HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Tres meses de la “casi” extradición del Pollo Carvajal: el asilo, su objetivo


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

Cuando todo estaba listo para la entrega del exgeneral venezolano Hugo Armando Carvajal a Estados Unidos, la Audiencia Nacional la frenó en el último momento a falta de un trámite. Tres meses después y, pese a haberlo solventado, el Pollo Carvajal sigue en España, pendiente ahora de una segunda petición de asilo.

Desde que fue detenido el 9 de septiembre tras casi dos años escondido, el exjefe de ContraInteligencia Militar en los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro no ha cejado en su empeño de evitar su entrega a la Justicia norteamericana, que le acusa de integrar una organización dedicada al narcotráfico y relacionada con las FARC.

Además de la batería de recursos interpuestos ante la Justicia, su ofensiva también pasa por el Ministerio del Interior, ante quien ha pedido asilo ya en dos ocasiones.

La primera fue denegada -y actualmente está recurrida- y es la segunda, que se encuentra en trámite, la que frena ahora mismo su entrega.

UNA EXTRADICIÓN QUE SE REMONTA A 2019

La Audiencia Nacional dio luz verde a su extradición en noviembre de 2019, tras revocar una decisión inicial de la sección tercera de lo Penal de no entregarle.

Pero, para aquel entonces, Carvajal ya estaba en paradero desconocido. En realidad se encontraba en Madrid, donde fue detenido casi dos años después, tras haberse sometido a varias operaciones estéticas y haber cambiado de domicilio cada tres meses para despistar a la Policía.

Tan solo cuatro días después de entrar en prisión, donde continúa pese a los intentos de su defensa para que le excarcelen, la Audiencia suspendió por primera vez su extradición al estar pendiente un recurso contra el rechazo del departamento de Fernando Grande-Marlaska a concederle asilo.

UN MES DE OFENSIVA JUDICIAL

Durante el poco más del mes que pasó hasta que Interior resolvió ese recurso, Carvajal desplegó una nueva ofensiva. Se ofreció a declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, en principio sobre temas de terrorismo, pero finalmente acabó apuntando a presuntos pagos a exdirigentes de Podemos a través de la petrolera estatal (PDVSA), y entre ellos citó a Juan Carlos Monedero.

Tras entregar documentación con la que pretendía avalar su teoría, el juez volvió a citarle y reabrió una causa sobre la financiación de Podemos que se archivó en 2016 y que actualmente sigue abierta. Pero en medio de todo aquello y antes de que fuese de nuevo a declarar, Interior finalmente resolvió y denegó su primera petición de asilo.

La Audiencia Nacional obtuvo la vía libre para entregarlo y, pese a que el juez le pidió demorar un poco la entrega, el tribunal vio en la repentina colaboración de Carvajal una "estrategia dilatoria" e hizo efectiva su extradición el 20 de octubre.

LA "CASI" EXTRADICIÓN

El periplo judicial parecía acabado y, de hecho, se esperaba que la entrega fuese el 23 de octubre pero, un día antes y en un nuevo giro de guión, la Audiencia volvió a suspenderla: faltaba que Estados Unidos diese garantías sobre la condena a cadena perpetua que se le podría imponer allí.

Lo hizo un mes después y la Audiencia Nacional declaró suficiente su respuesta hasta en dos ocasiones, la última en diciembre, tras rechazar uno de los múltiples recursos de Carvajal, quien, pese a esa decisión, ha conseguido seguir demorando su entrega.

Esta vez, como especificó en una providencia de finales de año, el tribunal esperará a que Interior resuelva su segunda petición de asilo, formulada en torno a la persecución política de Estados Unidos que el exgeneral alega, y que actualmente está en trámite.

Según fuentes jurídicas consultadas por Efe, el tribunal no se pronunciará hasta que esa solicitud sea firme, es decir, después de que se resuelvan los recursos que a buen seguro interpondrá Carvajal, quien, además, puede presentar más solicitudes de protección internacional siempre y cuando los motivos no sean los mismos, indican fuentes de Interior.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider