-1931.- Pedro Rico, Francisco Largo Caballero, Miguel de Unamuno, Indalecio Prieto y Mellie Staal, (de izda a dcha), durante la manifestación del Primero de Mayo. EFE/jgb / E/Coloreada @latinapaterson

1926. Los anarquistas Francisco Ascaso (1901-1936), Buenaventura Durruti (1896-1936) y Gregorio Jover (1891-1964) integrantes de "Los Solidarios". E/Coloreada https://twitter.com/latinapaterson/status/1313515912671252481/photo/1

19/12/1933. Los diputados socialistas Francisco Largo Caballero y Margarita Nelken posando sentados en sus escaños del Congreso. Foto Luis Ramón Marín / Fundación Pablo Iglesias. E/Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1311207535429513217

Pablo Iglesias Posse, político y fundador del PSOE en el despacho de su casa (foto sin fecha) / EFE / E. Coloreada @latinapaterson

1932, visita de Niceto Alcalá Zamora, Presidente de la República Española, a la Fábrica de Tabacos de San Sebastián. Foto posando junto a las empleadas de Tabacalera, del fotógrafo Martín Ricardo / Kutxateca. E/Coloreada. https://pbs.twimg.com/media/Ef5yI4eXYAE8MRH?format=jpg&name=4096x4096

06/01/1937, mujeres de un taller de costura de la C.N.T. en Gijón. Foto Constantino Suárez. Archico Muséu del Pueblu d’Asturies. Coloreada. https://twitter.com/latinapaterson/status/1205762029782523904/photo/1

previous arrow
next arrow
Slider

Comaposada y la educación de la burguesía


Rescatamos y reflexionamos en El Obrero sobre un texto del fundamental socialista catalán Josep Comaposada, con el que hemos trabajado en varias ocasiones, sobre la educación de la burguesía, sobre quién debía educar a los burgueses, que publicó en El Socialista en junio de 1926.

El texto de Comaposada incidía en la cuestión de que solamente se trataba de la necesidad de educar a la clase trabajadora. La prensa obrera trataba con mucha frecuencia esta cuestión, pero en materia de educación había que pensar también en la burguesía, en la española y, especialmente en la catalana que, a buen seguro, nuestro protagonista conocía después de tantos años de lucha obrera. Comaposada era contundente: a la burguesía catalana no tenía educación.

Así pues, se preguntaba, ¿quién iba a educar a estos burgueses?, ya que se comportaban casi como reyes absolutos, bajás o mandarines chinos, llenos de soberbia y vanidad.

En España y en Cataluña era muy difícil encontrar, siempre según Comaposada, un patrón correcto, educado, con quien los obreros pudieran hablar con entera libertad, esperando ser atendidos y respetados. Comaposada consideraba que la condición de patronos les hacía ser “intolerantes, abusivos, dominadores”, incapaces de comprender las razones de los demás, especialmente de los obreros.

Y esto ocurría no sólo entre los burgueses menos instruidos (así debemos entender el significado de educación que estaba manejando en este trabajo Comaposada, que no tenía que ver con la enseñanza de cada uno, con la instrucción, siguiendo del término empleado en el pasado), sino que se daba también entre los más cultos.

Comaposada estaba insistiendo en una cuestión que, creemos, no se ha estudiado detenidamente, y que estamos viendo en las bases de trabajo que negociaban la patronal y las sociedades obreras. Nos referimos a que, en muchas ocasiones, estamos encontrando que entre los puntos que conformaban estos documentos que debían regular las relaciones laborales en un centro de trabajo o en un sector productivo determinado, se hablaba de la necesidad de que ambas partes se comportasen con respeto entre ellas. Por su parte, El Socialista, especialmente en los primeros tiempos, en el siglo XIX, se insertaba en cada número una sección denominada “despotismo patronal”, en la que aparecía, entre otras cuestiones, el problema de la falta de respeto, eso sí, desde la perspectiva obrera.

La columna de Comaposada se publicó en el número 5408 de El Socialista.

Doctor en Historia. Autor de trabajos de investigación en Historia Moderna y Contemporánea, así como de Memoria Histórica.

Periodismo riguroso y con valores sociales
Necesitamos tu apoyo económico para seguir contando lo que otros no cuentan. Para donar haz clic en el botón "COLABORA" de abajo. Muchas gracias por tu apoyo.
Slider