Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El trágico final del conde de Castlehaven acusado de sodomía en 1631


Aunque el siglo XVII inglés no se caracterizó por la persecución de la sodomía, el caso de este noble escandalizó a la sociedad inglesa.

1631 Inglaterra vivía el inicio de una etapa absolutista, con Carlos I al frente, que acabó con la ejecución de este rey en 1649. En esta etapa de tiranía el caso de este noble abriría una etapa de populismo contra los homosexuales ingleses, avivada por panfletos destinados a poner a la población en contra. 



Parece ser que el conde de Castleheven, Mervyn Touchet, tenía un evidente gusto hacia los jóvenes, especialmente aquellos capaces de dar rienda suelta a sus deseos más escondidos. Así pudo reunir a un grupo de muchachos irlandeses, marineros o vagabundos encontrados en los puertos. Los sucesos que sucedieron se vieron envueltos por el sensacionalismo de la época e intereses aún hoy no demasiado claros. 



Rictor Norton nos explica quién era este noble: "Mervyn Touchet fue el duodécimo Lord Audley de la nobleza de Inglaterra, y el segundo Lord Audley y conde de Castlehaven de la nobleza de Irlanda. Con solo veinticuatro años, heredó una buena fortuna de su padre, que aumentó con la propiedad que había heredado de su madre. Además procedió a casarse con una heredera, por quien tuvo a su hijo James, y cuando ella murió  su fortuna aún fue mayor, y se casó con otra heredera. Su segunda esposa fue Lady Anne Stanley, otra rica viuda"(1)



Tras esta segunda boda parece que quiso introducir a Lady Anne en sus particulares orgías, mostrándola desnuda a sus compañeros de aventuras sexuales. En ellas también hizo participar a su propia hija e hijastra. Un testimonio señala que llegó a untar el pene de uno de sus "amigos de juerga" para que penetrara a una de ellas, o que sujetó a su esposa para que pudiera ser forzada. Las investigaciones posteriores señalan que difícilmente se podía demostrar ninguna de estas violaciones. En el juicio las relaciones homosexuales y las violaciones se les dio el mismo peso. 

James, su primer hijo, alertado por lo que ocurría o interesado por la fortuna de su padre, fue quien denunció estas orgías en casa de su familia. Mervyn Touchet fue arrestado, llevado a la Torre de Londres, acusado de las "impiedades más abominables ".  Se le negó el derecho a tener un abogado, en el juicio tampoco se le reconocieron los derechos. "Los cargos fueron leídos, conteniendo tal retórica como "seducido por la instigación del diablo, él perversamente, diabólicamente, comprometido criminalmente con ese detestable pecado abominable". (1) Castlehaven se declaró inocente, en un juicio sin garantías en el que casi se le juzgaba por brujería.  En su defensa el noble inglés llegó a referir que sentir amor por uno de los marineros era parecido al que tenía el rey David por Jonatán, utilizando paisajes de la Biblia que decía defendían el amor entre hombres.

 El conde fue condenado a muerte y decapitado el 31 de mayo de 1631. Su hijo James le sucedió en el condado irlandés de Castlehaven, pero otros se hicieron cargo de la mayoría de las propiedades de su padre en Inglaterra.

Los panfletos cargaron la tinta en lo que llamaron "un sodomita embadurnado con una vida sexual desenfrenada". Vieron aquí una forma de hacer negocio con publicaciones sensacionalistas en la que siempre se ridiculizaba a los homosexuales. Ello llevaría a un recrudecimiento de la persecución contra los sodomitas en Inglaterra que no cesaría hasta muy avanzado el siglo XX.



(1) Rictor Norton, "El juicio de Mervyn Touchet, conde de Castlehaven, 1631", Historia gay y literatura.