HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Carencias inexplicables


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Lo que voy a explicar, está pasando en España, desde 1979 y aún no se ha resuelto. Peor aún, no tiene visos de solución a meses o años vista. ¡!! Increíble ¡¡¡¡

Para los poco duchos en materia municipal, tienen que saber que todo ayuntamiento debe contar, a parte de un alcalde y el resto de miembros del Consistorio, con un secretario y un interventor. Sin ellos, un ayuntamiento no puede funcionar. ¿Por qué?

Porque el secretario, da fe de todos los actos del Consistorio, certifica, acredita y da conformidad para que todo lo que decide, aprueba y tramita, sea conforme a ley. Es la figura esencial, básica e insustituible.

Similar importancia tiene el interventor, para todo lo relacionado con los actos económicos del ayuntamiento, ingresos, pagos, etc. En los municipios pequeños el cargo puede compartirse, y por ello hablamos de secretario – interventor. En los medianos y grandes, los cargos van separados.

Pues bien, si son cargos de primer nivel, básicos y fundamentales, se supone debería haber en todas partes. Es decir, deberíamos tener tantos cuantos hagan falta. ¿O no? Pues no, ni de lejos. A pesar de estar bien remunerados, la carencia es brutal. Faltan por miles, en el conjunto de España, y por centenares en Cataluña, donde he ejercido en política municipal durante 40 años.

No se puede comprender cómo ningún gobierno ha tenido el mínimo interés en resolver un problema de estas proporciones. En todas las CCAA hay alcaldes desesperados buscando secretario o interventor, para sus ayuntamientos, ni que sea intentando “robar” a alguno de sus pueblos vecinos.

En otras, los secretarios – interventores acumulan plazas para solucionar carencias, de forma que algunos ejercen en 2, 3 o 4 municipios de forma simultánea. Y los años van pasando, y el problema continúa sin resolverse a pesar de haberlo denunciado durante muchos años.

En este caso, no se puede imputar la carencia, a los sueldos, puesto que son generosos. También es cierto que están en consonancia con las responsabilidades del cargo, pero no hay manera de ver la luz al final del túnel.

En Cataluña, faltan 300 secretarios y 200 interventores, para un total de 947 municipios. Las cifras son espectaculares, de auténtico escándalo, y sin embargo no han llevado a cambios substanciales al Ministerio ni al Gobierno catalán. Muchas excusas, muchas preocupaciones mentales, pero ninguna solución inmediata.

¿Hasta cuándo? Tengo claro que después de las elecciones de mayo de 2023, los alcaldes deberían promover una huelga de tramitaciones esenciales, ligadas a Registro civil, Juzgados de Paz, Estadística, etc, para exigir una solución definitiva. No puede ser que todo quede paralizado por no tener cubierta la plaza esencial.

Y esto ya sucedía en abril de 1979, momento de las primeras elecciones municipales en democracia, pero es que estamos hablando del tema, a finales de 2022, o sea 43 años después. No hay excusas, no hay explicación para semejante despropósito.

En estos últimos meses se ha vuelto a hablar del tema, en diferentes foros, pero no se ve una clara vía de solución. ¿Por qué no convocar más oposiciones? ¿Por qué no animar a jóvenes estudiantes a concurrir a estas plazas? ¿Por qué no modificar algunos elementos memorísticos, a la vista del uso de las nuevas tecnologías?

Hay que tener profesionales preparados, pero no siempre el que se aprende de memoria centenares de temas, es el más adecuado para resolver los problemas jurídico – legales. En todo caso, sea cual sea la respuesta, hay que encontrar solución al colapso. No tiene ninguna lógica, obligar a las administraciones locales a tener los puestos cubiertos, si no hay profesionales para cubrirlos.

 

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.