Quantcast
ÚNETE

La contribución a los ODS por parte de la Guardia Civil

A estas alturas de la película hay poca gente, de entre nuestros lectores, que no haya oído hablar de los ODS, los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Pero, por si alguien ha llegado tarde al comienzo de la misma, le pondremos al día diciendo que en 2015 los líderes mundiales consensuaron un conjunto de 17 objetivos globales (compuestos por 169 metas) con el objetivo de erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos sus habitantes como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible de cara al año horizonte de 2030.

Dicho de otra manera, las personas sólo avanzaremos si somos capaces de centrarnos y trabajar conjunta y coordinadamente en aquello que nos une (que siempre es mucho más que lo que nos separa) y llevar a cabo una serie de acciones encaminadas a conseguir una sostenibilidad social, medioambiental y económica que nos proporcione el desarrollo deseado y mejore, y conserve para las generaciones futuras, el planeta que habitamos. De hecho, el lema del pasado año fue “No dejar a nadie atrás”, lo cual supone en sí mismo una clara y decidida declaración de intenciones para trabajar todos conjuntamente en aras del objetivo anteriormente mencionado.

Dicho esto, y conociendo el guion de la película, se hace necesario conocer a los actores que participan en ella. Y no son otros que aquellas personas, empresas e Instituciones que, con sus acciones, permiten y facilitan el desarrollo de la misma.

Evidentemente, hay muchas Instituciones, asociaciones, empresas, grupos, colectivos, etc. que luchan porque cada día sea un poco mejor gracias a su cuidado, su entrega y sus acciones sostenibles en la sociedad de la que forman parte.

Y como decíamos antes, en la película hay diferentes actores. Y me pregunté qué es lo que la Guardia Civil, nuestra Guardia Civil hace en favor de estos Objetivos de Desarrollo Sostenible, en favor de la sociedad, del Medio Ambiente, y del planeta, en general. Y esto es especialmente importante si tenemos en cuenta que este Benemérito Cuerpo lleva 175 años sirviendo a nuestra sociedad.

Pero esas acciones que hasta no hace muchos años se circunscribían a nuestra nación, España, hoy, gracias al buen desempeño y su decidida vocación de servicio a la sociedad (sin importar origen, clase ni condición), constatada a lo largo de su Historia, se hacen extensivas en numerosas misiones fuera de nuestras fronteras, donde su trabajo es ampliamente solicitado, valorado y reconocido, tanto por instituciones como por la sociedad a la que van a ayudar. Algo sobresaliente tendrá este actor cuando lo llaman para protagonizar tantas películas y en tantos sitios.

Evidentemente, como muchas Instituciones y empresas públicas o privadas, la Guardia Civil se ha comprometido desde los inicios con los principios y Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Y si profundizamos un poco en la vida y desempeño de este actor, sabremos que la Guardia Civil fue el primer cuerpo policial en publicar una Memoria de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), la correspondiente al año 2013 (y publicada en 2014). Esto ya de por si es una declaración de intenciones o más bien, de acciones (“obras son amores y no buenas razones”, como diría nuestro Quijote) de este actor ante los cambios, retos y compromisos con la sociedad en este nuevo escenario, que todos queremos, “sostenible”.

Pero una cosa es el cúmulo de acciones que nuestra Guardia Civil hace interna y diariamente en sus procesos, que son muchas, y otra cosa es lo que la sociedad percibe como tal por la visibilidad que tienen en el exterior, en nuestro día a día. Y es aquí donde la película se empieza a poner interesante.

Si uno se acerca a los 17 ODS con atención y empieza a reflexionar sobre las acciones y trabajos que, de cara a la sociedad lleva a cabo la Guardia Civil, no nos costará mucho reconocer que nuestro Benemérito Cuerpo tiene acciones de amplia visibilidad en el exterior, es decir, de cara al ciudadano, en 11 de dichos objetivos. Lo cual no está nada mal…

Y como el movimiento se demuestra andando, voy a comentar sucintamente las acciones, unas más conocidas que otras, que se desempeñan en el día a día, en beneficio de la sociedad, y que tienen una clara influencia a favor del cumplimiento de estos ODS.

El objetivo 1 “Fin de la pobreza”, meta 1.3 “Implantación de sistemas de protección social” se lleva a cabo (hay otras muchas formas, por supuesto y no son excluyentes) mediante la firma de un acuerdo con el Colegio de Farmacéuticos de Madrid, mediante el cual, ante el conocimiento por parte del profesional sanitario de cualquier situación de abandono, malos tratos, etc. hacia una persona mayor, la Guardia Civil se interesa por el caso y se ejecutarán las acciones oportunas de cara a solucionar dicha situación de penuria y/o desamparo personal.

Si hablamos del objetivo 3 “Salud y Bienestar”, meta 3.5 “Prevención y tratamiento de abusos de drogas y alcohol”, puedo pensar en los controles de alcoholemia y drogas que se hacen en las carreteras y en las ciudades para prevenir la conducción bajo los efectos de estas sustancias. Y los daños que, debido a los accidentes, se provocan a la salud y a la vida de las personas. Accidentes que rompen familias, destruyen vidas y terminan carreras e ilusiones…Y ¡ojo!, mucho cuidado cuando llegan las fiestas navideñas, Semana Santa, o días de vacaciones y con ellas los desplazamientos, grandes o pequeños entre pueblos y/o ciudades.

La meta 3.6 “Reducción de los accidentes de Trafico”. Importantísima la labor que desempeña la Guardia Civil de Tráfico en la prevención de accidentes y la protección de la seguridad en los desplazamientos en las carreteras en nuestro país. Aquí la película, a veces ya no nos gusta tanto, sobre todo cuando el radar nos “casca” una multa (a mi me pusieron una, en una ocasión por velocidad, y no iba muy rápido, pero sí que sobrepasé el límite de velocidad, con lo cual pasé por caja así es la vida). Pero la verdad, a fuer de ser sinceros, es que nos protegen y, a veces, incluso de nosotros mismos debido a nuestras inconsciencias y acciones poco seguras al volante.

Pero pensemos también que cuando hay una dificultad en la carretera, accidentes, zonas de nieve en la carretera, etc. nuestro Benemérito Cuerpo está ahí para ayudarnos; tanto a los accidentados o directamente implicados, como a los que circulamos por dichas carreteras sin más implicaciones. Ahí si que nos gusta que estén y agradecemos su presencia y su ayuda, ¿verdad? Ahí los actores salvan la situación…y la película de nuestra vida continúa con normalidad y sin incidentes….

La meta 3.9 sobre “Reducción de muertes por contaminación química y producción” es la excusa para que aparezca un actor especial, el Seprona. Aquí la película empieza a tener momentos épicos. El Seprona es el grupo de mujeres y hombres especialmente entrenados para la lucha contra todo tipo de agresión, contaminación y disfunción hacia el Medio Ambiente. En cuanto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Seprona tiene una acción directa en la lucha hacia las agresiones y protección de los mismos. Vertidos industriales hacia la tierra, los cauces de los ríos o mares o emisiones a la atmósfera son detectados, analizados y perseguidos con el objeto de proteger la salud de las personas y del Medio Ambiente. La protección y el cuidado de la sociedad no puede ser más claro en este caso…

En cuanto al objetivo 5 “Igualdad de género”, la meta 5.2 se basa en “Eliminar todas las formas de violencia de género”. Pienso que, de todos es conocida la labor que la Guardia Civil realiza, desde sus funciones y competencias, para ayudar a prevenir y combatir esta lacra social que, en nuestros días, tiene lugar. Sus labores abarcan desde la alerta ante la incipiente violencia machista en algunos adolescentes, hasta las agresiones que, principalmente, sufren las mujeres, y las agresiones a los menores. En este aspecto nunca podremos agradecerles lo bastante el compromiso y dedicación que tienen hacia las víctimas, así como las labores de prevención que continuamente desarrollan.

Y a estas alturas de la película vuelve a aparecer el actor que tanto hace por el cuidado del Medio Ambiente, el Seprona, y lo hace en atención y en defensa del objetivo 6 “Agua limpia y saneamiento”, que en su meta 6.2 dice “Mejorar la calidad del agua. Reducir la contaminación y aguas residuales”, que en su meta 6.4 propone “Aumentar el uso eficiente de los recursos hídricos (extracción de agua dulce)” y que en la meta 6.6 habla de la “Protección de los ecosistemas relacionados con el agua”. Sabido es que el Seprona tiene competencias en casos de contaminación de las aguas dulces o saladas (es decir, ríos, pantanos o costas marinas), en las extracciones ilegales de pozos que, por España tienen lugar (para ser utilizada esa agua en la agricultura o en la industria) y en la protección, en general, de los ecosistemas. Esto es especialmente importante ya que el control de la calidad del agua que se devuelve a los ecosistemas y la cantidad de dicha agua que se extrae de las profundidades de la tierra, son esenciales para el Medio Ambiente. Y la protección y el equilibrio de los ecosistemas es importantísima ya que son los que son el lugar de vida y desarrollo de un gran número de especies.

En el objetivo 8 “Trabajo decente y crecimiento económico”, la meta 8.7 “Erradicación de la esclavitud, trata y trabajo infantil”. Las operaciones en contra de la trata de seres humanos en las que participa nuestra Guardia Civil, a través en este caso, de la Unidad Central Operativa, son efectivas e importantes, para eliminar, poco a poco, este cáncer de la sociedad y a quienes lo promueven y viven de él.

Si ahora nos fijamos en el objetivo 10 “Reducción de las desigualdades”, la meta 10.7 habla de “Facilitar la migración y políticas migratorias ordenadas”. Este es un tema gestionado a nivel político, pero no olvidemos que el Servicio Marítimo de la Guardia Civil, en infinidad de ocasiones ayuda a las personas inmigrantes que, en la mar, tienen verdaderos problemas con sus barcas (por llamarlas a veces, de alguna manera) y las han salvado de morir ahogadas.

El objetivo 11 “Ciudades y comunidades sostenibles”, tiene la meta 11.4 “Protección del Patrimonio cultural y natural” en la que nuestros actores realizan una importantísima labor en defensa de nuestro Patrimonio, bien sea sumergido, debido a los pecios (y hago una mención especial al Servicio Marítimo y a los GEAS) o terrestre, por las piezas artísticas y sitios arqueológicos, entre otros. Es una forma fundamental de proteger nuestra cultura y, por supuesto, nuestra Historia. También está la Unidad Central Operativa que, entre otras muchas labores, también persigue los delitos contra el patrimonio histórico.

Está la meta 11.6 que habla de la “Reducción del impacto ambiental en ciudades” y que tiene relación con todas aquellas actividades contaminantes en las que la Guardia Civil trabaja para controlarlas y eliminarlas.

Posteriormente pasamos al objetivo 12 “Producción y consumo responsables”, que en su meta 12.4 “Gestión de desechos y productos químicos” y en la 12.5 “Prevención, reducción, reciclado y reutilización de desechos”. La labor que realizan nuestros actores en el control de las mercancías, y su correcta gestión de cara a impedir fuentes de contaminación como vertidos ilegales, vertederos incontrolados, etc. es importante y muy necesaria; y más cuando hablamos de nuestro objetivo de llevar a cabo y desarrollar una economía circular, con los beneficios medioambientales, sociales y económicos que ella conlleva.

Ahora la película continúa, y lo siguiente es hablar del objetivo 14 “Vida submarina”, que, en su primera meta, la 14.1, ya nos habla de la “Prevención y reducción de la contaminación marina” y en la 14.6 nos advierte sobre “Combatir la pesca ilegal y excesiva”. Tanto en la prevención de la contaminación como en la vigilancia de nuestras costas y cuidado de la pesca en cuanto a tamaño de capturas especies protegidas o con cupos limitados de pesca, etc.. nuestra Guardia Civil ejerce un importante papel. Tengamos en cuenta que en estos dos puntos se habla de la contaminación de nuestros mares y de la existencia y gestión del alimento (la pesca) que nos proveen los mares. Poca broma en este punto, y una formidable labor del Servicio Marítimo de nuestra Guardia Civil y otras unidades.

Objetivo 15 “Vida y ecosistemas terrestres” y con esto nuestra película va tocando a su fin. Esto es terreno abonado para que el Seprona desarrolle, una vez más, todo su potencial poniendo el foco en la meta 15.1 “Asegurar la conservación y uso sostenible de los ecosistemas”, la 15.2 “Gestión sostenible de los bosques”, la 15.3 “Lucha contra la desertificación”, la 15.4 “Asegurar la conservación de los ecosistemas montañosos”, la 15.5 “Medidas contra la degradación y pérdida de biodiversidad”, 15.7 “Combatir la caza furtiva y especies protegidas” y finalmente, la meta 15.8 “Prevención de especies invasoras”. Aquí también hay un actor importante, como es la Unidad Central Operativa.

Realmente hablar de estas metas es hablar del Seprona, puesto que en todas ellas tiene una importante misión que desempeñar. Podemos hablar de la protección del Medio Ambiente y la lucha contra quienes provocan incendios, que echan a perder la superficie de la tierra, los bosques, etc. Por no hablar de la importante misión de la lucha contra la caza furtiva y la introducción dentro de nuestras fronteras de especies invasoras o protegidas por las leyes.

Y al llegar al objetivo 16 “Paz, Justicia e Instituciones sólidas”, metas 16.1 “Reducción de todas las formas de violencia”, 16.2 “Erradicación del maltrato, trata y explotación infantil”, 16.3 “Promoción del Estado de Derecho”, 16.4 “Reducción de las Corrientes financieras y de armas ilícitas” y 16.5 “Reducción de la corrupción y el soborno” es donde nuestra Guardia Civil, también a través de la Unidad Central Operativa, efectúa las labores que conducen a impedir la violencia en todas sus formas, como antes ya hemos comentado y prevenir y eliminar el maltrato infantil y su trata. Y no menos importantes son sus labores a favor de la lucha contra la corrupción, los delitos económicos, y la protección de nuestro Estado de Derecho, contra quienes pretenden robarnos tanto la economía como agredir nuestras leyes democráticas que componen el marco legal para la convivencia y el desarrollo tanto de las personas, como de nuestra nación que es España.

Hasta aquí he visto y narrado una película que habla de esfuerzo y dedicación, de honradez y discreción, de excelencia profesional y sacrificio continuo, etc., y todas estas virtudes, y con el Honor por divisa, están puestas diariamente al servicio de España y de quienes aquí convivimos. Y en este caso, además, en beneficio del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que son los que nos permitirán seguir viviendo de manera sostenible en nuestro país y en nuestro planeta.

Y en algún momento, al salir del cine, algún otro espectador podría decirme…oye…que te has olvidado de mencionar esta acción o servicio. Posiblemente sea cierto. Como en una película, o mejor dicho, en una buena película que nos guste verla varias veces, cada vez que la visionamos, descubrimos nuevas cosas y matices diferentes y aquí sucederá lo mismo.

Cuanto más nos acercamos a conocer el Benemérito Cuerpo, hablamos con sus profesionales, mujeres y hombres que, desde sus diferentes unidades, todas igualmente importantes y al servicio de España y quienes en nuestro país viven, todos los días ejercen su labor discreta y eficazmente, más nos sentimos orgullosos de que presten ese servicio a sus conciudadanos.

Al final es decisión de cada uno considerar si estos actores son merecedores de un premio o reconocimiento por su papel en esta película.

Para mí si….y como hemos escuchado muchas veces….”the Oscar goes to….” la GUARDIA CIVIL.