Quantcast
ÚNETE

Él ha muerto

Él ha muerto,

yo lo he matado con mi indiferencia,

con la luz de mi ilustrada ciencia.

 

Tú lo mataste

con tu búsqueda inaudita

de esa infinita nada que nos amenaza.

 

Jugamos la baza,

y ganamos.

 

Ellos lo mataron

con la lectura de un saber impreso

que aun en prosa o en verso,

les narraba las delicias

de una libertad absoluta.

¿Qué importa si vivían en palacios

o andaban en gruta?

 

Lo importante era saber,

no intuir;

importaba gozar,

no vivir.

 

El conocimiento infinito 

que hace del «Ser humano» un mito

sin importarle la esencia 

de su extraña presencia

sobre este escenario

con salida hacia esa nada que nos amenaza.

 

Jugamos la baza,

y ganamos.

 

Aquí andamos, solos,

sin nada de divina llama,

nadie nos juzga, nadie nos ama.

 

Libres, no existe culpa,

no rendiremos,

no habrá presencia;

hortelanos libres

dueños de nuestro huerto.

 

Hoy saltó la noticia:                  

Dios ha muerto.

Del poemario La muerte de Dios

(Ediciones Vitruvio)

Fotógrafo, cantautor y compositor madrileño, con cuatro poemarios editados: Para Isabel. Gritos de amor contra el Alzhéimer (Sial-Pigmalión, 2011); La muerte de Dios (Ediciones Vitruvio, 2015), Del Humor, al Amor, al Horror (Ediciones Vitruvio, 2016) y ATENTA MENTE VUESTRO (Los Libros del Mississippi, 2019).

Como cantautor participó en el Festival de Benidorm 1980, llegando a la final y ganando el premio a la Mejor Letra de Canción; igualmente ganador del Festival de Brunete 1982. Edita con la discográfica Phonogram Philips un LP con el título Alberto Morales.

Ha participado poética y musicalmente en varios homenajes, entre ellos el Homenaje de las Artes a Miguel Hernández: Tres heridas celebrado en el Ateneo de Madrid con motivo del centenario de su nacimiento (10 de septiembre 2010), así como el Homenaje a Carlos Oquendo de Amat en la Casa de América (2007).