HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Lefties se suma a la moda de las “tiendas insignia” en el centro de Madrid


  • Escrito por Javier Yanes
  • Publicado en Capital
(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

Lefties, la marca más barata de Inditex, ha inaugurado este viernes su tienda más grande del mundo, ubicada en la zona de Gran Vía, la arteria comercial más popular de Madrid, siguiendo así los pasos de competidores como Primark, H&M (ST:HMb) o Uniqlo, así como de su "hermana mayor" Zara.

La nueva tienda ha abierto sus puertas en la calle Montera, junto a la Gran Vía madrileña, con más de 4.000 metros cuadrados (m2) distribuidos en tres plantas y con una propuesta que integra el canal físico con el online.

El establecimiento, bautizado como Lefties Digital Store Montera Madrid, comienza a operar justo unas semanas antes de que llegue la Navidad, el periodo históricamente más activo para el comercio textil minorista.

En línea con las últimas aperturas estrella del grupo Inditex, la tienda cuenta con las últimas novedades tecnológicas, entre las que se incluyen un sistema automatizado para la recogida de pedidos online y devoluciones, probadores inteligentes y el pago a través del sistema 'Easy Pay'.

PETIRÁ CON OTRAS MARCAS

Con esta apertura, Lefties pasa a competir directa y físicamente con la firma irlandesa Primark, que desde 2015 cuenta con su tienda más grande en España y una de las mayores del mundo en el número 32 de la Gran Vía madrileña, en un edificio que, curiosamente, pertenece a Amancio Ortega, fundador de Inditex, uno de sus principales competidores a nivel mundial.

También en la Gran Vía madrileña abrió hace unas semanas su tienda más grande en España la firma japonesa Uniqlo, con 2.200 m2 y cuatro plantas en un edificio ocupado anteriormente por la sueca H&M, que decidió abandonar esa ubicación hace unos meses para impulsar su plan de reestructuración en el mercado español.

Pese a ese cierre, y el de hasta 30 establecimientos en toda España, H&M mantiene una amplia tienda en la misma calle, concretamente también en el número 32, junto a Primark.

Ese inmueble, también conocido como Edificio Madrid-París (sede de los primeros grandes almacenes de la capital, del mismo nombre, y luego de los populares SEPU), ocupa la manzana más amplia de la calle Gran Vía.

Por su parte, Zara inauguró antes de verano una de sus tiendas más grandes del mundo en el Edificio España, el emblemático edificio de la madrileña Plaza de España, ubicada al final de la Gran Vía, con más de 7.700 m2 y cuatro plantas, y mantiene otro establecimiento en el número 34 de la principal calle comercial de la capital.

Además de esta marcas, otras enseñas de Inditex como Stradivarius o Bershka también están presentes en la Gran Vía, así como Mango, principal competidor de Zara en el mercado español, y gigantes de la moda deportiva como la alemana Adidas y la estadounidense Nike.

EL .ERCIO, CADA VEZ MÁS CONCENTRADO

La cada vez mayor presencia de los grandes grupos textiles en la principal zona comercial de Madrid ha empujado a pequeños negocios a tener que abandonar esta zona ante la imposibilidad de asumir el precio del alquiler de los locales en los últimos años.

Esta situación se aceleró hace unos años con el fin en 2014 de los contratos de alquiler de las rentas antiguas, que afectó a cerca de 250.000 locales en toda España y a unos 40.000 solo en Madrid.

Concretamente, la Ley de Arrendamientos Urbanos (LUA) del año 1995 establecía que todos los negocios con contrato de renta antigua firmados con anterioridad a mayo de 1985 estaban obligados actualizar sus acuerdos de alquiler antes del 31 de diciembre de 2014, lo que permitió a sus caseros actualizar las rentas.

Esa situación perjudicó principalmente a locales históricos madrileños que en los últimos años han tenido que abandonar las zonas comerciales de Madrid, cediendo ante la mayor fuerza económica de los grandes grupos.

 

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.