HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

En los llanos del Jordán (entre Sucot y Sereda)


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

Al Templo de Salomón también se le conoce como el “Primer Templo de Jerusalén”[1]. Estaba situado en la explanada del monte Moriá donde, actualmente, se encuentra la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsa. Su edificación tuvo lugar en torno al año 952 a.C. bajo el reinado de Salomón[2] y se construyó para guardar en su interior el Arca de la Alianza[3], el candelabro de los siete brazos y los utensilios que se usaban para el culto.[4]

Lo que más llamaba la atención de este magnífico edificio eran las dos grandes columnas situadas en el pórtico. Cada una de ellas tenía asignado un nombre hebreo con un profundo significado espiritual. Cuando esos dos nombres se unían, su traducción representaba, simbólicamente, la estabilidad que debe de reinar en el interior del Templo, morada del Arca de la Alianza.

El rey Salomón tenía un superintendente, de nombre Hiram Abí, al que ordenó que las columnas se tenían que hacer en bronce moldeado y que los trabajos de fundición se debían realizar en las tierras arcillosas del llano del Jordán, entre las ciudades de Sucot[5] y Sereda[6]. En ese lugar también se realizaron las vasijas sagradas.[7]

La altura de las columnas era de diecisiete codos y medio cada una, con un contorno de doce codos y un diámetro de cuatro. Estaban huecas y tenían un espesor de cuatro pulgadas (el ancho de una mano). Se cree que los constructores del Templo depositaban en su interior los planos y los archivos.

Estaban adornadas con dos capiteles, de cinco codos de alto cada uno, y engalanados con mallas, lirios y granadas. Los lazos de la malla simbolizaban la armonía, las granadas la abundancia y los lirios, por su blancura, la paz. En cada capitel había dos hileras de granadas y cien en cada hilera. En la parte superior de cada columna se colocó una esfera, una con el globo celeste y otra con el globo terráqueo. Se las consideró terminadas, cuando fueron cubiertas por la malla o dosel.

Fueron erigidas para recordar a los hijos de Israel los resultados prodigiosos que produjeron las columnas de fuego y nube. El fuego, que dio luz a los Israelitas en su huida de la esclavitud de Egipto; y la nube, que esparció las tinieblas sobre el faraón y su ejército cuando intentaron alcanzarlos. El rey Salomón ordenó colocar las columnas a la entrada del Templo porque consideró que era el lugar más apropiado para que los fieles, al acudir o regresar de los oficios divinos, recordasen la feliz liberación de sus antepasados.

 

[1] Este primer Templo fue saqueado por el faraón Sisac en 925 a.C. y destruido por las tropas babilónicas del rey Nabucodonosor II durante el segundo asedio a Jerusalén en el año 587 a.C. En el año 515 a.C. se construyó “El Segundo Templo” en el mismo lugar en el que antes había sido construido el primero. Se erigió por iniciativa de Zorobabel. Este “Segundo Templo fue destruido por las tropas de Tito en el año 70 d.C. (Esdras 6.15.16)

[2] En el cuarto año del reinado de Salomón.

[3] Era un cofre de madera de acacia bañado en oro que contenía las tablas de los Diez Mandamientos.

[4] “Primer Libro de los Reyes, capítulo 6 y “Segundo Libro de las Crónicas”, capítulos 3 y 4.

[5] Esta ciudad se encuentra en el lado este del río Jordán, cerca del arroyo de Jacob. El lugar se llama así porque Jacob hizo una casa y unos cobertizos para el ganado y le puso el nombre de Sucot o cobertizos (Génesis 33:17). Más tarde la ciudad perteneció a la tribu de Gad (Josué 13:24-27).

[6] Aquí nació Jeroboam de la tribu de Efrain, que se rebeló contra Salomón. [7] 1 Reyes 7: 45-46.

 

Es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valladolid. DEA en Farmacología por la Universidad de Valladolid. Médico. Actualmente Doctorando en Historia Contemporánea en la Universidad de Extremadura. Coautor junto con Victor Berástegui y Juan Antonio Sheppard del libro "Masonería. Todo lo que siempre has querido saber sobre esta Institución" ( Editatum ). 2019. Ha presidido la Gran Logia General de España y el Supremo Consejo de España.