HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Los precios medios de la vivienda nueva y usada subieron un 4,5% en el tercer trimestre


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

Los precios medios de la vivienda nueva y usada aumentaron un 4,5 % en el tercer trimestre en comparación con el mismo periodo de 2022 y acumula ya 38 trimestres consecutivos al alza, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El encarecimiento de los pisos y casas nuevas aumenta 3,3 puntos sobre el trimestre anterior, hasta una tasa interanual del 11 % entre julio y septiembre, lo que significa la tasa anual más alta en los 16 últimos años, desde el tercer trimestre de 2007.

En cuanto al precio de las viviendas usadas, el incremento se situó en el 3,2 % en el periodo analizado (acumula incrementos continuados desde el segundo trimestre de 2014), lo que supone tres décimas por encima de la registrada el trimestre anterior.

Con respecto al trimestre anterior, entre julio y septiembre los precios de la vivienda aumentaron un 2,5 % de media, con un repunte del 4,1 % en las de nueva construcción y del 2,2 % en las de segunda mano.

Por regiones, los precios de la vivienda presentan tasas interanuales positivas en el tercer trimestre en todas las comunidades autónomas, con las mayores subidas en Navarra (7,6 % más), Canarias (6,6 %) y Cantabria (5,9 %).

Las subidas más moderadas se registraron en Castilla La-Mancha (1 % más), Extremadura (1,1 %) y La Rioja (1,9 %).

Los embargos de vivienda habitual caen un 16,5% en el tercer trimestre, el sexto a la baja

El número total de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual se redujeron un 16,5 % entre julio y septiembre con lo que suman ya seis trimestres a la baja, según los datos facilitados este martes por INE.

El número de inscripciones de certificaciones por ejecuciones hipotecarias iniciadas en los registros de la propiedad en el tercer trimestre de 2023 fue de 3.308, lo que supone un 38,6 % menos que el trimestre anterior y un 20,9 % menos que en el mismo trimestre de 2022.

Entre las viviendas de personas físicas con ejecución hipotecaria, 1.721 eran habituales en propiedad (un 16,5 % menos que en el mismo trimestre de 2022) y 368 no eran residencia habitual de los propietarios (un 25,6 % menos).