HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Las tropas españolas en Líbano siguen en alerta ante el aumento de ataques en la frontera


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Los militares españoles desplegados en Líbano en la misión de la ONU continúan en alerta después de que en los últimos días se hayan intensificado los ataques entre Hizbulá e Israel en la frontera entre ambos países, que vive su mayor pico de tensión desde 2006.

Los 650 efectivos españoles se encuentran bien y no han recibido ataques, por lo que siguen cumpliendo su cometido con las correspondientes medidas de seguridad, han señalado a EFE fuentes de Defensa.

Este martes, UNIFIL, la fuerza interina de Naciones Unidas al mando de la cual está el general español Aroldo Lázaro, ha informado a través de la red social X de que «en los últimos días» se ha observado un «cambio preocupante en los intercambios de disparos».

«Este conflicto ya se ha cobrado demasiadas vidas y ha causado importantes daños a viviendas e infraestructuras públicas. Ha puesto en peligro los medios de vida y cambiado la vida de decenas de miles de civiles a ambos lados de la Línea Azul», ha señalado UNIFIL en su mensaje en X.

La misión de la ONU tiene entre sus cometidos vigilar el cese de hostilidades entre Hizbulá e Israel para garantizar la paz en la frontera entre Líbano e Israel, la denominada «línea azul», que vive su mayor pico de tensión desde 2006 con un intenso intercambio de fuego.

Los militares desplegados en la misión, entre ellos los españoles, continúan su «compromiso activo con las partes para disminuir las tensiones y prevenir malentendidos peligrosos, pero los acontecimientos recientes tienen el potencial de poner en riesgo una solución política a este conflicto», ha advertido UNIFIL.

El grueso del contingente español se encuentra en la base Miguel de Cervantes, cerca de la localidad de Marjayún desde donde realizan patrullas a pie y en vehículo a lo largo de la línea fronteriza, con el objetivo de evitar situaciones que puedan conducir a una escalada de tensión entre Líbano e Israel.

Los primeros militares españoles desembarcaron en Líbano el 15 de septiembre de 2006 y desde entonces su número ha ido variando. A partir de 2012 se mantiene entre 600 y 700.

Desde el inicio de la misión, han fallecido 15 españoles en diferentes acciones, la más trágica de ellas el atentado terrorista que acabó con la vida de seis cascos azules en junio de 2007 en el sur del país.