Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Alemania aprueba medidas para acabar con la precariedad en la industria cárnica. ¿Y España…?


  • Escrito por CCOO
  • Publicado en SINDICATOS

La conformación del tejido productivo cárnico en Alemania y España son prácticamente idénticos. Ambos países son líderes europeos y mundiales, en este caso, junto a China y EE.UU.en la producción de carne, especialmente a través de la carne de porcino.

Sin embargo, en ambos países existe una precariedad laboral manifiesta, que se traduce en una fuerte subcontratación de la actividad principal para abaratar costes laborales y maximizar los beneficios empresariales, a la vez que se externaliza la responsabilidad como empleador y se limita el control sindical. Bajos salarios, abuso de la contratación temporal, falsos autónomos, condiciones de trabajo duras y penosas, jornadas extensas, etc…  Una situación que desde CCOO hemos venido denunciando y combatiendo, con algunos logros como la lucha de los falsos autónomos. Sin embargo, las empresas cárnicas todavía siguen precarizando a través de contratas y subcontratas vía multiservicios como mecanismo para escapar o huir de la aplicación del convenio colectivo sectorial.

Una precariedad que se ha visualizado ante la sociedad tras los brotes de Covid-19 en los mataderos, tanto alemanes como españoles. Esta situación en Alemania ha sido la gota que ha colmado el vaso, y ha provocado que, finalmente, el parlamento alemán apruebe una nueva Ley que refuerza la seguridad y la salud en el trabajo y pone fin a la explotación laboral en la industria cárnica. Como medida estrella, esta nueva ley garantiza el empleo directo y pone fin a la subcontratación. En concreto, la Ley consiste en:

a) Pone en marcha un control permanente por parte de la Inspección de Trabajo sobre las condiciones laborales en las cárnicas. Incluyendo cuotas fijas de visitas por parte de los inspectores.

b) Establece la obligatoriedad de llevar un registro digital de la jornada y duplica las multas de la Inspección hasta los 30.000€ por fraude en el tiempo de trabajo.

c) En los mataderos y salas de despiece, no se podrán realizar contratos por ETT´S a partir del 01 de abril de 2021. En las plantas de elaborados cárnicos, se posibilitará siempre y cuando haya un acuerdo con los sindicatos y con el límite de un máximo del 8% de la plantilla, y que los contratos no tengan una duración superior a cuatro meses.

d) Las empresas cárnicas no podrán subcontratar su actividad a partir del 01 de enero de 2021. Salvo las micropymes de hasta 49 personas.

e) Se establecen normas mínimas para el alojamiento (esto se aplica también a otros sectores, por ejemplo, a los trabajadores de temporada en la agricultura). Y se pone en marcha un proyecto de “movilidad justa” (Faire Mobilität ) el cual tendrá una financiación.

f) Los “Werkverträge” en la industria cárnica (contratos similares al trabajo por cuenta propia o autónomos) también estarán prohibidos a partir del 1 de enero de 2021.

g) Se crea un comité de seguridad y salud tutelado por el Ministerio de Trabajo para hacer un seguimiento de las medidas.

Para CCOO Industria, estas medidas -con algunos matices propios de las características de nuestro mercado laboral- son imprescindibles para acabar con la precariedad laboral en la industria cárnica. Por una parte, blindarían los avances producidos en la regularización masiva de falsos autónomos que hemos conseguido – más de 23.000-, evitando el riesgo de volver a la situación anterior ante un posible revés judicial y por otra parte, acabaríamos con las situaciones de desigualdad y discriminación que se producen entre personas que realizan el mismo trabajo o trabajo de igual valor, por el simple hecho de prestar servicios en la empresa principal o en la contrata. Y, por último, con ese programa se regularía el control por parte de la Inspección de Trabajo y mejoraría en la movilidad y los alojamientos (en nuestro país para el sector de la agricultura), se atajaría gran parte del fraude y de las condiciones de penosidad que sufren muchas personas trabajadoras.

Por todo ello, CCOO pondrá en marcha una campaña de información, sensibilización y reivindicación para que se abra un proceso que culmine con la pronta aprobación de medidas legislativas que permitan acabar con esta situación de precariedad en la industria cárnica, en la cual trabajan 100.000 personas, siendo el cuarto sector industrial de nuestro país y primero de la industria alimentaria.