HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Defender lo imposible


(Tiempo de lectura: 5 - 9 minutos)

Siempre que podemos y a lo largo de la historia de la humanidad, hemos tenido tiempo de imaginar un mundo distinto, de soñar con algo que en principio nos parecía imposible, pero al final conseguimos que se hiciera realidad, y en esta dinámica de hacer nuestro trayecto vital nos movemos entre las utopías y las distopias.

Dentro del mundo de la política, la economía, la sociedad o el medio ambiente, hemos trabajado por lograr un mundo perfecto, sin desigualdades, sin conflictos ni guerras, sin injusticias ni pobrezas que algunos políticos no quieren ver.

Sin embargo en esa defensa de lo ideal que nos parece imposible, de lo bueno que nos resulta inalcanzable, tropezamos con muchas distopías que nos pintan un mundo imaginario, maligno e indeseable, como son los casos de las dictaduras , el consumismo sin límites, la dependencia de los móviles y otros aparatejos, la destrucción del medio ambiente negando que se esté produciendo el cambio climático o la vigilancia extrema que no genere ansiedad.

Hace tan solo una década nos hubiera parecido una ensoñación, el hecho que los restos del dictador Francisco Franco estuvieran fuera del Valle de los Caídos o los de Queipo de Llano de la Basílica de la Macarena sin ningún jaleo, responsables de las muertes de miles e españoles y españolas que son actos de justicia, que nos parecían lejanos y hoy son una realidad.

No es imposible el cumplimiento de la Ley, ni debemos renunciar nunca a reivindicar la dignidad de las personas que murieron por defender sus ideas y el Gobierno legalmente constituido. Y hay que contestarle al señor Feijóo, que “los muertes descansan en paz cuando tienen un entierro con respeto y no están tirados anónimamente en una cuneta o en el anonimato de una fosa común”.

Puede parecer un imposible en nuestra lucha diaria intentar acabar con la pobreza, pero resulta insultante que tres de cada diez hogares de nuestro País, esa España de la que tan patriotas se consideran algunos, no tengan recursos suficientes para llegar al final de mes, algunos ni para empezarlos y vivir dignamente.

Nos produce sonrojo y vergüenza, y en su itinerario de ir sin descanso error tras error, el líder del PP y de la oposición Alberto Núñez Feijóo no da una, ni cuando se equivoca que es con frecuencia, y no llegamos a entender como alguien que ha sido Presidente de La Xunta de Galicia desde Abril de 2009 hasta mayo de 2022 o sea 13 años tenga tantos errores, confusiones, gazapos y desencuentros con los que no piensan como él.

Claro está que no es lo mismo la política en una Comunidad Autónoma que en la Capital del Reino. Al principio podía resultar cómico o una sintomatología del despisto, pero ha pasado de lo cómico a lo trágico, porque usted aspira a Gobernar este País y entre pitos y flautas su efecto propagandístico de sus comienzos se ha ido desinflando, y se está quedando en alguien sin “chicha ni limoná” que junto con su compañero Bendodo no ha logrado superar a Pablo Casado ni a Teodoro García Egea.

Pero tal vez su mayor riesgo y peligro, no consista en la incapacidad política de su equipo y sus asesores, tampoco en que algunos barones populares comiencen a cuestionarle, y a dudar de su inteligencia y habilidad para acercar posturas, sino que la bomba política que puede hacerle saltar por los aires es Ayuso, que tras muchos tiras y aflojas ha llegado a un acuerdo para que se desconvoque la huelga de médicos de urgencias extrahospitalarias y ahora queda la convocada por los de atención primaria y pediatras, que está teniendo lugar desde el lunes 21 de Noviembre.

Doña Isabel, le roba todos los días la cartera y le usurpa su papel en la política nacional, lo que el ha hecho decir a don Alberto “No estamos aquí para insultar a Sánchez”, y cada vez que intenta cambiar el rumbo de la nave de Génova hacia posiciones mas centristas, la señora Ayuso le advierte que no se desvíe y que el sitio está en la derecha más extrema.

En esta ocasión al señor Feijóo solo le bastaron seis horas para rectificar, el tiempo de pedir moderación, que todo el mundo interpretó como una advertencia a las salidas de tono constantes y persistentes de la Presidenta de la Comunidad de Madrid contra Pedro Sánchez entre ellos el penúltimo de “querer instaurar en España un República laica”.

Pues a continuación a don Alberto Núñez Feijóo le faltó tiempo para presumir de sus barones y la baronesa que “Estaban a la altura en defensa de un gran País” ¿Sospechará el Presidente del PP que si se enfrenta a la señora Ayuso, puede seguir el caminito de Pablo Casado de “sal y para los leones”?

Al máximo responsable de la derecha española le sobran méritos para clocarse en el ojo del huracán, no hay día que no abra la boca que no suba el pan. La penúltima que ha dejado muy preocupados a millones de españoles y españolas, es cuando sin encomendarse a nadie del Santoral “ha exigido retirar los vehículos de más de diez años y sustituirlos por vehículos nuevos“ ¿Sería posible que nos explicará como piensa llevar a cabo esta propuesta? Estamos intrigados y deseosos de escucharlo.

Ya somos 8.000 millones en este mundo que no para de dar vueltas, gracias al nacimiento el pasado 15 de Noviembre de Damián en Republica Dominicana y que China es el País más poblado, aunque es muy posible que el próximo año India le dé alcance. Y 52 años después volvemos a La Luna aunque sea con maniquíes para aprender a mandar humanos a Marte.

Con tantos como somos, y aunque no paramos de crecer, existe una crisis demográfica que salvan los países en vías de desarrollo, y que nos demuestra dos aspectos fundamentales, que pueden parecer contradictorios, uno es la expansión de las políticas populistas, y hemos de enterarnos de una vez, que no existen soluciones fáciles a problemas complejos salvo bajo una filosofía y óptica populistas y otra es que si creemos que algo es imposible es que a lo mejor lo es.

Todas las personas progresistas de España celebramos y apoyamos el tener en vigor una Ley del “SI ES SI”. Cualquier ciudadanos o ciudadana la considera no solo necesaria sino imprescindible. Todos sabemos que la puesta en marcha de cualquier proceso legal que afecta a nuestros derechos exige las tres eses “SERENIDAD, SERIEDAD y SEGURIDAD”.

En los últimos días dentro de la polarización en la que está instalada la política española, cualquier avance social, ha de evitar la bulla, el ruido y el lenguaje grueso, que no aporta nada, y en medio de ligerezas, banalidades e insultos a los jueces por parte de algunos responsables de PODEMOS como “machistas” y fachas con toga” que tienen el importante papel de aplicar la Ley y que me parece totalmente injusto y solo fomenta el desprestigio judicial.

Este tipo de declaraciones no son ajustadas y equilibradas por parte de una Ministra, como doña Irene Montero entre la torpeza y la irresponsabilidad políticas y si existe un agujero legal hay que taparlo, ya que solo colabora al enfrentamiento y a la fractura social, en momentos tan delicados que estamos viviendo a nivel nacional e internacional, mientras el silencio de Yolanda Díaz deja abierto el debate en PODEMOS y las discrepancias por la norma evidencian la tensión en el partido. La ex Vicepresidenta Carmen Calvo ha dicho que “El problema es grave y hay que buscar soluciones rápidas”.

Mientras Que la actual Vicepresidenta Segunda y Ministra de Trabajo, Yolanda Diaz, que llevaba tres días calla y en silencio, en un acto en Valencia, dijo “La Ley del solo si es si es muy importante para nuestro País “ “Pido prudencia, no generemos alarma social “ Y PODEMOS afirma que la Ley no se tocará.

Y la señora Díaz no ha recibido precisamente felicitaciones por sus palabras, sino que por segunda vez Pablo Iglesias le ha atacado despiadadamente por ponerse de perfil y no defender a su compañera Irene Montero diciéndole que “Es miserable, cobarde y políticamente estúpido”.

Nuestros jueces y juezas, me consta que tienen una sólida formación y profesionalidad, y sus sentencias son criticables y recurribles, como lo es cualquier decisión de los otros poderes del Estado, lo que no se debe utilizar es la descalificación gratuita. Si es necesario cambiar o modificar la Ley habrá que hacerlo con sensatez y humildad. No valen ni las soberbias, ni las visceralidades, ni las precipitaciones.

Esperemos que pronto exista una directiva de la Fiscalía General del Estado que deje claro algunas interpretaciones y dé `prioridad “al amparo de las víctimas”, y que así mismo el Supremo resuelva por la vía rápida sobre la “ley del sí es sí”, y fije un criterio en las próximas semanas sobre la rebaja de penas, que puede variar decisiones de otras instancias.

A pesar de que algunos se empeñen en lo contrario, España se está convirtiendo en una referencia mundial, y tras la cumbre de la OTAN que se saldó con un notable éxito organizativo, hace unos días se ha celebrado la 68º Sesión de Asamblea Parlamentaria de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, coincidiendo con el cuadragésimo aniversario la incorporación de nuestro País a dicha Institución.

En medio de este barullo y follón inapropiado, se agradecen las palabras del Presidente del Gobierno Pedro Sánchez, que ha recetado calma a propios y ajemos al apostar públicamente por “esperar a ver que dicen los tribunales y la fiscalía“, a que estos “unifiquen criterios y doctrina” y, a partir de ahí, analizar ”que pasos dar”.

 

Tu opinión importa. Deja un comentario...

Los comentarios que sumen serán aceptados, las críticas respetuosas serán aceptadas, las collejas con cariño serán aceptadas, pero los insultos o despropósitos manifiestamente falsos no serán aceptados. Muchas gracias.