Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

La cooperación internacional, fundamental para luchar contra las injusticias sociales


  • Escrito por UGT
  • Publicado en SINDICATOS

El Secretario de Política Internacional de UGT, Jesús Gallego, ha reclamado “que las organizaciones sindicales continuemos participando en la promoción y desarrollo de la cooperación internacional, cuya base es luchar contra cualquier tipo de injusticia social”.

Jesús Gallego ha realizado estas declaraciones durante su intervención en el grupo focal: “Cooperación sindical para el desarrollo sostenible: contribución de los sindicatos de clase en el marco de la Agenda 2030”, propuesto y organizado de manera conjunta por la Consejería de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática y conducido por UGT-País Valenciano.

Este grupo focal, promovido por los sindicatos UGT-PV y CCOO PV y sus fundaciones para la cooperación al desarrollo, ha evidenciado cuestiones clave como el valor del trabajo como elemento fundamental en la generación de riqueza, y para el adecuado ejercicio de los derechos de ciudadanía; que sin organizaciones sindicales fuertes la defensa del trabajo decente queda sometida a los vaivenes del mercado; Que sin trabajo decente no hay desarrollo real, sostenido y sostenible, y que sin desarrollo no hay ni educación, ni salud ni el ejercicio de otros derechos….Por eso es tan importante fortalecimiento del tejido organizativo.

Durante su intervención, ha recordado que “la cooperación no es para UGT algo del pasado, está muy presente en la vida activa del sindicato. Hace 30 años constituimos la Fundación Instituto Sindical para Cooperación al Desarrollo (ISCOD-UGT), con el objetivo de disponer de un instrumento para canalizar la solidaridad y la cooperación de nuestro sindicato con las organizaciones de trabajadores y trabajadoras de los países menos desarrollados, así como para la educación para el desarrollo y la ciudadanía global en nuestras sociedades. Y hoy, los y las afiliadas de UGT siguen dedicando el 0,7% de su cuota sindical a la cooperación al desarrollo, tal y como decidimos en congreso en 1994”.

En este sentido, el objetivo de UGT “sigue siendo fundamentalmente apoyar y promover la existencia de organizaciones sindicales fuertes en los países en desarrollo que generen capacidad para participar en los procesos de diálogo social que mejoren las condiciones sociales y laborales de los trabajadores y trabajadoras de esos países, en la misma forma que otras organizaciones internacionales apoyaron a nuestros sindicatos durante los años de represión que nosotros mismos sufrimos”.

Por ello, ha manifestado que hoy, “20 años después de la aprobación de la Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo, donde se reconocía a los sindicatos y a los empresarios como actores principales de esta cooperación, tenemos como país un compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, y su consecución depende de las políticas de cooperación que desarrollemos, tanto a nivel de la Unión Europea como a nivel estatal y autonómico”.

Un impulso a la cooperación desde los partidos políticos

Para el Secretario de Política Internacional de UGT, la cooperación internacional, “y la sindical en particular, dependen de la voluntad política. De la voluntad política de las organizaciones, pero también de la de gobiernos, algo que ha hecho que nuestra cooperación pasase por momentos de crisis o crecimiento dependiendo de los cambios de gobierno. Esto ha provocado presencias y ausencias en algunos países en desarrollo que en no pocas ocasiones se han mostrado incoherentes y perjudiciales para la consecución de un trabajo decente, que es un derecho humano”.

En este sentido, ha señalado que “nuestra propuesta pasa por impulsar la cooperación internacional en todas sus facetas, elevándola a la categoría de política de Estado, y en el caso de las comunidades autonómicas en su nivel equivalente, de forma que se establezcan criterios claros que den estabilidad al sector en general y, en materia de cooperación sindical, mantengan coherencia con las políticas de lo que establece un diálogo social abierto, permanente y coherente con el desarrollo humano a nivel global donde nadie se quede atrás”.

“El trabajo de las organizaciones sindicales es fundamental para la promoción de Derechos Humanos, entre ellos los laborales”, ha considerado. “Hablar de trabajo decente, de Derechos Humanos, de la libertad de pensamiento y libertad de poder militar donde queramos, de educar en igualdad o de la importancia de tener agua potable y saneamiento para todo el mundo a veces puede verse como una parte de nuestro trabajo que tiene escaso reflejo en las vidas de la gente en nuestro país. Pero los derechos Humanos son derechos universales, y todos y todas estamos obligados a guardarlos y promoverlos”.