Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕
Image is not available
Slider

Bruselas destinará 120 millones a la lucha contra las variantes de la covid


La Comisión Europea (CE) destinará 120 millones de euros para apoyar la investigación y la lucha contra el coronavirus y sus variantes a través de 11 proyectos preseleccionados este jueves por el Ejecutivo comunitario.

En una nota de prensa, la CE detalló que el grueso de los proyectos estarán centrados en ensayos clínicos de nuevos tratamientos y vacunas, mientras que otros reforzarán y ampliarán el acceso a las infraestructuras de investigación que, además, sirvan para compartir datos, conocimientos y recursos entre los investigadores.

Asimismo, las iniciativas elegidas contribuirán a la creación de la Autoridad Europea de Preparación y Respuesta a las Emergencias Sanitarias (HERA), con la que Bruselas quiere anticiparse a las variantes de la COVID-19, al tiempo que colaborarán con otros proyectos a nivel nacional, regional e internacional para “maximizar las sinergias y la complementariedad”, precisó la CE.

Un total de 312 equipos de investigación de 40 países -23 de fuera de la Unión Europea- conformarán el capital humano de los proyectos con los que la CE quiere aumentar sus esfuerzos para “prevenir, mitigar y responder" al impacto del virus y sus variantes.

La financiación de los trabajos provendrá del programa Horizonte Europa 2021-2027, el plan marco transnacional de apoyo a la investigación e innovación de la UE.

La comisaria europea de Innovación, Investigación y Juventud, Mariya Gabriel, señaló que, con los nuevos proyectos, el Ejecutivo comunitario “intensifica” sus esfuerzos de investigación para “hacer frente a los retos y amenazas que presentan las variantes del coronavirus”.

“Apoyando estos nuevos proyectos de investigación y reforzando y abriendo las infraestructuras de investigación pertinentes, seguimos luchando contra esta pandemia y preparándonos para futuras amenazas”, agregó.

Actualmente, los Estados miembros tienen puesta sus miradas en la variante Delta, que empieza a ganar terreno ya en la mayoría de los países y que incluso amenaza con retrasar algunos planes de desescalada ante su mayor transmisibilidad.