Quantcast
ÚNETE

Mutilación genital femenina: pasado remoto e historia reciente

Esta terrible práctica sigue azotando a millones de niñas en nuestro
 planeta. Absolutamente prohibida en muchísimos países, persiste como 
tradición practicada en secreto (incluso entre algunas personas 
inmigradas a la UE, donde es un grave delito).
 Es interesante buscar y conocer de dónde procede y como se expandió por
el mundo.

Habitualmente está asociada al islam y eso es del todo erróneo. 
Los antiguos historiadores Herodoto y Estrabón citan la existencia de 
momias de mujeres egipcias donde se aprecia tal mutilación. En todo caso, 
se practicó en la zona del Alto Nilo y se menciona en el Papiro 163, del
 año 163 ANE (Antes de Nuestra Era). Todo apunta a su aparición entre hace 5.000 o 6.000 años en el centro del continente africano. Desde allí se fue extendiendo hacia el noreste (Egipto y Somalia) y hacia el noroeste (Golfo de Guinea). Fue, por tanto, anterior al cristianismo y al islam. 
Su arraigo fue tan profundo que la expansión de las religiones no pudo 
acabar con esta lacra, que permaneció siglo tras siglo en las áreas
 geográficas donde llevaba implantada desde incontables generaciones 
atrás. Hubo pues mutilación genital femenina entre las antiguas egipcias
 y las esclavas así tratadas, que tenían mayor precio en los mercados de
 la Roma Imperial. La llegada del cristianismo y luego del islam en las 
citadas zonas de África tuvieron que aceptar esa tradición milenaria
 allí donde estaba profundamente arraigada. Hubo pues mujeres que
sufrieron esta terrible agresión entre las cristianas, las cristianas
 coptas, las mujeres de religiones animistas, así como las musulmanas. Nótese 
que no existe la mutilación genital femenina allí donde no fue 
tradición, sea hacia el este del continente africano (península
 Arábiga), ni en el oeste (Argelia y Marruecos), donde sí llegó el islam.
 De forma independiente apareció también en algunas zonas de Australia y
 de Filipinas.

En Suramérica es una práctica de la etnia Embera, que se distribuye en 
zonas adyacentes al Pacífico, Colombia, este del Paraná y noreste de
 Ecuador. Por otra parte, la antropología discute si fue introducida por 
monjas en el siglo XVIII, pero ciertamente el ingente número de esclavas
 y esclavos secuestrados en África, precisamente de zonas del Golfo de
 Guinea, trasladó esa práctica allí donde llegaron y permaneció 
generación tras generación, hasta ser combatida más tarde.

Estamos hablando de pueblos antiguos y de culturas llamadas
 “primitivas”, pero el civilizado mundo occidental también practicó la
 mutilación genital femenina entre los siglos XVIII y XX, tanto en Europa, especialmente en el Reino Unido, como en los EEUU. Se aplicaba a
mujeres “histéricas”, “tristes”, “lesbianas” y “ninfómanas”. El último
caso en Europa data de 1948, aunque a inicios del siglo XX la ciencia y 
las sociedades médicas ya habían rechazado esta tremenda agresión, una 
clara imposición de carácter patriarcal y machista. 

Militante de la Juventudes Comunistas de Catalunya (JCC) y del PSUC en la clandestinidad del franquismo. Pasó dos veces por la cárcel. En los 80's fue miembro del Comité Central y del Comité de Barcelona del PSUC.

Ocupó en 1980 el cargo de coordinador general del Front d'Alliberament Gai de Catalunya (FAGC) y en 1986 lo abandona para co-fundar Gais per la salut (luego Stop Sida) y la federación de entidades Coordinadora Gai-Lesbiana (CGL), de la que fue secretario general hasta 1999. A continuación fue electo como presidente de honor de la CGL. También fue co-secretario general de la International Lesbian & Gai Association (ILGA), desde 1995, reelecto en 1997, hasta 1999.

En 1992-93 trabajó como coordinador de la campaña “Democracia es igualdad” del Ministerio de Asuntos Sociales (entonces con Matilde Fernández), campaña contra la intolerancia integrada por 11 grandes ong's estatales. El spot de tv de “Democracia es Igualdad” recibió un galardón de la ONU.

En los 90's se aleja de ICV y en 1999 formó parte de la candidatura de Pascual Maragall a la Generalitat de Catalunya. Desde entonces sigue como independiente en la órbita socialista.

Ha recibido numerosas distinciones y premios, tanto desde las asociaciones lgtb, como de las instituciones civiles. Medalla de Honor de la Ciudad de Barelona y Creu de Sant Jordi. Premio Pluma 2019 de la FELGTB.