HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Hija de Amos Oz: “No todo Israel es ultraortodoxo y ultranacionalista”


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

La historiadora Fania Oz-Salzberger, hija del novelista y periodista israelí Amos Oz, considerado como uno de los escritores más importantes contemporáneos en hebreo, critica duramente al nuevo Gobierno de Israel liderado por Benjamin Netanyahu y formado por partidos de derecha y ultraderecha, y desea que "todo el mundo vea que no todo Israel es ultraortodoxo y ultranacionalista".

Oz-Salzberger dialogó en una entrevista con EFE con motivo de la proyección en el Centro Sefarad de Madrid del documental sobre la vida de su padre fallecido en 2018, La Cuarta Ventana, y la presentación del libro que ambos escribieron conjuntamente "Los judíos y las palabras".

"Este libro no fue difícil de escribir porque está basado en conversaciones que tuvimos desde que yo era una niña, tuvimos muchas conversaciones políticas, pero este libro no es tanto sobre política sino sobre cultura y viene a decir algo sobre lo que Israel debería ser hoy, toma lo mejor del legado de los judíos y no lo peor", cuenta.

Una Israel que, insiste, "no es toda ultraortodoxa": "muchos israelíes, la mitad del país, son como yo, muy discutones, porque lo somos, pero con el deseo de resolver las discusiones hablando, con palabras no con violencia".

"Me alegro de que mi padre no esté vivo para ver lo que está pasando en Israel hoy, este nuevo gobierno" al que le desea "que fracase miserablemente" y sea "incapaz de dirigir el país con las bases de la derecha extrema", asegura.

Un fracaso que espera que se dé "sin un aumento de la violencia entre árabes y judíos y sin una guerra civil" en el Estado sionista.

"Israel está lleno de terribles discusiones entre derecha e izquierda, entre seculares y religiosos, y aún no hemos llegado a una guerra civil, esperemos que llegue un líder carismático fuerte y moral del centro izquierda para guiarnos lejos del protofascismo en el que estamos", añade.

LA SOLUCIÓN DE UN ESTADO ISRAELÍ Y UNO PALESTINO, "CADA VEZ MÁS LEJOS"

La historiadora se muestra pesimista ante el conflicto entre israelíes y palestinos y considera que la solución de dos estados, uno judío y uno árabe, "está lejos de conseguirse".

"Mi padre siempre apoyó políticamente la idea de dos naciones, era un humanista, creía que el ser humano era la cuestión principal, quería un Estado de Israel para que todos los ciudadanos fueran iguales y tener un país palestino como vecino", recuerda.

Una solución acordada en 1993 con los Acuerdos de Paz de Oslo, que Oz no ve "posible" a día de hoy.

"La semana pasada estuve en los territorios palestinos, conocí mucha gente local, líderes, y cada vez estoy más convencida de que la solución de dos países no va a ser posible, quizá sí crear una cosa parecida a una confederación o un país donde todos tengamos los mismos derechos", propone.

Su padre, dice, "estaría muy triste de oír" su análisis, "porque significa no tener un país de mayoría judía": "nosotros éramos humanistas, sionistas, creíamos en la solución de dos países, pero soy mucho menos optimista de lo que él fue en su tiempo".

LA SUPERVIVENCIA JUDÍA, UN "MILAGRO CULTURAL"

Oz cree que tras tantas "persecuciones" que ha vivido el pueblo israelí, "es un pequeño milagro cultural" que su "civilización" haya sobrevivido a lo largo de los siglos.

"Este libro es una celebración, el hecho de que la civilización judía haya sobrevivido en la base de textos, y no mucho más, el idioma y su cultura, cuando otros como el imperio egipcio o Babilonia no lo hicieron", analiza.

"Nuestra supervivencia tiene que ver con el hecho de que desde muy pronto tuvimos una alfabetización universal para los hombres, que significa que las mujeres podían leer también y la gente podía leer y escribir y pasar los textos de generación en generación", explica.

A su juicio esto conllevó a que "por una vez, una nación de perdedores, eventualmente pueda ganar, y pueda escribir la historia en lugar de los ganadores".