Quantcast
ÚNETE

Asesinatos y agresiones contra homosexuales, que pasaron inadvertidas en democracia

Datos, testimonios y escritos sobre los últimos 70's y los 80's.

El desarrollo del movimiento lgtb en nuestro país tuvo un arranque con alti-bajos. Salimos con fuerza a las calles de Barcelona, Madrid, Sevilla, Bilbao y Valencia, ente 1977-1980. Pero luego hubo un bajón, fruto del éxito al conseguir la retirada de la homosexualdiad de la Ley de Peligrosidad Social (1978) y la legalización de las asociaciones lgtb (1980). Se vaciaron los frentes de liberación gay para llenar las pistas de baile de las discotecas de ambiente. Varios frentes de liberación gay desaparecieron. Para la inmensa mayoría poder salir de copas sin miedo a las redadas policiales e ir a bailar, significó una liberación en contraste con la represión de la reciente dictadura. Todavía persistió auto-homofobia y doble vida, -existen aún hoy-, pero poder moverse sin riesgos era fantástico. Fue un cambio esencial para aquella generación lgtb que venía de la clandestinidad. Otro capítulo a tratar será la situación de los soldados homosexuales en el ejército,todo un mundo casi silenciado.

En este marco de desmovilización organizativa, agresiones y hasta asesinatos pasaron medio desapercibidos, fueron notas de prensa ante las que nadie se movió. Sería interesante realizar una relación exhaustiva de todas las víctimas desde 1977 hasta los 80's. No hay pues datos acumulados de ese período, pero en los 90's las nuevas entidades lgtb inician la denuncia de la lgtb-fobia. Más adelante se crean los Observatorios de la lgtbi-fobia.

La prensa durante el franquismo ("El Caso", "PORQUE"..), ante asesinatos de este tipo los calificaba despectivamente como “crímenes pasionales”, como en otros países todavía ha venido ocurriendo. Una manera más de demonizar a los “invertidos”. De aquella primera década de la recién recobrada democracia, me parece necesario relatar los pocos casos conocidos de violencia contra gays. Seguro que no están todos y algunos seguramente quedaron sin conocer el móvil del asesinato.

El periódico “Mundo Diario” del 23 de noviembre de 1979 (edición de Barcelona), bajo el titular de: -Asesinan a “carrozas”-, relata las muertes en sus domicilios de tres gays mayores, a manos de presuntos “chaperos”, -algunos supuestamente de origen magrebí- que solo buscaban robar a sus presas. Se describen tres casos de idéntico recorrido: contacto con la joven prostitución masculina e invitación al domicilio del cliente. Carlos Travers, decorador, apareció estrangulado con un cable eléctrico. La portera de su escalera le vió entrar acompañado de un joven de buena planta.

Así mismo sucedió también en la vivienda de un catedrático de instituto y de un albañil, todos estos casos en Madrid, aunque los hubo en todas las grandes ciudades españolas. Las agresiones y robos durante los 80's, nunca se podrán contabilizar, pues en su mayoría las víctimas no denunciaron para no ser identificados como homosexuales. Además la aparición del vih/sida estigmatizó al mundo gay.

El desaparecido diario “El Noticiero Universal”, con fecha 18 de junio de 1983, da cuenta de una condena a 15 años de cárcel a un joven (menor de 18 años) por matar a un hombre de 52 años, separado y padre de seis hijos. Los hechos ocurrieron en la playa de la Cortadura en Cádiz. Tras prestar el joven sus servicios, se originó una fuerte discusión pues éste no recibió la cantidad de dinero previamente acordada. La víctima murió desangrada tras recibir cinco puñaladas.

De forma intermitente se dieron casos de agresiones y algunos asesinatos de gays en Sitges, hasta hubo un caso en que la Audiencia de Barcelona no apreció ensañamiento del joven que asestó 111 puñaladas a su víctima. Fue condenado a siete años de cárcel (17 de diciembre de 1985).

Los frentes de liberación gay apuntaban que la presión social estaba en la base de tal violencia. Se trataba de homosexuales mayores, -denominados en el ambiente como “carrozas”- que no tenían otra opción de ligue y que no osaban acudir a locales gays por “si eran vistos” y por su escaso éxito en un ambiente donde primaba la juventud. Una muy dura situación personal que ya venía del franquismo. El término “carroza” se usaba con significado despectivo en el argot de la clandestinidad homosexual y luego pasó al lenguaje popular para designar a la gente de edad avanzada.

ESCALOFRIANTE RESEÑA DE ASESINATOS DE HOMOSEXUALES:

El completo libro “LA SOCIEDAD GAY. Una invisible minoría” Editorial Foca, 2001 de Juan Antonio Herrero Brasas, da cuenta de más casos. En el capítulo “La violencia contra gays y lesbianas” páginas 323 y 324, podemos acceder a una larga relación de agresiones y crímenes contra homosexuales, que la prensa recogió desde finales de los 70's, hasta iniciados los 90's. En este libro se pueden consultar algunas páginas accesibles vía internet, como por ejemplo las indicadas. Basta con ir a Google, encontrar la entrada del libro y buscar: -la sociedad gay una invisible minoría violencia contra gays y lesbianas- y aparecen directamente las dos páginas mencionadas.

Este libro es un compendio muy indicado para conocer la dinámica del movimiento lgtb hasta el año 2000, incluida una extensa visión internacional. Muy recomendable, aunque quedan muy pocos ejemplares a la venta en librerías especializadas de Barcelona y Madrid. Muchas gracias Juan Antonio por tu dedicación al movimiento lgtb, por éste y por otros textos.

Hay toda otra gama de libros de referencia que tratan de estos casos bajo el franquismo y que abordaré próximamente.

Gracias a tantas autoras y autores que han rastreado las agresiones homófobas en los inicios y antes de la actual democracia (Héctor Anabitarte, Arturo Arnalte, Juan Ramon Barbancho, Kerman Calvo, Armand de Fluvià, Leopold Estapé, Oscar Guasch, Alberto Mira, Antoni Miravet, Nazario, Fernando Olmeda, Ramón Martínez, Javier Ugarte, Olga Viñuales, entre otras y otros ). Disculpas por si hay alguna omisión, del todo involuntaria.

La crisis del vih/sida tuvo en nuestro país poca literatura que abordase el testimonio de aquellos años terribles, como fue la espléndida obra de Vicent Aliaga.

Queda otra generación más reciente de escritoras y escritores que aterrizan en el período comprendido entre finales de los 90's hasta bien entrado este siglo XXI y que son muy interesantes de conocer por las nuevas ideas y reflexiones que han aportado. También haré la merecida referencia.

La historia lgtbi, un camino de agresiones que supimos superar.