Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Impulsar el Corredor del Atlántico es una oportunidad para crecer y cohesionar Europa


  • Escrito por UGT
  • Publicado en SINDICATOS

El secretario de Política Internacional de UGT, Jesús Gallego, ha intervenido hoy, en una Jornada de trabajo sobre el Corredor Atlántico cuyo objetivo es coordinar, junto a la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC-UGT) y las uniones implicadas en el proyecto por su situación geográfica, la jornada confederal que abordará esta cuestión a finales de febrero.

En el encuentro, que ha tenido lugar en Valladolid, Jesús Gallego ha destacado la importancia de defender e impulsar el desarrollo del Corredor del Atlántico para crear infraestructuras de transportes en zonas que no las tienen y así, conectarlas con Europa y dar a España mayor cohesión social y territorial.

“La Estrategia de Movilidad Sostenible de la Comisión Europea, la financiación prevista para 2021 y el paquete de recuperación de la Unión Europea, Next Generation EU, hacen especialmente importante la necesidad de movernos rápido” ha añadido.

En 2019, el sindicato organizó una Jornada de difusión del III Acuerdo Marco 2014-2020 que desarrolla el futuro de este Corredor en la que participó su Secretario General, Pepe Álvarez, quien defendió la necesidad de dotar a nuestro país de infraestructuras eficientes, aumentar la conexión con Europa y, al mismo tiempo, dar vida a la España vaciada.

Fomentar la cohesión y el mercado interior en la UE

Jesús Gallego ha subrayado que “hay que tener en cuenta la Comunicación de la Comisión sobre el Pacto Verde Europeo, en particular en lo que se refiere a la movilidad sostenible e inteligente, entre cuyos objetivos está aumentar la cuota del ferrocarril en el transporte de pasajeros y mercancías y resaltar la dimensión europea y transfronteriza del ferrocarril, y otros transportes, que acercan a los ciudadanos, fomentan la cohesión y contribuyen a integrar el mercado interior de la Unión. Un transporte rentable, fluido, fiable, competitivo, de calidad y sostenible es una condición previa para la prosperidad de Europa, también —y muy especialmente— en medio de la actual pandemia”.

“Además”, ha explicado, “el programa de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T) se ha concebido para contribuir a reducir las diferencias, eliminar los estrangulamientos y suprimir las barreras técnicas y administrativas que existen entre las redes nacionales de transporte de cada uno de los Estados miembros de la Unión Europea, muchas de ellas, están en España”.

El Secretario de Política Internacional ha manifestado que “la participación y la supervisión de los interlocutores sociales en lo que respecta al desarrollo de los corredores y los proyectos son fundamentales para ejecutarlos del modo más adecuado”, pero ha advertido de que “un obstáculo importante para el logro de una red RTE-T eficiente e integrada sigue siendo la financiación de las infraestructuras”.

El reto de la financiación

El Secretario de Política Internacional ha explicado que “el marco de la RTE-T ha contribuido en gran medida a determinar los sustanciales recursos financieros necesarios (en torno a 500 000 millones de euros solo para la red principal de aquí a 2030), aunque los recursos disponibles siguen siendo insuficientes para responder a todas las necesidades y que, en la actualidad, existe ya un déficit de inversión para completar la red”.

“El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) incluye las redes transeuropeas (RTE) en las áreas de transporte, energía y telecomunicaciones, mencionadas por primera vez en el Tratado de Maastricht, para conectar todas las regiones de la UE. Estas redes son herramientas destinadas a contribuir al crecimiento del mercado interior y al empleo, al tiempo que persiguen objetivos medioambientales y de desarrollo sostenible”.

“La UE tiene como objetivo construir una red de infraestructura de transporte eficaz en toda Europa, a través de programas e iniciativas, ofrecen apoyo financiero de la UE para los proyectos que implementan la RTE-T con las siguientes herramientas: el Mecanismo Conectar Europa, el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, Horizonte 2020 o los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos”.

En el encuentro se ha destacado la necesidad de impulsar la parte española del Corredor del Atlántico y más en un contexto como el actual, con el Brexit de fondo. Además, se han puesto en valor las aportaciones de cada una de las regiones implicadas que conocen de primera mano los beneficios de desarrollar estas infraestructuras en sus territorios y se ha destacado también, la importancia de la jornada confederal de febrero que contará con los principales protagonistas.