Del enfado a la utilidad

El último barómetro del CIS, a pesar de ser la muestra más fiable de todas las encuestas por el universo de población consultada, desde el punto de vista de los pronósticos electorales hemos de tomarlo con prudencia y precaución , por tres razones, que podrían ser muchas más, cuantitativa y cualitativamente.

En primer lugar la enorme volatilidad del voto, la dificultad de saber hasta dónde pueden llegar los índices de participación el próximo 10 de Noviembre y por tanto los de abstención y finalmente cuál va ser la repercusión de MAS PAÍS, dentro del panorama electoral., nos sitúan en un escenario de incertidumbre, en el que no tenemos parámetros anteriores de referencia.

Hay algo en lo que coinciden todas las encuestas de los últimos meses y el propio barómetro del CIS, y es que la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas consideran que la política y los políticos son el segundo problema de este País. El 80% de los encuestados, no ya por el hastío sino por el enfado califican la situación política de “mala” o “muy mala”.

Es hasta cierto punto admisible que la gente esté muy enfadada, pero si nos quedemos ahí y no hacemos nada, o ponemos nuestra parte en el bloqueo y animados del cabreo, nos decimos “pues no voy a ir a votar”, estaremos cometiendo un grave error, como ciudadanos y como demócratas.

Aunque nos cueste, por muchas razones que creamos tener, hemos de mojarnos, superando hartazgos, rechazando las traiciones y deslealtades de algunos, y las incompetencias de otros, hemos de coger nuestro voto el 10 de Noviembre y depositarlo en la urna.

Hemos de pasar del enfado a la utilidad., y hemos de reconocer que el partido que ha demostrado más compromiso y ser útil a los intereses de nuestro País ha sido y es el PSOE. Por tanto tenemos que sumar y no restar, formar parte del bloque antiabstencionista para que nadie se quede en su casa, y dejen que otros decidan por ellos.

Créanme, no intento venderles la moto, pero cualquier persona sensata, coincidirá conmigo que España, más que nunca necesita un Gobierno progresista, alguien que nos haga AVANZAR, y quien mejor lo puede garantizar en estos momentos es el PSOE.

El pasado lunes, Pedro Sánchez, como candidato, Presidente en funciones y Secretario General presentó el lema de campaña del PSOE para las Elecciones que se celebrarán el próximo 10 de Noviembre “Ahora Gobierno, Ahora España”. Una izquierda que ni entrega, ni oculta ni se avergüenza de la palabra España.

Este País no está para juegos ni experimentos, tampoco para repetir aquello de lo que tuvimos que salir, sino que es preciso que exista estabilidad y coherencia. Nos sobran los timos, las trolas y las mentiras, y tampoco podemos confiar en los que deben aclarar sus barullos, sus peleas internas, y sus ajustes de cuentas.

La derecha, que quiere liderar Casado, como Presidente del PP, está en la operación de SUMA ESPAÑA, que ya tiene registrada desde hace un tiempo, pero de momento, Rivera no traga y además los populares han animado a los restos De UPyD que se presenten en solitario para ver que le pueden pescar a los naranjas, además de lo que pierdan por si solos.

Los españoles no podemos ni debemos ver a nuestros políticos como quienes están anclados en el pasado, o aquellos que solo miran hacia atrás, o los que son un problema, en lugar de formar parte de la solución con sus propuestas y proyectos.

Estamos ante una disyuntiva, o superamos el populismo y reforzamos la democracia o nos encerramos en una burbuja, de la que debemos salir con contundencia y claridad, con un proyecto progresista, basado en una sólida oferta programática, una mayoría parlamentaria que la comparta y apoye, y un Gobierno dispuesto a llevarla a cabo.

Tenemos excelentes analistas, pero nos hemos de dotar de gobernantes valientes, comprometidos y decididos con una política progresista, y esa opción quien mejor la representa es el PSOE. La derecha ha demostrado que no tiene soluciones para este País y UNIDAS PODEMOS, además de su confusión, tiene una profunda crisis de división, de la cual ha surgido MAS PAIS, con Errejón al frente, como si fuese algo nuevo y distinto.

No podemos olvidarnos que España, lo que menos necesita son peleas y enfrentamientos, sino acuerdos, nada de odios sino conciliaciones, mucho diálogo y nada de conflictos. Por ello hemos de movilizarnos todos los progresistas de nuestro País, desde los que el 28 de Abril no fueron a votar hasta que han comprobado que su voto no ha sido útil.

Hemos de pasar del enfado a la utilidad, y eso solo tiene un camino demostrado el PSOE, que históricamente y en los últimos meses, salvando todas las dificultades , ha demostrado que se puede hacer política en beneficio de la mayoría social y además que tiene la sensibilidad para recoger en 370 medidas lo que la sociedad civil reclama.

La ciudadanía necesita un Gobierno que defienda un empleo digno y unas pensiones justas, que ejerza con un feminismo militante y activo, y luche con medios y decisión contra la violencia de género y la desigualdad social, mejorando nuestra calidad democrática y fomentando nuevos derechos.

Un Gobierno progresista que combata el cambio climático con medidas eficaces, y apueste por el avance científico, tecnológico y la transición digital. Que tenga como objetivo prioritario, que seamos una España moderna, abierta a Europa y al mundo, en la que se fortalezca la estructura autonómica, sin provocar desequilibrios territoriales y en la que el reto demográfico sea fundamental para un desarrollo sostenible de la España rural y vacía.

Hay quienes han de ocultar su verdadero rostro, colocándose todo tipo de maquillaje, mientras el PSOE ha mantenido siempre su coherencia, su visión de Estado, colocando los intereses de España por encima de cualquier intención partidista y electoralista Es quien mejor puede garantizar la gobernabilidad de este País.

El pasado fin de semana en el 130 aniversario de la UGT , que fundara Pablo Iglesias , el mismo que creo hace 140 años el PSOE , junto a su actual Secretario General Juan Carlos Pérez , estuvieron Dilma Rousseff , ex Presidenta de Brasil, junto con la Vicepresidenta del Gobierno de España, Carmen Calvo y el líder de MAS PAÍS , Iñigo Errejón.

Mientras en la Fiesta del Partido Comunista de España, se reunían Alberto Garzón, Coordinador General de Izquierda Unida y “el mayor cerebro que ha dado la izquierda a nivel universal”, el secretario General de PODEMOS, Pablo Iglesias, nada que ver con el fundador de la UGT y el PSOE, Cada cual en su sitio. Los socialistas en su lugar y los comunistas en el suyo.

Hemos conocido el pasado martes día 30 de Septiembre la Sentencia completa del Tribunal Supremo que da luz verde a exhumar ya a al dictador Franco porque no hace falta licencia urbanística, y considera que el plan del Gobierno de Pedro Sánchez no infringe la legalidad porque no es una obra mayor, ni contradice las normas subsidiarias del Ayuntamiento de San Lorenzo del Escorial.

La campaña oficial que comenzará a primeros del próximo mes de Noviembre, no puede ni debe ser una cacería, una batalla de todos contra todos, un manual del todo vale y sálvese quien pueda, un ejercicio de no asumir responsabilidades , sino catálogo de propuestas para resolver nuestros problemas.

El próximo 10 de Noviembre tendremos que hacer de nuevo que triunfe la democracia con nuestros votos. Son unas elecciones arriesgadas para la izquierda: Nadie puede ni debe quedarse en casa. Tenemos grandes problemas como País en los próximos meses, entre ellos el tema catalán, que exige una respuesta sensata y firme de un Gobierno progresista.

Sánchez, como Presidente en funciones ha dejado claro, que el Gobierno recurrirá los últimos acuerdos del Parlamento de Cataluña y si es necesario, y el señor Torra, vulnera la legalidad constitucional, no dudará un momento en aplicar de nuevo, el artículo 155, y les ha advertido que “no jueguen con fuego”.

Ahora, solo nos queda guardar nuestro enfado en el baúl, y combatir con todas nuestras fuerzas aquellos que a toda costa, quieren volver a hacer de las suyas, santificando y glorificando a Aznar y Rajoy a través de Casado y su lugarteniente Rivera, con el apoyo de Abascal. Tres personas distintas y un solo credo. España necesita más realidades y menos marketing y eslóganes. Un Gobierno estable y progresista, que nos permita AVANZAR.