Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Cosas que puede que no hayas oído sobre Catalunya


Como español bilingüe, llevo leyendo desde ayer, -especialmente en inglés- comentarios, tweets, opiniones y artículos con información completamente incorrecta. Por lo que creo necesario comentar varios puntos.

- El Tribunal Constitucional NO ha juzgado el referendum ilegal, ni mucho menos el gobierno de España, que no tiene ese poder. Es cierto que el Tribunal Constitucional ha admitido a trámite la demanda del gobierno dando a entender que "podría" ser anticonstitucional y hasta que el Tribunal Constitucional emita ese juicio, queda temporalmente paralizado. Eso es todo.

- Nuestra constitución data de 1978, y fue votada positivamente por la gran mayoría de los catalanes, (al contrario que el pueblo vasco, por ejemplo). Y si, es la misma constitución que ahora deciden desobedecer.

- Si el independentismo catalán quisiera cambiar la constitución debería luchar por ello usando las herramientas de la democracia, hacer ruido por ello, y ponerse en contacto con los medios de comunicación internacionales hablando de ello. Pero no se han oído las palabras “constitución” o “reforma” dentro de su mensaje. ¿Por qué? Porque eso sí es alcanzable, eso sí tiene sentido. Los independentistas quieren un proceso ilegal que cree mártires y tras el día de ayer ya tienen varios.

- Cabe destacar que el movimiento político independentista nunca ha tenido una mayoría en Catalunya, prueba de ello son las últimas elecciones autonómicas. Por ello radicalizar a los jóvenes con un enemigo común inventado, -el gobierno de España- es una forma genial de ganar votantes en las próximas elecciones.

- Cuando se introduce el referéndum a toda España, el argumento mayoritario del independentismo es “acorde a leyes Europeas podemos…” Europa ha dicho NO. En múltiples ocasiones. La comisión Europea, con Jean-Claude Juncker a la cabeza les ha dicho que NO pertenecerían a la EU ni entrarían en su política monetaria común, y por tanto no tendrían euro. Los independentistas siguen mintiendo a los catalanes con sueños y promesas.

Es más, la Comisión de Venecia, que regula a nivel europeo la legitimidad para referéndums similares, dijo dos cosas; Una, que si no se adaptaba a la Constitución española, el referéndum catalán sería ilegal. Al contrario que por ejemplo, el referéndum escocés. Y dos - un dato poco repetido dentro de nuestro país- que para que cualquier referéndum tuviera validez europea, el aviso -legal- del mismo debe ser ejecutado un año natural antes del mismo. Y no menos de un mes, como Puigdemont y sus secuaces pretendían. -

Las detenciones y registros de ayer no fueron ordenados por “el gobierno de España” como se puede leer en medios internacionales. Pequeña lección Constitucional, ningún gobierno español puede ordenar detención alguna, ya que España está regida por tres poderes, ejecutivo, legislativo y judicial, con una separación absoluta de responsabilidades. Las actuaciones de ayer de la policía fueron ordenadas por el Juzgado Número 13 DE BARCELONA. ¿El juez? El letrado catalán Juan Antonio Ramirez Sunyer con su apellido casi gentilicio que lo acompaña.

- Mi conclusión es que mucha gente influyente a nivel internacional está haciendo eco de información incorrecta y noticias desinformadas, dando opiniones en materias que no entienden. Tribunales europeos, leyes europeas, leyes nacionales -votadas por ellos mismos- y cuerpos del estado en Catalunya lo tachan de ilegítimo e ilegal.

¿Está todo el mundo, - catalanes incluídos - en contra de Catalunya? ¿O estamos contra el pseudoindependentismo neofascista de unos cuantos?

Desde una perspectiva personal estoy totalmente a favor del federalismo. Simpatizo con el referendum legítimo de Escocia, - y otro futuro referendum posbrexit que creo, deberá tener lugar - Y deseo fervientemente que podamos tener un debate abierto sobre la Constitución votada por nuestros padres hace poco más de 30 años, porque no olvidemos, que somos la democracia más joven de Europa.

Pero hagámoslo en un foro legítimo de debate. No un proceso universalmente considerado ilegal con el único objetivo de radicalizar, generar odio o ganar nuevos - y jóvenes - votantes en las próximas elecciones autonómicas.