Pere Navarro

Miembro del Comité Federal del PSOE, delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona y licenciado en Biología por la UAB. Fue alcalde de Terrassa entre 2002 y 2012, primer secretario del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC)entre 2011 y 2014, diputado del Parlament de Catalunya y miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). A lo largo de su carrera profesional ha desarrollado distintos cargos de dirección como presidente del consorcio Localret y presidente del Fons Català de Cooperació al Desenvolupament. En 2013 la Fundación City Mayors lo incluyó en la lista de los mejores alcaldes del mundo.

Otra España

Durante mucho tiempo algunos, de manera interesada, nos han querido hacer creer que España era sólo aquella España machadiana de “charanga y pandereta, cerrado y sacristía” ; la España del “vuelva usted mañana” de Larra. Un país atrasado, perezoso, decadente y con aroma rancio de vieja dictadura.

París bien vale una misa (bis)

Hace unos meses utilizaba este título para un artículo relacionado con las elecciones francesas. En esta ocasión permítanme que vuelva a utilizarlo para hablar sobre la situación en Catalunya.

Lo que de verdad importa

Escribo este artículo desde la Amazonia boliviana, concretamente desde el municipio de Riberalta. Esta semana se ha realizado el Primer Evento Internacional de Ciudades Amazónicas en el que han participado alcaldes y alcaldesas de municipios de la región amazónica correspondientes a Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Perú. Una región que comprende ocho millones de kilómetros cuadrados y que acoge a más de 38 millones de habitantes. Esta región es el principal pulmón del planeta Tierra y una reserva de la biodiversidad sin igual.

Las mejores banderas

Tuve ocasión de ver en Barcelona cómo mujeres y hombres de todas las edades con pancartas artesanales y con esa actitud reivindicativa y festiva se manifestaban bajo una bandera que no los uniformaba, que no coartaba su pluralidad porque no era una bandera, sino infinitas.

¡Viva Europa! (a pesar de todo)

Como creo que el tema de Catalunya no va a tener, al menos a corto plazo, novedades que nos hagan pensar que el monumental lío en que nos han metido se va a solucionar; que vamos a tener un Govern que gobierne de verdad preocupado y ocupado en temas tan menores como el paro, la recuperación del prestigio perdido o la sanidad y la escuela, prefiero comentar las últimas noticias que, desde mi punto de vista, son fundamentales para el futuro de Europa.

Atónitos

Según la Real Academia Española, atónito es alguien que está pasmado o espantado de un objeto o suceso raro. Les confieso que cada día que pasa estoy más atónito, pasmado, espantado o estupefacto, como ustedes prefieran, por la situación política que nos ha tocado vivir en Catalunya estos últimos años y que irradia hacia el conjunto de España y Europa.

A veces los padres también se equivocan

Durante estas semanas se están produciendo las comparecencias de diversas personalidades en la comisión creada en el Congreso de los Diputados para valorar la posible reforma de la Constitución Española y la mejora del funcionamiento del modelo territorial.

Pacto imprescindible

Estoy absolutamente convencido de que lo que voy a plantear en este artículo es una salida posible para la gravísima crisis institucional, política y económica que hoy vive Catalunya y también el conjunto de España, pero también con la sospecha de que no va a ser acogida con gran entusiasmo por aquellos a los que los ciudadanos han dado la responsabilidad y el poder democrático de administrar esta situación.

Vociferantes

Según el diccionario de la Real Academia Española vociferar es: 1.-Manifestar ligera y jactanciosamente algo. 2.- Vocear o dar grandes voces.

La hora de la verdad

¿De verdad nos están diciendo hoy los responsables de este procés que empezó hace cinco años que todo era una especie de juego de ilusionismo para llegar a no se sabe dónde?

Soluciones (im)posibles

La Declaración de Granada, que elaboramos después de un intenso proceso de debate y responsabilidad, puede ser una valiosa aportación a ese nuevo espacio de consenso que hay que crear

Tristeza, indignación y cabreo

Escribo esto, como dice el título, con una mezcla de infinita tristeza, gran indignación y mucho cabreo. Cuando este artículo vea la luz, probablemente, habrán pasado muchos y graves acontecimientos porque la fecha de entrega es el miércoles anterior a la publicación.

Suscribirse a este RSS