Quantcast
EL PERIÓDICO
Edición: ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
Apóyanos ⮕
Image is not available
Slider

Fernández Díaz cuestiona la tesis del juez de caso Kitchen: ¿Es palabra de Dios?


El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz ha vuelto a desmarcarse este jueves en el Congreso de la operación Kitchen, a la que "nunca" hubiera dado "luz verde" si la hubiese conocido, y ha cuestionado la tesis del juez que le situó a las puertas del banquillo por estos hechos: "¿Es palabra de Dios?" El máximo dirigente político procesado por esta operación en la Audiencia Nacional se ha sometido a las preguntas de los diputados en la vigésimo tercera sesión de la comisión que investiga esta presunta trama parapolicial de espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas en busca de documentos que pudieran comprometer al partido.

"Si eso se realizó, se hizo sin mi conocimiento, porque nunca hubiera dado luz verde, no lo hubiera consentido (...) A mí nadie me habló ni nominalmente de Kitchen ni conceptualmente", ha asegurado Fernández Díaz en una línea de defensa que poco se ha movido de la que siempre ha mantenido ante el juez sin querer "acusar a nadie".

Pero casi en la recta final de su intervención, que se ha prolongado casi tres horas, el tono se ha ido elevando a cuenta de un rifirrafe mantenido con el portavoz de Ciudadanos Edmundo Bal, que ha sacado a la palestra la tesis del juez de que, como máximo responsable de Interior, no pudo desconocer una operación como esa.

"¿Y es palabra de Dios?", ha preguntado un irónico Fernández Díaz en relación a lo manifestado por el juez en el auto donde le procesó -que tiene recurrido ante la Audiencia Nacional-, y se ha mostrado especialmente beligerante cuando Bal ha sugerido que podría tener motivos para ordenar la operación Kitchen.

Ha insistido en que no se puede adoptar como "dogma de fe" lo que dice el juez instructor en un auto de cierre de la investigación, ha apuntado, que han recurrido todas las partes. "Algo tiene el agua cuando la bendicen", ha apostillado.

PROFUNDAMENTE DECEPCIONADO CON SU NÚMERO DOS

También ha combatido con dureza los mensajes sobre la operación que le atribuye quien fuese su segundo en el Ministerio, Francisco Martínez, que, pese a que él los niega, motivaron su imputación.

Con él ha dicho estar "profundamente decepcionado" y ha criticado que para defenderse tenga que acusarle a él de algo que, ha insistido, no ha hecho. Porque desde el principio de su comparecencia, a la que ha acudido provisto de documentación y acompañado de su abogado y en la que ha pedido permiso para hablar sin mascarilla, ha querido dejar claro que no hubiera "tolerado nunca" ninguna operación que, ha reiterado "rotundo", no ordenó "ni al señor Martínez ni a nadie".

Quien fuese ministro del Interior en el Gobierno de Mariano Rajoy entre 2011 y 2016 ha asegurado que no le extraña que si se hubiese producido alguna ilegalidad, se asegurasen de que no se enterase de ello. De la misma forma que se ha desmarcado de la operativa, lo ha hecho del excomisario José Manuel Villarejo, con quien "nunca" despachó.

Él, ha dicho, fue el décimo ministro con el que Villarejo estuvo en ejercicio, y ha indicado que únicamente se cruzó con él en dos ocasiones, de modo que no pueden existir grabaciones que le involucren. "Eso no nace conmigo", ha dicho en referencia a sus negocios privados investigados en la Audiencia Nacional.

"NO ACUSO A NADIE, ESTOY DEFENDIÉNDOME"

Fernández Díaz ha esquivado las preguntas que le hacían los diputados acerca de otros dirigentes del PP, pese a que en alguno de sus recursos en la Audiencia Nacional tildó de "paradójico" que el juez rechace diligencias solicitadas por la Fiscalía que "dirigen la investigación hacia el Partido Popular".

"No acuso a nadie, estoy defendiéndome", ha dicho en varias ocasiones ante las sospechas de los portavoces de que pudiera estar encubriendo a cargos del partido, y ha señalado que "ni el presidente (Mariano Rajoy) ni la secretaria general (María Dolores de Cospedal)" le hicieron "ninguna referencia a los casos de corrupción que afectan al partido", como Gürtel, Lezo o Púnica.

Tanto Rajoy como Cospedal -que también estuvo imputada en el caso Kitchen hasta que el juez la sacó de la causa- darán su versión en las próximas semanas en la comisión.

A VUELTAS CON UNA POLÉMICA REUNIÓN DE 2014

Pese a que lo que investigan los diputados es esta presunta trama Kitchen, en muchas ocasiones sus preguntas se han desviado a la polémica reunión que mantuvo Fernández Díaz con el exjefe de la oficina catalana Antifraude Daniel de Alfonso en 2014, y cuya grabación y difusión provocó otra comisión a la que se vio sometido el exministro hace cuatro años.

Muchos han sido los diputados -Podemos, ERC, CUP, PNV y Junts- los que han empleado parte de su interrogatorio a esa grabación, sobre todo a raíz de que el exministro destapara que el director adjunto de la Policía le informó de que ese encuentro iba a ser grabado "por cuestiones operativas", una información que no desveló en aquella comisión parlamentaria.

"Yo lo que dije en aquella comisión de 2017 es que en aquel momento no tenía la certeza de que Eugenio Pino me hubiera dicho eso que meses más tarde si supe con certeza", ha respondido a Mikel Legarda, diputado del PNV y que presidió aquella comisión. Esta se ha cerrado con un rifirrafe dialéctico con la diputada de la CUP Mireia Vehí que ha tachado al exministro de "personaje vil" y de que su modelo de patria es la de "las cloacas y la corrupción".

Fernández Díaz ha replicado: "Yo conozco bien su modelo de patria porque vivo allí y desde luego no lo comparto para nada. Soy de los que opina que el fin no justifica los medios y aunque su modelo de patria no me guste nada no haré nada ilegal para ir en contra de su modelo de patria".

"He estado sentado delante de un juez investigado y ante él y ante ustedes defiendo mi inocencia", han sido sus últimas palabras en la comisión parlamentaria en la que el próximo jueves comparecerá al exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal.

Periodismo riguroso
y con valores sociales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores y lectoras para continuar y garantizar que los contenidos incómodos que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy con tu apoyo, seguiremos trabajando por un periodismo libre de censuras!
Slider