HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Estados Unidos vuelve a vetar una resolución en la ONU para pedir el alto el fuego inmediato en Gaza


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Estados Unidos volvió a vetar una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para pedir un alto el fuego inmediato en Gaza que había presentado Emiratos Árabes Unidos y en solo 24 horas fue apadrinada por 97 países miembros.

Es la segunda vez desde que comenzó la guerra de Gaza en que Estados Unidos veta una resolución en este mismo sentido, alineándose así con Israel, que argumenta que ese alto el fuego serviría a Hamás para rearmarse y mantener cautivos a los 138 rehenes israelíes.

Estados Unidos, principal aliado de Israel, se ha mostrado crítico con su aliado por el hecho de que los ataques en Gaza no toman en cuenta la protección de los civiles, sin por ello pedir el alto el fuego.

Guterres pide actuar

“El pueblo de Gaza mira al abismo”, dijo este viernes el secretario general de la ONU, António Guterres, al Consejo de Seguridad, en una sesión excepcional en la que le pidió actuar para conseguir parar la guerra en Gaza, que ha dejado 17.000 palestinos y 1.200 israelíes muertos.

“Los ojos del mundo, y de la historia, están mirando (hacia el Consejo). Es hora de actuar”, insistió Guterres, cuando ni siquiera está claro que hoy se pueda votar una nueva resolución para pedir un alto el fuego ante las reticencias principalmente de Estados Unidos, con derecho a veto.

“La ley humanitaria internacional no puede aplicarse de forma selectiva -dijo Guterres-. Es vinculante para todos las partes igualmente y en todo momento, y la obligación de respetarla no depende de la reciprocidad”, recordó en esta sesión pedida por él invocando de forma extraordinaria el artículo 99 de la carta de la ONU, que permite al secretario general dirigirse al consejo en caso de amenaza grave para la seguridad.

Las “violaciones a la ley de la guerra” que cometió Hamás “no absuelven a Israel de sus propias violaciones”, insistió.

Una destrucción de grandes magnitudes en Gaza

La situación en Gaza “puede resultar en un colapso completo del orden público, al tiempo que crece la presión por un desplazamiento de masas hacia Egipto, (pero) temo que las consecuencias podrían ser devastadoras para toda la región”, advirtió Guterres.

Guterres recordó que el 60 % de las viviendas están destrozadas o dañadas, lo que ha forzado el desplazamiento del 85 % de la población: “Al pueblo de Gaza le mandan moverse como si fueran ‘pinballs’, rebotando de sitio en sitio, cada vez más pequeños, sin ninguna de las necesidades básicas para sobrevivir”.

Volvió a recordar la escala de destrucción en Gaza: 339 instalaciones escolares, 26 hospitales, 56 centros sanitarios, 88 mezquitas y tres iglesias destruidas tras “ataques por tierra, mar y aire”, recordó Guterres.

Tras Guterres, tomó la palabra el embajador palestino ante la ONU, Riyad Mansour, que agradeció al secretario general por sus palabras y su actitud, en un momento en que su persona es atacada casi a diario por Israel, que pide una y otra vez su dimisión.

El secretario general -dijo Mansour- “está respetando su misión sagrada, que es defender la carta de la ONU. Ellos (Israel) está atacando a los Estados que rehúsan ser cómplices de tales crímenes, aunque sean sus aliados. Atacan a funcionarios de la ONU, a agencias de la ONU y a organizaciones de derechos humanos que no hacen sino cumplir su obligación en las circunstancias más difíciles”.