HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El mayor proyecto de movilidad de Polonia atrae a las empresas españolas


(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

La puesta en marcha de un nuevo aeropuerto en Varsovia y de 2.000 kilómetros de líneas de ferrocarril en Polonia, el mayor proyecto de infraestructuras previsto actualmente en Europa, supondrá una oportunidad para las empresas españolas, asegura en declaraciones a EFE Mikolaj Wild, presidente de CPK, la empresa pública que lo gestiona.

En 2023-2024 arrancarán las obras del macroproyecto Centralny Port Komunikacyjny (CPK), que contempla la construcción de un aeropuerto situado a 37 kilómetros de la capital polaca y una nueva red de líneas de alta velocidad que se completarán en 2034 y conectarán Varsovia y el nuevo aeródromo con las mayores ciudades del país en menos de dos horas y media.

Se trata del mayor proyecto de infraestructuras de la historia de Polonia y el más grande de Europa en la actualidad, con una inversión prevista superior a los 30.000 millones de euros, que supondrá la creación de más de 300.000 empleos hasta 2040.

Para esa inversión, CPK espera contar con una importante aportación de fondos europeos, dado que el proyecto ferroviario está alineado con los objetivos estratégicos del transporte de la UE, pero también con recursos estatales e inversión privada en el caso del aeropuerto.

En una entrevista con EFE, Mikolaj Wild, presidente de CPK, la empresa pública que gestiona el proyecto, lo considera estratégico no solo para Polonia, sino también para Europa central y oriental, ya que modernizará y mejorará la conectividad del país, convirtiéndolo en un centro neurálgico tanto de pasajeros como de mercancías.

"Nuestro primer objetivo es ofrecer el primer centro multimodal completo en el centro de Polonia e integrar completamente el transporte aéreo con el ferroviario", comenta el exsecretario de Estado de infraestructuras polaco, que recuerda que la ciudad aeroportuaria dispondrá también de centros de congresos y conferencias, instalaciones de I+D y oficinas.

Los otros objetivos del proyecto, añade el directivo, son implantar un sistema ferroviario de alta velocidad en Polonia, con líneas aptas para velocidades máximas de 350 kilómetros por hora, y facilitar el desarrollo de la zona que rodea al CPK.

"Queremos conectar por ferrocarril de alta velocidad Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría, proporcionando un nuevo nivel de integración del centro y este de Europa mediante la conexión ferroviaria", apunta Wild, que recuerda también el proyecto Rail Báltica que están ejecutando sus países vecinos, que conectará Varsovia con las capitales de Estonia, Letonia y Lituania.

Tras superar la primera fase de estudio, Polonia, que es país miembro de la Unión Europea desde 2004, se halla actualmente en la etapa de planeamiento y ejecución del proyecto, lo que conlleva un enorme proceso de licitaciones públicas y también para el aeropuerto la búsqueda de potenciales inversores.

Asegura el presidente de CPK que este proyecto de movilidad supondrá una gran oportunidad para las empresas españolas, algunas de las cuales, como Ferrovial (BME:FER), ya han mostrado su interés por participar tanto en la construcción como en el capital del nuevo aeropuerto.

"Hay muchas empresas constructoras de diferentes países, entre ellos España, que han declarado que están interesadas no solo en entregarnos el transporte, sino también en participar en nuestras empresas porque creen que el proyecto les va a proporcionar beneficios", apunta.

Compañías de diferentes países y sectores como las españolasTalgo, CAF (BME:CAF), Acciona (BME:ANA), Cellnex (BME:CLNX), ACS (BME:ACS), Elecnor (BME:ENOR), Aldesa o Copasa, con experiencia en la alta velocidad o instaladas en Polonia, podrían presentarse a las futuras licitaciones, precisan desde CPK.

"Vemos que la cooperación con las empresas españolas es muy efectiva, esperamos verlas compitiendo para participar en nuestro proyecto", subraya Wild, que destaca la amplia experiencia de España en el desarrollo de la alta velocidad ferroviaria.

La ingeniería vasca Idom, por ejemplo, ha realizado el estudio de viabilidad entre la capital y la ciudad de Lodz. De hecho, la implicación española en CPK se da también a nivel institucional.

En mayo de 2021, el exministro de Transportes José Luis Ábalos se reunió con su homólogo polaco, Andrzej Adamczyk, y con el viceministro de Infraestructuras y Plenipotenciario del citado CPK, Marcin Horała, actual viceministro de Fondos de Desarrollo y Política Regional y plenipotenciario del gobierno polaco para el Puerto Central de Comunicaciones, con el que, además, firmó un Memorando de Entendimiento sobre cooperación para el desarrollo de este importante proyecto.

El Gobierno ofreció los servicios de las empresas ferroviarias españolas, que pueden aportar su experiencia y conocimientos para desarrollar esta colaboración técnica.

La ingeniería pública Ineco, participada por Enaire, Renfe y Adif, ha suscrito también recientemente un contrato con CPK para la verificación de sus estándares técnicos de alta velocidad.

Por su parte, la empresa pública polaca se ha interesado por el modelo de liberalización de mercado ferroviario implantado en España en los últimos años.

Además del desarrollo del AVE polaco, el Gobierno español ha trasladado su interés en colaborar con el país para conseguir hacer de su nuevo aeropuerto en Varsovia un centro de opraciones internacional, dado que España cuenta con la experiencia de Aena (BME:AENA), el primer administrador aeroportuario mundial.

"La cooperación entre ambos países es muy satisfactoria y esperamos que continúe en un futuro", resaltan desde CPK.

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.